En enero de 2013 tuve la feliz idea de abrir un blog en blogger enfocado en lo que había aprendido sobre diseño gráfico. No era mi primer blog, pero si el único que me tomé en serio: El Perro de Papel. Tenía una ilusión tremenda por empezar a publicar y compartir todas esas ideas que tenía anotaditas en mi agenda. Y así lo hice durante años. Lo cierto es que no me arrepiento de nada de lo que hecho, de no ser por cada una de esas cosas, no estaría aquí.

Pero… dicen que todo es mejorable. Y es cierto. Mirando hacia atrás, recordando las noches en vela, las jornadas de más de 16 horas entre mi oficina y mi blog… y analizando al detalle los resultados que obtenía antes y los que obtengo ahora, cómo ha cambiado todo… me he atrevido a redactar una lista con esos 5 errores al crear mi negocio online que, si pudiera, borraría de un plumazo o haría de una forma distinta (no me gusta mucho la palabra error, pero tampoco quiero recurrir a eufemismos incomprensibles).

Espero que te sirvan de inspiración a la hora de tomar tus propias decisiones. Pero tampoco te obsesiones, yo los comentí, fracasé, me levanté y aquí estoy. No me puedo quejar. Así que si se te cruzan por el camino y no te queda otra, no te preocupes. Lo importante es estar siempre en movimiento y constante evolución. Si cometes errores, es porque lo has intentado ¿no crees? No todo el mundo tiene la valentía suficiente para arriesgar cuándo la victoria no es segura. ¡Enhorabuena!

Y ahora sí, mi lista personal de 5 cosas que no haría para crear mi negocio online si pudiera retroceder en el tiempo:

 

Publicar a Diario

 

Si puedes evitarlo ¡hazlo! Es genial posicionarse en Google, atraer tráfico orgánico… Yo en una media de 6 meses ya estaba obteniendo ingresos, que no beneficios, gracias a mi blog que, por si no lo sabías, estuvo en blogger hasta diciembre de 2015.

Es agotador y cuándo te agotas y te exiges un compromiso tan alto a ti misma, sobre todo si tienes otras responsabilidades (niños, trabajo por cuenta ajena,…) puedes agobiarte hasta el punto de dejarlo y olvidarte de tu sueño. Y no porque no sea posible, sino porque te has puesto el listón demasiado alto.

Además, ahora no es necesario publicar periódicamente. Mi actual calendario editorial, como habrás notado, brilla por su ausencia últimamente. Ya lo dejé entrever en mi artículo: Destroza tu Calendario Editorial. Y la cosa ha ido a más, no se ha quedado así… paso más tiempo maquetando correos, planificando embudos, creando contenido para mi membresía gratis y la de pago, que publicando en el blog.

Ya te digo que los plazos cerrados y la presión mata la creatividad a medio/largo plazo. Si quieres conservar la ilusión y la cordura, dedica tiempo a optimizar tus horas delante del ordenador para ser más productiva en menos tiempo y no en sumar horas y horas… para no ver los avances que esperas. Porque las cosas no pasan de la noche a la mañana, requieren de un proceso determinado que por mucho que publiques, no podrás acelerar.

 

Terror a Especializarme

 

Ay sí, auténtico pánico. Ten en cuenta que yo empecé con la idea clara de dejar mi oficina gracias a mi trabajo en El Perro de Papel pero… a pesar de la multitud de estudios y análisis que hice antes de lanzarme, me equivoqué. Y en parte por obsesionarme con analizar al detalle quién era mi cliente ideal en vez de centrarme en conectar conmigo antes, saber exactamente lo que yo quería, en qué era buena y cómo podía ayudar a otras personas dando lo mejor de mí.

No me entiendas mal. Encontrar a tu cliente ideal es importante y cuándo lo logras ¡es una pasada! Pero… ¿qué pasas si el solo hecho de realizar ese estudio te bloquea, paraliza e impide avanzar? De nuevo, obsesión y presión. Bye bye sueño, hello zona de confort.

No te obsesiones. Dedica tiempo a descubrir cuáles son tus valores, tu visión, tu misión, esa chispa que te hace auténtica, única, genuina y especial ¡y poténciala! Impregna cada una de tus acciones en tus redes sociales de tus ideas, pensamientos, sensaciones… ¡y tu cliente ideal aparecerá! Si no tienes claro en qué eres la mejor ¿cómo puedes saber a quién vas a ayudar? Es un tema que daría para otro artículo… mi nuevo concepto del cliente ideal jajaja

Aunque si quieres profundizar en él, lo tienes desarrollado en mi curso Comunicación Emocional y Segmentación dónde además te enseño a crear un tests por etapas que te va a facilitar mucho la conexión con tu comunidad.

Y así, después de trabajar en mi desarrollo personal y conexión conmigo misma, el Perro de Papel se renovó y nació EmprendeLove en mayo de 2016: una comunidad enfocada a mujeres emprendedoras y no a mujeres con un blog como hobby. Y ¿por qué me cargué un grupo de más de 3000 personas? Porque no podía ayudarlas de verdad, mi pasión era emprender online, convertir mi sueño en mi forma de vida… si no compartes tu gran sueño con tu comunidad, la conexión no es total.

Como ves, especializarte no te cierra puertas, simplemente te abre otras distintas que te hacen sentir más cómoda y conectada con tu misión a nivel personal y profesional. Es normal tener miedo, como hemos repetido infinidad de veces; el miedo es una alarma natural del cuerpo que avisa de cambios inminentes que pueden suponer un giro radical en tu estilo de vida actual. Pero tranquila, respira hondo, prepara un plan alternativo por si sale mal (o varios) ¡y a por ello!

 

Arquetipo del Dinero: Cuidadora

 

Oh sí, esto lo he descubierto hace poco gracias a Lily Yuste de Productividad Cíclica que me llevó a la web de Mónica Salazar y a su dichoso (o bendito, según como se mire) test sobre los arquetipos del dinero. Visita su web y haz el test, merece la pena y son menos de 10 minutos de tu tiempo. Puede que los resultados te sorprendan y te ayuden a entender muchas cosas interesantes.

Mis arquetipos son Cuidadora, Romática y Alquimista. Combinación explosiva. Ahora entiendo esas decisiones arriesgadas que he tomado a veces y los ataques de locura que me dan en fechas especiales. Ojo, que no es negativo, simplemente hay que encauzarlo para aprovecharlo al máximo y beneficiarte de los dones que te regala cada uno de tus arquetipos.

Empecé vendiendo en facebook (si te han dicho que en Facebook no se puede vender, ya te digo yo que es mentira) diseños básicos para blogger por 5€ (diseño de header, botones, redes sociales, banners…+ pruebas e instalación) ¿Te imaginas? Es cierto que cuándo empiezas tienes que crearte el famoso portafolio pero… ¡¿5€?! Ay no, no sé cómo conseguí dejar atrás esa etapa… Jamás hubiera logrado dejar mi oficina gris de haber seguido en esa dinámica.

Pero… como te decía al principio: no me arrepiento. ¿Y sabes por qué? Porque lo disfrutaba, me encantada, de hecho es una de las partes que más me gustan de mi trabajo: mis servicios de diseño web profesional para emprendedoras con alma que han evolucionado (gracias a Dios) con el tiempo hasta convertirse en lo que son actualmente. Si te soy sincera, he pensado muchas veces en eliminarlos porque el proceso de trabajo no va 100% conmigo y mi filosofía a nivel personal y profesional… pero eso te lo cuento en otro error ¿vale?

 

No valorar mi Tiempo

 

Ahora sí. Hilado con lo anterior. Me ha costado sudor y lágrimas aprender a valorar mi tiempo y equilibrar el valor – precio de lo que ofrezco. No es fácil, sobre todo cuándo empiezas, encontrar el valor correcto para tus productos y servicios. De hecho, publiqué un artículo sobre el tema que puedes leer AQUÍ.

Partimos de cero, miramos a nuestra competencia y los ojos se nos salen de las órbitas. Y dudamos, dudamos mucho de lo que ofrecemos, no lo valoramos. Y ahí empieza el problema. Si no tienes la suficiente seguridad y confianza para enfrentarme a tu perfeccionismo y acallar esa voz quisquillosa de tu cabecita que te reta a no lanzarte hasta que tu web, curso, ebook,… sea perfecto, te quedarás dónde estás para siempre.

O hasta que seas lo suficiente valiente para lanzarte ofreciendo lo mejor de ti en ese momento, con las herramientas y recursos que tienes a tu alcance. Ya habrá tiempo de mejorarlo con el feedback real de tus clientes. Pero si sigues dándole vueltas… nunca tendrás clientes que te ayuden a mejorarlo ¿no crees?

Valora tu tiempo, es tu mayor valor cuándo emprendes online. Y tú, eres tu mayor activo. Si no te cuidas, valoras, aceptas y quieres ¿cómo pretendes que tu comunidad, esos clientes potenciales a los que te diriges, lo hagan? Recuerda: eres lo que comunicas y comunicas lo que sientes que eres. Descubre todas esas maravillosas capacidades y habilidades que ya tienes, preséntalas al mundo y sigue perfeccionándolas, pero siempre en movimiento. Para atrás, solo para coger impulso.

 

Mejor Pesada que Puteada

 

Sí, como lo lees. Es mi nuevo mantra, cortesía de Azucena Caballero de Pedagogía Blanca en un mastermind que compartimos junto a Paloma Reino. Me encanta ayudar a otras mujeres a cumplir sueños y tachar objetivos de la lista pero… me sorprende que a veces no me conocen ni en mi propio grupo jajaja

Es verídico, te lo prometo. Me ha pasado de comentar algo en EmprendeLove, mencionar mi web como referencia y darme las gracias porque no la conocían. Es gracioso pero me da que pensar a veces… De hecho, muchas de las compañeras que están en el grupo de trabajo en Facebook ni siquiera saben que detrás de EmprendeLove hay una web y una comunidad VIP. Nos cuesta horrores llevarlas a la web y eso que lo hemos intentado por activa y por pasiva.

Y es por eso, porque no somos pesadas. No soy pesada. Si no dices lo que haces, lo que ofreces, lo que vendes… ¿quién lo va a adivinar? Si no pones popups, anuncios, banners y lo repites (aunque te sientas una cansina, como yo) ¿quién lo va a ver? N-A-D-I-E.

Poca gente se conecta a la misma hora que tú a Facebook, ve tu publicación y hace click. Pero si lo publicas en horarios distintos, es más probable que lo vea más gente. ¿Pesada? Bueno, si lo ve una compañera que hace vida en Facebook, como tú, tal vez sí ¡jajajaja!

Y tampoco pienses que todos tus suscriptores abren todos tus emails… mi tasa media de apertura y clicks actual es del 56%. Y ha subido porque estos días he sido pesada, siguiendo mi nuevo mantra. He estado promocionando mi Mastermind CONECTA que comienza en enero, la Academia Mes a Mes y organizando un pre-blackfriday para comprobar qué servicios y cursos lanzar ese día asegurándome de que tendrán buena acogida.

¿Ha habido bajas? Por supuesto. Pero también ventas y datos reales con los que trabajar en la campaña del BlackFriday (si tienes el ojo puesto en alguno de mis servicios o cursos de pago, haz mi Test para Emprendedoras para entrar a mi newsletter o quédate por mi perfil de Facebook).

No tengas miedo a vender ¡eres un negocio! Los negocios para no cerrar tienen que tener beneficios, que no ingresos. Hay una gran diferencia. Si vendes tu tiempo a un precio ridículo que no te da para pagar facturas porque se te va todo en tu plataforma de email marketing, por ejemplo, si la cosa no cambia, tendrás que cerrar. Cambia tu mentalidad, deja de verte como una autoempleada y empieza a pensar como una empresaria.

No vas a espantar clientes potenciales, vas a espantar a esas personas que nunca te van a comprar y solo están contigo por lo que ofreces de forma gratuita. Si tienes una plataforma de email marketing de pago, como yo, ese perfil de suscriptor te está costando dinero y no verás retorno alguno. Los suscriptores que no estén en el momento de compra puede que pienses que eres una cansina, pero no se darán de baja (a no ser que te pases, claro…) porque conectan con tu mensaje y, en un futuro, darán el paso y confiarán en ti.

Vende, obtén beneficios, invierte en formación, en nuevas herramientas que te faciliten la vida, dedica tiempo a esas actividades importantes que hacen crecer tu negocio, mima a esa parte de tu comunidad que de verdad conecta contigo ¡y haz oídos sordos a las críticas y quejas sobre tus campañas y promociones! No veo a nadie quejarse de las rebajas… y si se quejan, con NO IR, es más que suficiente ¿no?

Piensa que tu objetivo es transformar vidas, ayudar a otras personas a cumplir deseos, objetivos, sueños… y el dinero es un símbolo de gratitud. Igual que cuándo pagas un servicio o producto que compras en cualquier tienda. No te sabotées a ti misma y disfruta de tu negocio online, del camino que has iniciado, sin perder de vista el objetivo final, pero dando lo mejor de ti y cuidando cada pequeño detalle sin obsesionarte con ser la mejor y enamorar a todo el mundo, puedas ayudarle o no.

infografia errores crear negocio online

 

Y hasta aquí mis 5 grandes errores con sus correspondientes soluciones. Como ves, fracasar y equivocarse no es el fin del mundo, ahí vida más allá de nuestros errores. Y suele ser una vida mejor, porque de cada fallo salimos más fuertes, inspiradas y motivadas. Así que ¡equívocate! Pero hazlo. Sé valiente, vulnerable, auténtica… ¡y a por todas!

 

Fuente Fotografía Principal: Shutterstock – beautiful girl blowing soap bubbles in the studio on a pink background

Sigue aprendiendo:

diseño y estrategia para mujeres emprendedoras

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Pin It on Pinterest

Share This