Llega un momento en el que el tiempo se para. O eso te parece. Tú sigues haciendo lo mismo pero… notas que no avanzas con tu blog y no entiendes por qué.

Tranquila, es algo normal. Sucede cuándo llevas un tiempo con tu web y te enfrentas a un cambio de rumbo. Aunque puede que ni tú misma lo sepas.

Ya sabes que yo soy pro-evolución y rompe-reglas. Defiendo la idea de que a la creatividad hay que dejarla fluir sin condicionarla, en el momento en el que fijamos límites… cortamos las alas de esa imaginación que nos hace escribir y escribir y escribir sobre ese tema que nos apasiona.

En esta entrada no quiero hablar de bloqueos creativos a la hora de publicar entradas o infoproductos, si ese es tu problema, puedes visitar esta otra entrada dónde, además, cuentas con la experiencia sobre ese tema tan importante para toda emprendedora online que quiere optimizar su estrategia de contenidos:

Cómo recuperar la inspiración de forma creativa cuándo sientes que no puedes más

Hoy quiero compartir contigo mis ideas sobre qué hacer cuándo te sientes tan perdida con tu estrategia de blogging que piensas, incluso, en abandonar.

Recuerda lo que te digo siempre: puedes ser lo que quieras ser, tardarás más o menos, dependiendo del tiempo y recursos que puedas invertir, pero si te comprometes de verdad… lo conseguirás.

¿Y sabes por que?

Porque tú construyes tu vida y solo tú sabes qué es lo que de verdad necesitas para ser feliz y sentirte realizada

Y ahora sí, vamos a lo importante.

Estás aquí porque sientes que te has estancado, que no avanzas, que tu proyecto está en stand by y el tiempo y recursos que inviertes en trabajar en él, no te aporta ningún tipo de retorno ¿verdad?

 

¿Qué es lo que está pasando con tu blog?

 

  • Has perdido el foco, en algún punto de tu estrategia te desviaste del camino y estás pagando las consecuencias.
  • Has perdido la confianza de tu público, revisa tus últimas acciones a través del blog, newsletter, redes sociales… y analiza qué ha podido pasar. Tal vez estés a tiempo de solucionarlo.
  • Has sido penalizada por Google: te aconsejo acudir a Google Analytics y Search Console para saber qué ha pasado. Si has sufrido una penalización, busca ayuda. Es muy importante realizar las acciones necesarias para arreglarlo cuánto antes.
  • Has perdido la chispa. Sí, suele pasar. Somos seres humanos, crecemos, evolucionamos… y nuestro proyecto debería hacerlo con nosotras, adaptándose a nuestros valores… Si no has trabajado lo suficiente tu branding, te pasará factura.
  • No te lo tomas en serio. Sí, como lo lees. Dices que quieres, pero te quedas en eso, en palabras. A veces ni palabras, son solo pensamientos. Pensamientos que olvidas porque, en realidad, no es tu prioridad.

 

Y no te estoy juzgando. Emprender no es fácil, tampoco se consigue de la noche a la mañana. Supone esfuerzo, dedicación y, muy importante: PERSEVERANCIA. Si una vez que coges el ritmo… surge algún imprevisto, cambias de rumbo y desapareces del mundo online, corres el riesgo de que otro ocupe tu lugar.

Y no me vale la excusa de: es que me ha surgido… es que me ha pasado… es que tengo que…

¿Dejarías tu trabajo “normal” por esa misma razón que abandonas tu proyecto online? ¿Renunciarías a tu nómina a fin de mes por esa causa?

Si la respuesta es NO, lo tuyo no es una razón, sino una excusa. Y el origen real de esa excusa (tu miedo, inseguridad, baja autoestima,…) solo la conoces tú.

Si has decidido tomarte un descanso porque no ves los resultados, analiza tus acciones de las últimas semanas… porque cuándo expresamos una decisión así en voz alta, es porque ya lleva tiempo rondando por nuestra cabeza.

Dime;

¿Cuánto tiempo llevas enfocada en el fracaso de tu idea en vez de centrar tus esfuerzos en el éxito de la misma?

 

¿Qué ha pasado para llegar a esta situación?

 

  • Has llegado a tu límite. Llevas meses escribiendo, al principio notaste algo… pero ahora, llevas semanas estancada, sin ver avances. Y has perdido la ilusión.
  • Has perdido la ilusión y, por lo tanto, te sientes desmotivada. Tus entradas ya no son lo que eran. Pierdes más tiempo en las redes sociales y contestando correos que trabajando en tu blog.
  • Has perdido el control de tu tiempo, se te pasan las horas ocupada en tareas que son prescindibles y no aportan nada al crecimiento de tu proyecto online. No es que no te sientas productiva, es que has dejado de serlo.
  • Y como sientes que pierdes el tiempo, que no ves resultados, que llevas mucho tiempo paralizada… verbalizas lo que llevas tanto tiempo pensando: voy a tomarme un descanso porque… (aquí va tu excusa, la que hayas preparado para la ocasión, a veces sin ser consciente de ello…)

 

Sí, excusa. Si tu proyecto online fuera tu único trabajo ¿abandonarías por alguno de los siguientes motivos?

  • Tus visitas se han estancado durante las últimas semanas.
  • El número de suscriptores se ha congelado o disminuido de forma alarmante.
  • Tu fanpage está desierta, las interacciones brillan por su ausencia y hablas con la pared.
  • Pero es tu trabajo, tu única forma de vida… lo que quieres hacer de verdad. ¿No buscarías otras opciones, alternativas, ayuda…?

 

O más radical: ¿si estuvieras ganando 2000€ al mes, aun en estas condiciones, abandonarías por ese motivo que defiendes a capa y espada?

Si la respuesta es no, ahí lo tienes. El motivo para abandonar tu blog es una excusa, no la razón real - piopialo .

No hay que dejarnos vencer por el miedo, las inseguridades, las creencias limitantes propias o transmitidas por terceros…

No te dejes vencer por tus propios pensamientos negativos. En vez de regodearte en tu pena, dedica ese tiempo a buscar soluciones creativas, reales, aplicables a esa situación que te tiene desmotivada.

Ponte ante una hoja en blanco y realiza un análisis detallado de qué sientes, qué piensas y qué acción has decidido tomar.

Cada acción procede de una emoción y cada emoción nace de un pensamiento - piopialo .

¿Te imaginas lo que serías capaz de hacer si consigues detener ese pensamiento antes de completar el ciclo?

Si dentro de tu mente ronda la idea que tantas veces has escuchado de: es que estás perdiendo el tiempo, de esto no se puede vivir… (o cualquiera de las que comentamos en esta entradaCuándo pases por un periodo de estancamiento (ya te digo que es algo normal, son ciclos), ese pensamiento se apoderará de tu mente y, lo que es peor, lo tomarás como tuyo. Te lo creerás.

Y entonces, sentirás que lo que haces no sirve de nada (emoción) y que mejor abandonar y dejar de perder el tiempo (acción) porque, total, tienes cosas más importantes que hacer (tu nueva prioridad).

No te estoy juzgando, solo quiero que comprendas que cuándo decides abandonar algo que te apasiona, tal vez tengas que pararte un momento a analizar de dónde ha surgido esa acción y desandar lo andado ¿no crees?

Después de todo, estás renunciando a uno de tus sueños. La ocasión lo merece.

¿Y qué tengo que hacer ahora que sé esto?

 

Vigilar tus pensamientos, analizarlos, trabajarlos y si es preciso, bloquearlos.

¿Y cómo se bloquea un pensamiento negativo que nos frustra (emoción) y nos hace abandonar nuestro proyecto (acción)?

Cambiándolo por uno positivo. Sí, amiga. Estoy segura que también has tenido éxitos en tu vida profesional, no solo fracasos.

Cuándo sientas que se acerca ese pensamiento cenizo a tocarte las narices… bloquéalo y piensa en una de tus aspiraciones a largo plazo y los pasos que vas a dar para conseguirlo.

Si pensar no es suficiente, dilo en voz alta.

Ponte frente al espejo, mírate a los ojos y comprométete con la persona que te mira desde el otro lado del espejo. Después de todo, su felicidad depende de ti ¿verdad?

Y céntrate en las soluciones, no en los errores. Los errores decepcionan y paralizan. Quedarte estancada rebozándote en tu fracaso no soluciona nada - piopialo , solo desencadena más emociones negativas y desmotivadoras.

Siéntate, analiza el error, vuelve hacia atrás, revisa qué hiciste, dónde empezó a fallar y qué puedes hacer para solucionarlo. Busca alternativas, traza tu plan B.

No te juegues nunca tu felicidad a una sola carta - piopialo . Esto es la vida real y si tú no luchas por tu felicidad, te aseguro que nadie vendrá a sacarte las castañas del fuego.

Y si sientes que se te va de las manos, que te cuesta reconectar con tus emociones y sumergirte sola en este proceso de cambio de mentalidad, ya sabes que siempre puedes contar conmigo ¿verdad? Estaré encantada de guiarte, acompañarte y ayudarte a avanzar y salir de tu estado de parálisis.

Porque sí, todo tiene solución. Pero solo la encontrarás si es lo que realmente deseas, si es tu prioridad, tu primera opción…

Dime ¿en qué puesto de tu lista de prioridades aparece la de cumplir tu sueño y convertir tu emprendimiento en tu forma de vida?

¿Has pensado que tal vez, solo tal vez, si consigues cumplir este sueño antes que los demás ( ser dueña de tu tiempo y organizarlo como te apetezca ) te ayudará a cumplir los otros porque dispondrás de más horas al día para ello?

¿Sabes el giro radical que dio mi proyecto cuándo abandoné mi oficina? IN-CRE-Í-BLE

Te dejo pensando… pero recuerda: el éxito es para los que actúan. No te quedes en simples pensamientos… arriésgate a hacerlos realidad. ¡Y a ver que pasa!

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This