Powered by ZigaForm version 4.0
5
(2)

Un día te levantas agotada por no haber descansado bien en toda la noche, abres la ventana y te encuentras una fachada gris, un cielo gris, un suelo gris… y las bocinas de los coches dándote los buenos días.

Y decides que ha llegado el momento de actuar y dejar de alimentar tu sueño de vivir en plena naturaleza a base de deseos que nunca cumples porque no haces nada por tratar de cumplirlos.

Mientras te preparas el primer café del día, repasas la lista de pros y contras que has ido haciendo durante los últimos meses. Bueno, en realidad durante los últimos 24 meses… 2 años jugando con la idea de mudarte a la montaña y todavía sigues aquí, respirando contaminación cada día.

Pros de trabajar en el medio rural

  • Volver a respirar aire puro y empezar cada día descansada y cargada de energía, disfrutando de esa calidad de vida que tanto deseas.
  • Evitar perder tanto tiempo en atascos y viajar en transporte público que tardas casi lo mismo en ir a ver a tus padres al pueblo que en hacer la compra del mes.
  • Tener un estilo de vida más sostenible, rodeada de naturaleza, aumentando tu bienestar y felicidad. Y el de tu familia, por supuesto.
  • Disfrutar del silencio, poder meditar, hacer yoga, salir a correr, rodeada de árboles y oxígeno para tus pulmones.
  • Alejarte de las multitudes que te dejan sin energía, colas interminables hasta para comprar el pan, improperios de conductores con prisas, caminar con prisas dejándote llevar por la multitud aunque tú tengas tiempo de sobra…
  • Tener espacio para tener tu propio huerto, cultivar tus propias frutas y verduras, huevos frescos, mercados con productos locales dónde te llaman por tu nombre, encontrar tu tribu…
  • Recuperar tu tiempo para invertirlo de forma inteligente, adaptándote al medio dónde has decidido vivir, disfrutando de la calma, paz y tranquilidad de vivir lejos de las grandes ciudades.
  • Trabajar desde casa mientras ves crecer a tus hijos con la seguridad de estar proporcionándoles una infancia saludable, equilibrada, enraizada, plena y feliz.

Y son solo algunos de los puntos de mi lista cuándo decidí cambiar Madrid por la Sierra, dejando atrás los atascos, la contaminación, las prisas y el estrés.

Pero, como siempre, cuándo hay pros, también hay contras ¿verdad?

Contras de trabajar en el medio rural

  • Si trabajas online, la conexión a internet puede ser todo un reto. Sobre todo si tienes internet rural. Una simple tormenta, de esas que adoras porque huelen a vida, puede dejarte incomunicada un par de días.
  • Y no solo las tormentas… con un poco de aire fuerte, tenemos los mismos resultados. Y la incidencia puede alargarse hasta 7 días si no es prioritaria para la compañía.
  • Sentirás que juegas con una balanza ambiciosa: por una parte el bienestar que tanto te ha costado alcanzar y, por otra, los problemas técnicos y tecnológicos que te impiden disfrutar por completo de esa calidad de vida.
  • Tener una videoconferencia puede convertirse en toda una aventura y terminar por convertirse en una videollamada porque la cam consume todo tu ancho de banda.
  • Además, cargar un vídeo de 30 minutos puede dejarte 3 horas en blanco dónde no puedes hacer otra cosa o tardará aún más.
  • A veces sentirás que la situación escapa a tu control. Tú haces todo lo que puedes, pero te cuesta avanzar cuándo las circunstancias no están a tu favor.
  • Te convertirás en una malabarista profesional y cada segundo de tu tiempo valdrá oro. Te darás cuenta que invertirlo de forma inteligente es una prioridad ahora.

Pero si te comprometes con tu sueño y aceptas que sigues siendo la misma profesional que antes trabajaba con fibra óptica y andaba siempre ocupada de aquí para allá, corriendo para todo, llenando su agenda de cosas por hacer… puede que te des cuenta de algo muy importante.

El cambio de mentalidad

  • Ser productiva no es lo mismo que estar ocupada. El 20% de esas acciones de tu lista te reportan el 80% de tus resultados. Aprenderás a priorizar y a invertir tu tiempo en lo importante, eliminando lo innecesario y descubriendo que tu negocio sigue funcionando, incluso mejor que antes ya que has hecho una limpieza a conciencia.
  • Tu tiempo vale oro, no es rentable trabajar vendiendo tu tiempo. Empezarás a posicionarte por tus talentos y la calidad de los resultados que ofreces.
  • Aumentará tu capacidad de enfoque y serás capaz de simplificar tu sistema, eliminando todo eso que antes te hacía sentir ocupada pero no te daba resultados reales. Ahora no hay tiempo que perder, así que te enfocarás en lo que funciona.
  • Volverás a enamorarte de tu trabajo porque descubrirás que, a pesar de los obstáculos, eso que ofreces te hace feliz y te permite ayudar a otras personas a cambiar sus vidas.
  • Empezarás a valorar los pequeños detalles que antes pasabas por alto: la importancia del trato personalizado, conocer a tus clientes por sus nombres y sus historias, disfrutar de tus momentos de desconexión para disfrutar de la naturaleza, de tu familia, de ti misma… el valor del tiempo disfrutado.
  • Aprenderás a trabajar de forma flexible, a conocerte como nunca, descubrir nuevos talentos y habilidades que te permitirán ser mucho más productiva de forma 100% alineada con tus valores, dando siempre lo mejor de ti, a nivel personal y profesional.
  • Descubrirás que los imprevistos están a la orden del día pero siempre hay más de una opción si aprendes a pensar de forma creativa, enfocándote en las soluciones y no en los problemas.
  • Aceptarás las limitaciones externas y aprenderás a marcar límites de forma saludable sin que ello afecte a la calidad de los resultados que ofreces.
  • Conocerás tu negocio mejor que nunca, aprenderás a escucharlo y mantenerlo siempre en movimiento, de forma fluida, adaptándose a tu estilo de vida como un guante.

¿No e precisamente eso lo que muchas de nosotras soñamos? ¿Tener un negocio que nos permita disfrutar del estilo de vida que deseamos?

Y en vez de empezar a adaptar nuestro negocio a ese estilo de vida que queremos instaurar, duplicamos el número de horas frente al ordenador pensando que así tendremos la vida que deseamos antes ya que generaremos más ingresos para comprar… ¿para comprar qué?

Otra formación milagrosa, un nuevo plugin que nos permita automatizar otro proceso, contratar a un asistente virtual que haga una determinada tarea por nosotros… en resumen: para comprar tiempo.

Y no nos damos cuenta que estamos comprando tiempo con nuestro tiempo. En vez de simplificar y quedarnos con lo que funciona, nos cargamos de muchas más tareas para hacer crecer nuestro negocio hasta convertirlo en un monstruo que nos consume… y ese estilo de vida soñado queda ahí, en la caja de los sueños por cumplir… porque no tenemos tiempo para cumplirlo.

Pasamos tiempo atendiendo clientes, enviando correos, haciendo viajes de negocios,… y nos quedamos sin tiempo para nosotras y nuestra familia porque perseguimos una meta que siempre está en el horizonte. Pendiente de alcanzar. Hipotecamos nuestro tiempo a 6 meses, incluso a 5, 10, 15 años… y nos consolamos pensando que estamos diseñando nuestra visión empresarial.

Trabajar 12 horas diarias no es compatible con vivir en mitad de la montaña o del campo. Ya te aviso. Te darás de bruces con la realidad el primer mes y si te empeñas en seguir a ese ritmo, tardarás como mucho 3 meses en hacer las maletas y volver por dónde has venido.

Priorizar y Simplificar para Vivir

Si existe algún secreto para trabajar online en el medio rural es este: priorizar y simplificar para disfrutar de la calidad de vida y el bienestar que deseas.

Priorizar tus tareas para seleccionar aquellas que son importantes, enfocarte en ellas y sacar de la lista todo aquello que es prescindible pero te consume un tiempo muy valioso.

Simplificar tu sistema al máximo, centrándote en lo que funciona, aquello que te reporta beneficios y aporta valor real a tus clientes. Lo demás son añadidos prescindibles que te mantienen en movimiento pensando que haces cosas cuándo, en realidad, esas cosas no son necesarias.

Y, por supuesto, asumir que siempre habrá imprevistos que escapen a tu control directo. Por lo que lo más importante es tener claro que es aquello que sí puedes controlar y centrarte en expandirlo.

¿Qué puedes controlar al 100%? La calidad de los resultados que ofreces. Obsesiónate con posicionarte por tus talentos, habilidades y el valor de tus propuestas. Conviértete en un generador de oportunidades reales para tu comunidad y no les importará esperar 3 meses para hablar contigo porque sabrán que tus conocimientos valen oro.

Mi experiencia como emprendedora rural

Mi negocio digital comenzó en 2013 en Madrid. Trabajaba en una oficina como administrativa, un trabajo mecánico y aburrido… así que decidí abrir una web dónde dar rienda suelta a mi creatividad ofreciendo servicios de diseño gráfico y web: El Perro de Papel.

En febrero de 2014 supe que iba a ser madre. Y aquí llegó el primer gran cambio: nuevas prioridades y objetivos. Aunque todavía no me había planteado dejar Madrid, si empecé a jugar con la idea de ir a vivir a un pueblo, como dónde yo crecí, para que mi hijo no creciese rodeado de contaminación y estrés.

Mi hijo nació en octubre de 2014 y 14 meses después, dejé mi oficina gris para dedicarme por completo a mi negocio online de diseño web y marketing online. Ahora sí, surgió la oportunidad de vivir en la Sierra de Madrid y empecé a simplificar.

Con la fibra óptica recién instalada en Madrid, en verano de 2016 dejamos Madrid, alquilamos el piso y empezó nuestra vida en la sierra madrileña, en una finca en mitad de la nada. Y con 6 megas de conexión.

Durante estos años, hasta que llegó la fibra óptica en septiembre de 2019, hice un gran trabajo de desarrollo personal que me permitió aprender a invertir mi tiempo de forma inteligente, priorizar, simplificar, fluir y trabajar de forma flexible no solo manteniendo la calidad de los resultados que ofrecía a mis clientes, sino incrementádolos gracias a mi experiencia adquirida como emprendedora rural.

He pasado por tormentas que me han quemado el router, ventiscas que nos han incomunicado durante días y hasta un robo de cobre que nos tuvo sin internet una semana. Y nunca me he quedado sin trabajo, eso sí, me volví mucho más selectiva con mis clientes.

¿Te preguntas por qué? Porque he aprendido a valorar mi tiempo y si tuviese que vender mis horas, nadie podría pagarlas porque no tienen precio. El valor es incalculable. Así que lo que vendo, es mi conocimiento, experiencia, habilidades y talentos.

Y es que, como te comentaba en ESTE ARTÍCULO EN LINKEDIN, la excelencia no se mide en velocidad, sino en calidad. Y supongo que ya sabes que quién mucho corre, pronto para ¿verdad? O vísteme despacio que tengo prisa. Lo urgente no siempre es lo importante, quédate con esa idea.

Ahora que he pasado de 6 a 600 megas ¡mi vida ha cambiado de nuevo! Esta experiencia con tantas limitaciones me ha servido para centrarme en lo importante, saber qué es lo que realmente quiero y cómo quiero compartir mis dones y talentos con el mundo que me rodea.

He aprendido a posicionarme por valor y calidad. Y ahora, a esta propuesta, se suma la velocidad gracias a la tecnología que vuelve a estar de mi parte. Pero si no hubiera pasado estos 3 años limitada ¿crees que estaría en el punto dónde estoy ahora?

Posiblemente no. Y es que cada reto que la vida nos pone, supone una oportunidad de crecimiento. Un experiencia que nos hace más grandes, más fuertes, más inteligentes, más capaces. Yo he debido superar el reto, porque he tenido mi recompensa.

¿Y tú? ¿Vas a aprovechar las imitaciones externas para crecer o vas a rendirte y salir huyendo? Recuerda: todo lo que nos da miedo, nos hace más fuertes. Si no es ahora, te aseguro que será más adelante… pero comenzando ahora ¡eso que avanzas!

Descarga mi Guía Gratis Emprendiendo en el Medio Rural

Y comienza a rediseñar tu negocio en base a tus prioridades para adaptarlo al medio en el que sueñas vivir.

emprender_medio_rural_mock
Follow my blog with Bloglovin

¿Me dices que te ha parecido este contenido?

¡Dame tu valoración ahora!

Calificación 5 / 5. Votos: 2

Si este contenido te ha resultado útil

¡Conecta conmigo en tu red social favorita!

¡Oh! Siento que el artículo no haya cumplido con tus expectativas

¿Me cuentas qué has echado en falta?

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove

Hipnotiza a tu Cliente Ideal

Descarga gratis mi manual para conectar de forma auténtica con tu cliente ideal a través de técnicas sencillas de Programación Neurolinguística y Storytelling.

Capta su atención, mantén su interés, consigue que se sienta protagonista de tu historia y obtén un SÍ cuándo le hagas llegar tu propuesta final.

Al suscribirte aceptas mi política de privacidad

¡Solicitud de descarga enviada! Revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu interés y recibir mi manual en los próximos minutos. Aquí tienes las instrucciones para recibirlo correctamente: https://hazrealidadtuidea.com/ebook-hipnotiza-a-tu-cliente-ideal/

Pin It on Pinterest