A todas nos ha pasado. Al menos desde mi punto de vista. Y es que estamos tan centradas en aumentar el tráfico y ganar visibilidad que nos olvidamos de cuidar esa comunidad que ya se ha formado en torno a nuestro negocio online.

Es genial crecer y escalar para no tocar techo, pero mejor aún es ser fiel a tus principios y valores, centrándote en la calidad de lo que ofreces, en vez de en la cantidad.

Y sí, existe un término medio. Puedes seguir creciendo sin desatender a las visitas que ya tienes. ¿Es complicado? Pues claro, como todo en la vida. Aquí nadie regala nada, te lo tienes que ganar.

Cuándo la prioridad es conectar con tu comunidad y no seguir creciendo sin rumbo fijo, creces de forma natural, sin prisas, sin dolores de cabeza, de forma real, alineada con tus objetivos y metas.

Porque, seamos sinceras, tú…

 

¿Por qué decidiste emprender?

 

  • Para tener flexibilidad horaria.
  • Para disfrutar de tu familia.
  • Para sentirte realizada en tu trabajo.
  • Para disfrutar más de lo que haces.
  • Para conciliar de verdad.
  • Para ser más libre.

Esas eran algunas de mis metas y objetivos. Revisa los tuyos. Recupera esa hoja de tu agenda de sueños dónde empezaste a jugar con la idea de crear tu negocio online y convertir tu pasión en tu forma de vida.

Y cada meta, como ya sabes, se desglosa en pequeños pasos, mini-tareas que nos acercan cada vez más a la consecución de ese sueño.

Por ejemplo:

⇒     Mini-objetivos comunes a las metas: flexibilidad horaria – disfrutar de mi familia – conciliar de verdad – ser más libre.

  • Trabajar desde casa de forma online.
    • Escoger una idea de negocio que funcione 100% online.
    • Comprobar que esa idea es factible.
    • Analizar si me puedo permitir los gastos iniciales.
    • Examinar la evolución de los posibles beneficios que tendré.
    • Saber cuántos clientes tendré que atender o cuántos cursos tengo que vender para no irme a pique.
    • Empezar a automatizar y delegar tareas para disponer de más tiempo libre de calidad.
    • Reducir el tiempo que dedico a mi negocio sin que afecte a la calidad de los resultados.
    • Disfrutar de ese tiempo libre con mi familia y seres queridos.
    • Verificar que he conseguido flexibilidad horaria de verdad.

 

En ningún momento puse como mini-objetivo: duplicar el número de horas que dedico a mi negocio para triplicar los ingresos, la visibilidad, dejarme la piel en colaboraciones, atender al doble de clientes y hacerme rica mientras me convierto en una completa desconocida para familia.

¿Lo ves por algún sitio? Pues yo tampoco.

Y cuándo siento que mi negocio pierde el rumbo, saco de nuevo la lista, analizo qué está pasando y enderezo la dirección.

¿Podría ganar más trabajando 10 horas en vez de 5 ó 6? Por supuesto.

Pero sería tiempo que estaría quitando a mi familia. Y aquí, es dónde pierdo de vista mis metas: flexibilidad horaria, conciliación, disfrutar de mi familia y tener más libertad.

¿Merece la pena dejar un trabajo de oficina con sueldo seguro y vacaciones pegadas para ser una esclava de mi negocio online, trabajar muchas más horas y no tener la garantía de que tendré un beneficio fijo y estable mensual?

Para mí no. Pero esto es algo muy personal.

Cómo mantener el rumbo marcado

 

Necesitas tener muy claros tus objetivos, tus metas, tus prioridades… para tomar decisiones correctas, que te mantengan en el camino que te has marcado, cuándo algo así sucede.

Ya sabes que yo soy muy fan de los objetivos SMART, creo que es una forma muy sencilla y visual de comprobar si tus objetivos son concretos, medibles, alcanzables, retadores y factibles en el periodo de tiempo que te has marcado.

Pero no basta con marcarte objetivos, igual que no es suficiente con apuntarte a un mega-curso, para cumplirlos y obtener los resultados que deseas. Tienes que comprometerte con ellos, conectar con tus prioridades, tus necesidades, lo que de verdad deseas, para motivarte lo suficiente y trabajar para conseguirlos.

Resumiendo, vas a necesitar:

  • Descubrir tus verdaderas metas y prioridades.
  • Aceptarlas e integrarlas en tu sistema de valores.
  • Desglosar esas metas en mini-objetivos que te acerquen a tu sueño.
  • Comprobar que esos mini-objetivos están alineados con tus prioridades y valores.
  • Comprometerte con ellas al 100%.
  • Enfocarte en cumplirlas para ser auténtica y no volverte loca.

 

infografia-conecta-con-tu-comunidad

 

Si tu objetivo al emprender no era hacerte rica a costa de quitar tiempo a tu familia y te ves envuelta en una toma de decisiones dónde una de las opciones traerá esta consecuencia, elimínala. Ni siquiera te lo plantées. Esa opción no va contigo, no te hará feliz, no forma parte de tus prioridades reales, esas con las que te sientes identificada y te hacen vibrar de verdad.

Cómo hacer frente a estas decisiones importantes

 

Lo sé, es más sencillo decirlo que hacerlo. He pasado por ello. Los picos de visibilidad traen este tipo de consecuencias dónde tienes que elegir entre trabajar más horas o mantener tu ritmo, adaptarte a las nuevas circunstancias y pensar en delegar y automatizar, en vez de sumar horas a tu jornada laboral.

Hasta ahora, yo siempre he optado por delegar y automatizar. Y si tu meta, como la mía, es conciliar y disfrutar de tu tiempo y de tu familia, te aconsejo que sigas este camino.

Existen infinidad de herramientas que te ayudarán a automatizar esas tareas diarias más mecánicas y aburridas.  Prueba las que creas que necesitas, analiza los resultados y si te va bien, quédate con ellas. Tu familia y tu salud física y mental te lo agradecerán.

Y si puedes permitirte delegar, hazlo. Busca ayuda de otros profesionales especializados que te ayuden a diseñar tu web, optimizarla, crear campañas en redes sociales, conectar tu plataforma de email marketing con tu web, gestionar tus facturas, tu correo electrónico… delega esas tareas que consumen tiempo y no tienes porqué realizar tú en primera persona.

A veces viene bien recurrir a un mentor o coach que te ayude a reconectar con tus prioridades, analizando la situación actual en la que te encuentras y a la que quieres llegar. Es tal el nivel de información que recibimos a diario que nos resulta imposible pensar y decidir con claridad. De nuevo, si puedes permitirte esta pequeña inversión para aumentar tu seguridad, confianza y capacidad de decidir, no lo pienses. Notarás mucho la diferencia.

Tu comunidad actual te lo agradecerá

 

De eso puedes estar segura. Invertimos tanto tiempo en promocionarnos, colaborar con otros emprendedores, seguir creciendo sin límite… que nos olvidamos de esas personas tan especiales que ya están a nuestro lado, acompañándonos en cada nuevo paso, aprendiendo y creciendo con nosotros.

Si tienes que aumentar el tiempo que dedicas a tu negocio online, inviértelo en ellos.

Deja que otros profesionales se encarguen de tus anuncios, automatiza tus estrategias de comunicación en redes sociales,… y enfoca tus esfuerzos en conectar con tu actual comunidad, conocerlos, saber qué es lo que necesitan de ti y seguir ayudándoles a evolucionar y crecer a tu lado.

Si tu objetivo es ayudar, no solo ganar dinero, verás que las piezas del puzzle empiezan a encajar. No hay mejor publicidad para un negocio que una comunidad contenta que lo apoya y recomienda. Trabaja para hacerlos felices y darles lo mejor de ti en cada nueva propuesta.

Y ahora que has llegado hasta aquí, cuéntame:

 

¿Te estás enfocando en tus metas reales para decidir qué hacer en cada nueva situación que surge en tu negocio online?

¿O te estás dejando llevar por cada nueva oportunidad sin analizar si forma parte de tus prioridades para cumplir tu sueño?

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This