Cuándo surge en tu cabeza la idea de compartir tus conocimientos en internet a través de un blog, uno de los objetivos más repetidos es el de ayudar a otras personas a aprender lo que nosotras sabemos.

Queremos cubrir una necesidad, un vacío, resolver un punto de dolor que hemos detectado online y nos lanzamos a la aventura esperando encontrar nuestro lugar, muchas veces sin tener ni idea de marketing, comunicación, branding… solo con la intención de ayudar y profesionalizar nuestra idea genial.

Pero destacar no es sencillo, te das cuenta cuándo ya estás dentro. Y a veces nos obsesionamos con las métricas hasta el punto de perder el rumbo: cómo ayudar a nuestra audiencia con los contenidos que compartimos en nuestro blog - piopialo .

Si tu objetivo principal es ayudar con tu blog a tu audiencia, céntrate en analizar solo los datos que te permitan comprobar si lo estás consiguiendo o no. No empieces a despistarte perfeccionando los textos de tu web, el diseño, las tarjetas de visita, … ¡lo primero es saber si tu idea funciona y tiene buena acogida!

Empezar la casa por el tejado no tiene sentido. Perderás un tiempo muy valioso en pequeños detalles que puedes trabajar después, cuándo tengas mucho más claro el público real que te lee, que no siempre coincide con el cliente ideal que habías imaginado, tal y como vimos en esta entrada.

Y de este tema tan importante va a hablarnos hoy Joaquín Casanovas, de Blue Law Marker, abogado laboralista con más de 16 años de experiencia profesional en el ámbito de la empresa privada de carácter multinacional donde ha desempeñado diversos puestos directivos en distintas áreas de gestión siempre relacionados con el Marketing y Ventas.

Te dejo con él y nos vemos en los comentarios:

Yo soy abogado, ejerzo desde hace años como abogado laboralista. Colaboro impartiendo clases en la universidad, y espero dentro de poco poder presentar mi tesis doctoral que se ha convertido en una especie de obsesión para mí… 😉

Estoy involucrado en otros proyectos, como por ejemplo, ayudando a despachos de abogados a mejorar sus resultados gracias a multitud de herramientas, como las que nos ofrece Internet.

También estoy casado con Marta, tengo un niño de 3 años y dentro de unos meses tendré otro bebé (u otra). Tengo una familia fantástica que es lo mejor que me ha pasado.

¿Por qué comienzo contándote esto?

Pues porque creo que esta sensación de alegría que siento, en relación a todos estos aspectos de mi vida tienen una cosa en común.

Todo esto tiene en común el que, en todo caso, me siento bien ayudando a las personas.

Y es precisamente esa necesidad de ayudar o de aportar valor lo que me va moviendo cada día.

Pero no quiero engañarte, no es por una cuestión solidaria o de ser altruista, por lo que disfruto.

Es sobre todo porque mi actividad me hace sentir bien conmigo mismo y con los demás. Realmente hay una reacción en nuestro cerebro que hace que nos sintamos bien cuando aportamos valor o ayudamos a las personas.

Por ejemplo: Cuando decidí re-emprender mi carrera como abogado, o comenzar una tesis o lanzar el proyecto de BlueLAWmarket, todo esto lo quise hacer porque disfrutaba aportando valor a los demás.

También me he dado cuenta de que esta vocación de servicio o de aportar ayuda a los demás, es lo que realmente me impulsa a mejorar cada día en cada uno de estos proyectos.

¿Qué tiene que ver esto con los negocios online?

Yo estoy convencido de que si eres una persona que desarrollas tu negocio de marketing online a través de un blog, te deberías apoyar en tu interés en mejorar la vida de las personas. Ese interés es lo que te va a hacer avanzar y mejorar tu proyecto día a día.

Casi seguro me dirás: Ya, Joaquín, probablemente no es lo único que me mueve, también la de mejorar mi propia vida.

Lo sé, probablemente también tienes la necesidad de cambiar tu propia vida, y muchas ganas de vivir una vida más plena.

Pero créeme, la reacción física que se produce en nuestro cerebro cuando realmente estamos ayudando a otras personas es mucho mayor.

Y es por eso por lo que deberíamos utilizar esta métrica para mejorar nuestros proyectos personales y profesionales:

¿Realmente estamos ayudando a mejorar la vida de nuestros lectores?

 

Y si tienes un blog o página web, ¿cómo puedes saber si estás ayudando a tu audiencia?

 

Puede ocurrir que los resultados de una campaña no sean los esperados, que tu blog no avance, que no obtengas los resultados que quieres o que la campaña de Facebook Ads no haya salido como esperabas para captar esos leads tan deseados y necesarios.

Cuando no se cumplen las estimaciones de venta de un producto o servicio que hemos lanzado, las fuerzas o el impulso que tendremos para corregir lo necesario, no provendrá tanto de la obligación de mejorar el proyecto per se, como de la necesidad de ayudar a tu lector o cliente y, en definitiva, de aportarles valor.

En mi opinión, estos son los indicadores, cuyos comportamientos deberías analizar si se cumplen en tu web o blog y que son signos manifiestos de que realmente estás ayudando a tu cliente o lector:

 

Nº de visitas de clientes o usuarios que repiten en tu web.

 

Estamos enfrascados en intentar conocer el número de visitas totales o únicas que tenemos en nuestro proyecto web. Incluso intentamos distinguir los canales de entrada (Visitas orgánicas, RRSS, Directos, etc). Pero si el lector repite visitando nuestra web, realmente significará que le estamos ayudando con el contenido que lee.

 

Nº de comparticiones de un post o de una página concreta.

 

El hecho de que un lector se haya molestado en trasladar o compartir esa URL, bien a través de redes sociales o bien mandándoselo a alguien concreto mediante email, significará que eso que ha leído le ha aportado valor de verdad.

 

Nº de comentarios que tiene una determinada página o un post que hemos escrito.

 

Siempre decimos que la interacción es necesaria para conseguir ese vínculo emocional con el lector - piopialo , pero realmente esta métrica nos indicará el nivel de simpatía que tiene el lector con nuestro contenido.

 

Tasa de conversión de visitas a suscriptores y a clientes.

 

Esta métrica quizás es la más utilizada. Pero no debemos olvidar que, más allá de indicarnos la “velocidad” con la que nuestro proyecto puede llegar a monetizarse, realmente lo que nos muestra es si los contenidos que el lector obtiene de nuestra web, realmente están aportándole valor.

 

Nº de mails que recibimos al mes desde nuestra plataforma.

 

Si conseguimos que un lector se “moleste” en escribirnos un mail ofreciéndonos cualquier tipo de indicación o sugerencia, es casi seguro, que el contenido le habrá resultado super interesante.

Checklist para aportar valor a tu audiencia

Todas estas herramientas tienen en común que van a provocar que nos esforcemos en seguir trabajando en nuestro proyecto y a impulsarnos más y más. Pero siempre con el foco de ayudar al lector y no sólo por conseguir unos determinados resultados esperados.

Y a ti, ¿se te ocurren más métricas que nos ayuden a medir si estamos cumpliendo nuestro objetivo de ayudar a nuestra audiencia?

Cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Un abrazo.

Sigue aprendiendo:

Pin It on Pinterest

Share This
conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!