Hoy quiero hablarte de un tema muy importante y al que pocas veces prestamos la atención que merece: el ciclo de vida de tu cliente ideal. Porque nos centramos en describirlo al detalle:

 

  • ¿Qué le gusta? ¿Qué no le gusta?
  • ¿Qué desea? ¿Qué teme?
  • ¿Qué le da seguridad y confianza? ¿Qué le inspira dudas y miedos?
  • ¿Qué nivel socio-económico tiene? ¿Qué recursos tiene a su alcance y cuáles puede conseguir?
  • ¿Qué edad tiene? ¿Cuál es su situación personal? ¿A qué aspira en su vida?
  • Incluso detallamos, a veces, el color de ojos, pelos, piel y longitud de las uñas si me apuras…

 

 

Pero nos quedamos ahí, dejando pasar un punto muy importante… ¿cuál es su ciclo de vida natural? Porque ya hemos asumido que tanto nosotras, como emprendedoras online, como nuestro negocio online, tenemos unos ciclos que tenemos que observar, aceptar y respetar… pero ¿qué pasa con los ciclos de nuestros clientes? ¿Ellos quedan fuera de la ecuación?

 

Por eso, he decidido crear este contenido distinto al que he creado hasta ahora, mucho más fresco, dinámico e interactivo, con el que quiero comunicarte el que yo entiendo que es el ciclo de vida de un cliente ideal estándar.

 

Fíjate que digo estándar. Porque está claro que dependiendo del nicho en el que te muevas, tus clientes pueden tener más o menos etapas e, incluso, saltarse o sumar algunas más. Así que de tu compromiso a la hora de observarles y escucharles dependerá el éxito que tengas analizando sus etapas para cubrir sus necesidades en cada una de ellas con tus productos y servicios.

 

Esta es la presentación que compartí en mi cuenta de Instagram (a la que te invito a unirte si te gusta este tipo de contenido más dinámico y renovado). En las diapositivas te presento cada una de las etapas por las que pasan nuestras visitas en su camino de: lector puntual a cliente ideal.

 

¿Qué te parece? ¿Lo habías tenido ya en cuenta? Porque es vital que entiendas que un lector que acaba de caer en tu web de casualidad es muy pero que muy complicado que te dé su correo para descargar tu lead magnet.

 

De no entender este punto vienen después las frustraciones tipo: “¡No lo entiendo! Tengo cinco veces más visitas que suscriptores… ¡si lo que ofrezco para entrar a la lista es gratis! ¿Por qué no lo descargan y se apuntan? ¿Será poco interesante?”

 

No es que sea poco interesante, es que no te conocen tanto como para darte su email todavía. Pero siempre hay otras opciones ¿verdad? La idea es ir estrechando lazos poco a poco, no colarte en el salón de su casa en la primera cita.

 

A mí me funciona bastante bien:

 

  • Ofrecer recursos gratis, pero gratis de verdad, sin pedir suscripción, pero incluyendo enlaces dentro del regalo a las páginas que me interesa que vean para generar confianza.
  • Trabajar en el grupo gratis de facebook (al que te invito a unirte si todavía no estás) para que me vayan conociendo y decidan si mi metodología, conocimientos y experiencia es lo que necesitan.

 

 

Así me van conociendo a su ritmo y me permite observar cómo evoluciona nuestra relación, qué tipo de contenido puedo compartir en cada una de las etapas y en qué formatos para que, a su ritmo, vayan confiando en mis propuestas.

 

No intentes acelerar el ritmo. Tampoco saltarte alguna de las etapas de tu cliente ideal una vez las hayas detectado y desglosado. Cuándo quieres ir más deprisa enfocada en obtener resultados rápidos, nos dejamos detalles importantes por el camino y nuestro mensaje pierde coherencia.

 

Quiero que veas esta presentación, desarrollando más a fondo las distintas etapas del cliente ideal, que he subido a YouTube y que me digas qué te parece, si le ves lógica, en el apartado de comentarios. Tal vez todo esto te parezca un despropósito y una soberana pérdida de tiempo… ¡cuéntamelo también! Tu feedback me ayuda a crecer. Y también a decidir si este nuevo formato, para mí más dinámico e interactivo, te resulta interesante.

 

Deja tu comentario aquí, por favor

 

Sí, lo sé… ¡comentar nos da una pereza horrorosa! Pero me haces un gran favor si lo haces, porque si veo que esta nueva forma de compartir contenido te gusta tanto como a mí, la integraré de forma más estable en mi estrategia de comunicación. Me lleva más tiempo prepararlo todo, pero si el resultado te gusta ¡merece la pena!

 

Ya sabes que mi objetivo es ayudarte, ya sea a través del contenido que comparto de forma gratuita como con los servicios que ofrezco de pago. Sé lo complicado que es hacerse hueco en este mundo online y me encantaría acompañarte durante el proceso para tratar de facilitarte el camino. Pero, para eso, ambas tenemos que comprometernos y tener una comunicación bidireccional… si me dejas hablando sola, no tiene mucho sentido ¿no te parece?

 

Aquí te dejo una infografía resumiendo todos los puntos sobre el ciclo de vida de tu cliente ideal, puedes compartirla en Pinterest para tenerla siempre a mano.

 

infografia cliente ideal

 

¿Qué me dices? ¿Ya estabas utilizando esta información para organizar tus contenidos, tanto gratuitos como de pago, adaptándolos a la etapa real de tus clientes? ¿Sabes que trabajar con categorías de este tipo en tu blog ayuda a que la confianza se genere mucho antes?

 

Dentro de mi Academia para Emprendedoras, tanto en la opción Free (sin asistencia) como en la de suscripción mensual, tienes varios talleres sobre este tema. Te recomiendo echar un vistazo al de Comunicación Emocional y Segmentación, te aclarará un montón de dudas sobre ésto y, además, incluye un plugin tipo encuesta que puedes integrar en tu web para obtener resultados reales sobre las distintas etapas en las que se encuentran tus visitas.

 

Trabajar con resultados reales y no estimados marca un antes y un después en tu estrategia y los resultados que obtienes… ¡pero eso daría para otro post! Aunque si te interesa el tema, puedes preguntarme lo que quieras en los comentarios, justo aquí debajo ¡y me pongo manos a la obra!

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Sigue aprendiendo:

Pin It on Pinterest

Share This