Tienes ya tu servicio preparado o tu producto creado y solo te falta anunciarlo al mundo. Ojalá fuera tan fácil como decir: “¡Eh! Ya está a la venta”. Eso querría decir que eres superconocida y que las personas están esperando y deseando que saques algo nuevo para comprártelo, pero eso pocas veces pasa a no ser que seas Apple.

Así que hoy, día en el que me estreno como colaboradora mensual en El Perro de Papel, quiero ayudarte a captar la atención de tus clientes en tu página de venta para que cause efecto WOW y quieran saber más.

Hoy vamos a hablar del titular. Esa frase que capta todas las miradas y que es lo primero que ven tus potenciales clientes cuando llegan a tu página de venta. Porque fórmulas para titulares hay muchísimas y quiero ponértelo fácil.

Además, dependiendo del texto que estés escribiendo, utilizarás una fórmula u otra. No escribirás igual un titular para un artículo que el de tu página Sobre mí, ni el de una página de venta como el de tu página principal.

 

Primero, responde a estas preguntas

¿Quién es mi cliente ideal?

 

Tienes que saber a quién te diriges para poder personalizar tu oferta y que tu mensaje resuene. Si intentas abarcar un mercado muy amplio, tu mensaje acabará cayendo en el agujero negro de los mensajes (que es como el de los emails, ese al que llegan los que no llegan aun habiéndolos enviado).

Recuerda, cuanto más y mejor lo definas, más efecto tendrán el titular y tu mensaje.

Para el ejemplo, diremos que nuestra clienta ideal es una emprendedora que lleva poco tiempo con su negocio y que necesita ponerse las pilas con una estrategia de marketing clara y efectiva 😉

 

¿Qué resultado específico busca mi cliente?

 

Ofrecer beneficios intangibles como confianza y seguridad está bien, pero a tu cliente debes darle algo que pueda tocar y que pueda comprobar que lo ha obtenido.

Nuestra clienta recibirá una web autogestionable y con un diseño personalizado. Haremos un estudio de marca y definiremos el estilo, las tipografías y los colores con los que se sienta identificada.

 

¿Qué quiere conseguir mi cliente con ese resultado?

 

Ahora, tienes que pensar en qué es lo que desea tu cliente. ¿Cuál es ese deseo profundo relacionado con el servicio que le estamos ofreciendo?

Nuestra clienta del ejemplo desea dar una imagen profesional y cercana, pero sin perder su personalidad. Quiere verse reflejada en su web porque sabe que es lo primero que van a ver sus clientes. Ella sabe que una imagen profesional y con carácter le abrirá más puertas y le dará más oportunidades de venta.

 

¿Cuál es su frustración más profunda (relacionada con nuestro servicio)?

 

También tienes que tener claro qué es aquello que más le duele a tu cliente. Piensa cómo se siente, cómo le afecta su problema y qué piensa en relación a él.

Siguiendo con el ejemplo, podemos decir que nuestra cliente siente que está perdiendo clientes por momentos. Cuando empezó, optó por la opción DIY, pero no le quedó bien y su web no la refleja. Siente que se ha estancado y que le cuesta despegar, pero ella no se atreve a meter mano en el diseño porque no tiene ni tiempo ni conocimientos para lograr un diseño como el que ella quiere.

 

1-2-3 y consigue el titular para tu página de venta

 

Ahora que ya tienes la información básica, es el momento de trabajar. Piensa que en una página de venta, el titular y el primer párrafo juegan un papel fundamental. Si consigues captar la atención y meterte en la cabeza de tu cliente en esas líneas, tienes un 80% del camino hecho.

Y ahora, veamos qué 3 simples pasos te ayudarán a crear esa atmósfera de confianza y WOW al mismo tiempo:

 

Utiliza siempre la Regla del 1

 

Si es la primera vez que escuchas hablar de esta regla, te la explico de manera muy breve:

Una idea / Una emoción

 

¿QUÉ QUIERE DECIR ESTO?

La Regla del 1 defiende la idea de que si se trabaja todo el texto en torno a una sola idea, es más fácil envolver al cliente en ella. Si en una página de venta mezclas ideas o conceptos, quien llegue a ti se sentirá confuso y perderá el hilo de la idea importante.

Céntrate en una idea y en una emoción:

  • Escoge LA IDEA: ¿Qué quieres transmitir? ¿Cómo se siente tu cliente? ¿Qué busca? ¿Qué necesita?

Echa mano de tus respuestas a las preguntas anteriores y escoge una idea en la que centrar tu discurso de venta.

Para el ejemplo, escogeré la última, que es la que habla de la frustración de nuestra clienta: “Siente que se ha estancado y que le cuesta despegar”.

  • Identifica LA EMOCIÓN más profunda relativa a LA IDEA: miedo, esperanza, nostalgia…

Aquí puedes hacer dos cosas: o bien tiras de emociones negativas como el miedo (a perder clientes), ansiedad (el estado que le provoca el perder clientes) o la tristeza (el estado en el que ella está ahora), o bien, echas mano de emociones positivas para demostrarle que hay solución como la esperanza (al contratarte), la felicidad (con el resultado y los beneficios) o la serenidad (que sentirá después con el resultado).

Para ahora, me quedo con la esperanza. Cuanto más positivas seamos, mejor. No hace falta hundirla. 😉

 

Escoge qué tipo de titular encaja mejor con tu audiencia

 

Hay varios tipos de titulares y unos encajan mejor que otros dependiendo de si tu cliente te conoce o no, si sabe que tiene un problema, si no lo sabe…

Por ejemplo:

  1. DIRECTO. Este tipo de titular funciona bien cuando tu servicio o producto está dirigido a tus ya clientes. Te conocen, conocen el valor de lo que ofreces y están encantados contigo.
  2. PROBLEMA-SOLUCIÓN. Estos funcionan mejor cuando el cliente es consciente del problema que tiene y está buscando cómo solucionarlo.
  3. TENTACIÓN. Tu cliente está comparando porque sabe que necesita una solución a su problema, pero no se ha decidido por ti.

Veamos cómo quedarían las 3 opciones con nuestra clienta ficticia:

  1. Tu nuevo diseño en 30 días. Personalizado, fácil de gestionar y sin dolores de cabeza.
  2. Tú quieres una web que te refleje. Nosotros, ponértelo fácil.
  3. Dame solo 30 días y estrena tu nueva web.

 

Únelo y haz 3 pruebas

 

¡Genial! Ahora ya tienes la información que necesitas y solo te falta unir las piezas:

IDEA + EMOCIÓN + TIPO DE TITULAR = TITULAR PARA TU PÁGINA DE VENTA.

Haz mínimo 3 pruebas para ver qué tal quedan y cómo resuenan porque el mejor titular no suele salir a la primera. A veces, solo cambiando una palabra se consigue un efecto WOW increíble.

Prueba, testea siempre y si tienes la posibilidad de ir realizando pruebas, hazlo. Observando el comportamiento de tus clientes en tu página de venta es la manera de obtener datos fiables para optimizarla.

Sigue aprendiendo:

magia copywritting maría bolivar

Creadora de conexiones , escritora estratégica y “reveladora de esencias”. Ayudo a creativas a atraer clientes que valoren su trabajo, conecten con su marca y acaben pensando “la quiero a ella”.

Pin It on Pinterest

Share This