Bien, ya hemos aprendido a encontrar esa ideal genial que queremos transformar en nuestro negocio online. También hemos comprobado que nuestra propuesta de valor nos diferencia del resto de profesionales de nuestro nicho, a los que, por cierto, no vemos como competencia, sino como aliados. También hemos trabajado nuestra primera estrategia para conectar el desarrollo y evolución de nuestro negocio con el nuestro. ¿Qué nos queda? ¡Ah sí! Un tema que a todas, alguna vez, nos ha traído de cabeza:

Aumentar la Visibilidad de tu Negocio Online

¿Empezamos por el principio? ¡No te preocupes por la visibilidad! Es algo que surge solo si estás haciendo las cosas bien desde el principio. Es decir, si has dedicado tiempo a analizar tus valores, organizar tus prioridades, diseñar tu propuesta de valor, planificar una estrategia base para conectar con tu audiencia y has analizado los distintos ciclos por los que pasa tu cliente ideal… ¡es cuestión de tiempo que te encuentren!

Pero… entiendo que a veces nos impacientamos y queremos los resultados para ya. Y si puede ser para ayer, pues mejor. Pero recuerda… las prisas no se llevan nada bien con nuestra creatividad e inspiración. Por lo tanto, si intentas acelerar el proceso sin haber desarrollado con cuidado las etapas anteriores, corres el riesgo de perder el norte: agobiarte, desmotivarte, frustrarte… incluso pensar en tirar la toalla.

Abandonar no es una opción si has descubierto que te apasiona lo que haces y, más aún, que es tu misión de vida, tanto a nivel personal como profesional. Es la solución fácil. Cierro y a otra cosa. Pero piensa que si decides dejarlo todo ante el primer obstáculo que te encuentres… estarás tirando un montón de tiempo que ya has invertido en tu negocio online a la basura. Tú sabrás cómo valoras tu tiempo…

Pero no estoy aquí para convencerte, esa no es mi labor con este proyecto. Recuerda que la decisión y la responsabilidad de lo que decidas hacer, es siempre tuya. Yo puedo guiarte, orientarte, aconsejarte… pero siempre desde mi propia experiencia que, como ya sabes, no tiene por qué coincidir con la tuya. Así que, decidas lo que decidas, ¡ánimo! Es tu vida, haz con ella lo que te plazca.

Por si decides quedarte y transformar los obstáculos en oportunidades para seguir aprendiendo y creciendo, hoy quiero compartir contigo una serie de tips 100% prácticos que puedes probar en tu negocio online para aumentar tu visibilidad en internet. Recuerda: mi experiencia no es la tuya, mi negocio no es el tuyo, yo no soy tú. Estos tips son generales, si necesitas una atención más personalizada, puedes agendar una cita conmigo desde mi página de sesiones estratégicas.

Tu contenido: dónde sea, pero práctico y útil

Sí, el contenido sigue siendo el rey. Pero con algunos cambios.

Puedes crear: posts, vídeos, podcast, newsletters, grupos, vídeos en directo… Es decir, que el formato ahora puede ser el que te resulte más cómodo a ti y a tu audiencia. No hace falta tener un blog, aunque sigue siendo una herramienta estupenda para posicionarte en Google de forma orgánica, pero prescindible.

Si te animas a hacer vídeos en directo, puedes emitir a la vez en tu grupo de Facebook y en Instagram, para duplicar las posibilidades de ser vista. Quién no esté en una red, puede que esté en otra. También puedes descargarlo, subirlo a tu plataforma y hacer llegar el enlace a tus suscriptores. Incluso subirlo a tu web para dar forma a un nuevo post.

Como ves, el material que creamos podemos reutilizarlo sin problema y darle vida en distintos canales de comunicación. Porque lo que de verdad importa es que ese material sea útil a nuestra comunidad, aporte soluciones prácticas y efectivas, invite a pasar a la acción o a reflexionar.

Es decir, que no lean, escuchen o vean tu contenido y se pongan a otra cosa. Si no son sugerencias 100% prácticas, al menos que animen a tu público a pensar sobre ello, reflexionar, hacer algo distinto. La única forma de ayudar a tu público es conseguir que actúen y dejen de consumir contenido sin aplicarlo. Así no cambia nada, no obtienen resultados y su confianza en ti no aumentará.

Estar presente, siempre, dónde sea

Sí, querida. Vas a necesitar días de 48 horas… ¡o apuntarte a mi Masterclass Productividad contra el Caos! Porque ahora nuestra comunidad nos quiere presentes, activas, al otro lado de la pantalla, del correo o del móvil. El medio da igual, dónde tú y ellos os sintáis más cómodos, pero quieren saber que estás ahí cuándo te necesiten.

Por supuesto, tú tienes tus horarios, tus límites, y hay que respetarlos. Pero para ser respetados, tienen que conocerse ¿no crees? Dejar claros nuestros horarios no nos limita, al contrario, ayudan a nuestros lectores, seguidores y clientes a saber nuestro ritmo y comprobar si coincide o no con el suyo.

Si coincide ¡perfecto! Ahí nace la magia. Si no coincide… pues alguno de los dos tiene que ceder, tratar de encontrar un punto en común. Y si no es posible, te aconsejo no sacrificarte, eso ya no se lleva. Para sacrificarnos por nuestros clientes mejor quedarnos en nuestra oficina gris y sacrificarnos por nuestro jefe ¡que nos pagaba los días de vacaciones!

Vamos, que tú puedes hacer lo que quieras… pero recuerda que si luego abusan de ti o te exigen más de lo que das, puede que sea por no haber dejado claros tus límites. Tal vez te interese saber que cuándo hay problemas de comunicación… si la que comunica eres tú… tal vez el problema sea tuyo y no del cliente ¿no? Es decir, que no estás siendo todo lo clara que deberías. Pero ese es otro tema, lo dejamos para otro día.

Hacer amigas, muchas amigas, para organizar cosas juntas

Sí, para ser visible, no es suficiente con publicar contenido memorable, compartirlo en tus redes sociales y marcarte un facebook live al día en tu grupo. Hay que salir ahí fuera, asomar la naricita y estrechar lazos con otros profesionales de tu sector o nichos afines.

Lo que antes era tomarse un café para organizar un evento juntos y ahora se llama networking que es más moderno y suena mucho mejor ¿verdad?

Si no eres de eventos presenciales, sea por lo que sea, siempre puedes estrechar lazos online con otros profesionales con los que compartas temáticas o público. Lo importante es que tengas muy en cuenta en qué nueva comunidad vas a meterte y si el tipo de público que tiene tu posible colaborador coincide con el tipo de cliente al que tú puedes ayudar.

Por ejemplo, si tu negocio va sobre coaching… no sé hasta qué punto te vendría bien una colaboración con una influencer del mundo de la repostería creativa. A no ser que las mujeres que la sigan a ella descubras que están interesadas en el mundo del desarrollo personal o profesional.

Como ves, las colaboraciones no se organizan a lo loco. Sobre todo porque requieren de una mínima inversión de tiempo. Tienes que hacer el análisis de comunidad previa, enviar la propuesta, negociar las condiciones, preparar el contenido, acordar el horario, formato, difusión… Vamos, que hacerlo bien, lleva trabajo. Y el tiempo, como sabes, es tu mayor valor si emprendes online.

Ofrecer un recurso gratuito para que prueben tu trabajo después del evento que has organizado

Y de poco te sirve participar en un congreso online con 10.000 asistentes si no tienes posibilidad de enlazar una página dónde ofrezcas un recurso 100% relacionado con el contenido que has compartido y haces llegar el enlace a los asistentes.

Sí, puedes poner la url de tu web sin más. Pero como no tengas bien trabajada tu arquitectura web y tu única llamada a la acción sea un popup que muchas cerramos nada más aparecer para seguir leyendo… pocas posibilidades tendrás de retener a esas visitas que te llegan durante o después de la colaboración.

Prueba a crear una landing sin ningún punto de fuga, para que no se despisten. Crea un recurso gratis muy relacionado con el tema que desarrolles en tu colaboración: un audio, vídeo, checklist, manual… que sea muy práctico, no te enredes. Ya te han escuchado / leído en la colaboración que has hecho, no hace falta que te presentes de nuevo y pierdas tiempo en pequeños detalles.

Lo importante es que se suscriban para descargarlo. Que lo consuman, lo apliquen porque sea super práctico y vean al menos un resultado real gracias al cuál puedan valorar si tú eres lo que necesitan o no. Por cada colaboración que haces sin una estrategia parecida a esta de fondo… ¡estás perdiendo tiempo y dinero!

¿Que tardas un poco más en prepararlo? Pues sí, pero es que aumentar tu visibilidad online y, sobre todo, mantenerla, no es lago que se consiga en 2 días haciendo una colaboración cada 6 meses. Si no todas seríamos super visibles y no tendríamos este bloqueo ¿no crees?

infografia visibilidad online para emprendedoras

Y con esto, creo que tienes suficiente para empezar a organizar tu calendario de colaboraciones, empezar a crear tus landings de regalos gratuitos relacionados y darte cuenta de que ser visible online es un extra de trabajo más. Pero… ¿qué quieres que te diga?

Pues que merece la pena, mujer, ya lo verás. Seguro que hay un par de tareas en tu lista que son prescindibles y puedes sustituirlas por algo que te de resultados positivos de verdad. Recuerda que por estar muy ocupada no quiere decir que seas super productiva. A veces perdemos mucho tiempo en tareas que no nos aportan nada de nada.

¿Qué me dices? ¿Aceptas el reto? ¿Te atreves a intentarlo? ¡Pues recuerda volver por aquí para contarme tus resultados!

 

Fuente fotografía original: Woman is hides her head an air colorful balloons having fun over pink background vía Shutterstock

Sigue aprendiendo:

diseño y estrategia para mujeres emprendedoras

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Pin It on Pinterest

Share This