Decides emprender tu negocio online y en tu cabeza se arremolinan infinidad de ideas que has ido picoteando de aquí y de allá para empezar a organizarte.

Sabes que necesitas un plan de negocio, un logotipo, una web, una propuesta de valor, una estrategia de comunicación, captación, ventas,.. pero ¿en qué orden?

Aquí es cuándo la desesperación se adueña de nosotras y la cabeza nos da vueltas ¡demasiada información! Y solo 24 horas diarias para procesarla, aplicarla y desarrollarla.

Sí, emprender no es fácil. Sobre todo si lo haces tú sola. Pero puede ser relativamente sencillo si aprendes a organizarte, priorizar y mantenerte enfocada en los objetivos que te vayas marcando, apagando el ruido que hay a tu alrededor.

Si acabas de empezar, lo primero es terminar de pulir tu idea y comprobar si es rentable tal y como la has gestado o hace falta modificar ciertos puntos ¡no puedes meterte en el diseño de tu web de cabeza sin tener esto claro!

¿Sabes por qué? Porque luego, pues pasa lo que pasa… tenemos la web ahí, muerta de la risa, porque después de terminar el proceso de desarrollo inicial de nuestra idea, sentimos que no comunica de forma coherente nuestro mensaje y deja de gustarnos.

La web es la misma que nos diseñó nuestra diseñadora, no ha cambiado. Pero nosotras sí y ese es el problema. Nuestra idea ha evolucionado y madurado, cuándo encargamos la web no teníamos claro lo que queríamos comunicar y nuestra web, aunque puede ser una obra de arte, no nos representa en absoluto.

Y esto es solo uno de los problemas que puedes encontrar en tu camino, que te requerirá invertir un tiempo innecesario en modificaciones posteriores, si decides lanzarte sin tener las cosas claras y un plan establecido y adaptado a la etapa en la que te encuentras.

Vísteme despacio que tengo prisa. ¿Te suena? Pues esta frase tan desgastada puede aplicarse perfectamente a la forma en que gestionas tu negocio online.

No quieras correr más de la cuenta, tómate las cosas con calma, respeta el ritmo natural de crecimiento de tu negocio y céntrate en exprimir al máximo todas las opciones que ofrece tu situación actual antes de querer pasar al siguiente nivel porque es lo que toca.

Si acabas de empezar ¡olvídate de las estrategias híper mega complicadas de email marketing y los embudos de venta! Empieza con algo sencillo, que te represente, con lo que te sientas identificada. Y que no te estrese, sature ni te haga sentir que tú no sirves para esto, no estás lo suficiente preparada y bla bla bla…

A veces los negocios simples, sencillos, sin complicaciones son los más cercanos y atractivos a ojos de ciertos clientes que buscan precisamente eso: sencillez, cercanía, transparencia, coherencia… un trato personalizado y acogedor.

¡Ya crecerás! Todas lo hacemos, queramos o no, llega un momento en el que el proceso de desarrollo de tu negocio te pide dar un paso más, utilizar nuevas herramientas y estrategias, empezar a formar equipo, delegar ciertas tareas… ¡no corras más de lo que te corresponde!

Si llevas un tiempo por aquí, supongo que ya habrás visto mi test para emprendedoras. El objetivo del mismo es este: descubrir en qué etapa real te encuentras, que habilidades y recursos reales tienes a tu alcance y cuáles necesitas conseguir para pasar al siguiente nivel respetando tus ritmos y los de tu idea.

Si todavía no lo has hecho, te invito a ponerte a ello ahora mismo haciendo click EN ESTE ENLACE. Son un par de preguntas cortitas que si las haces con calma y, sobre todo, siendo sincera contigo misma, te orientarán sobre los siguientes pasos a dar.

Pero… te digo lo de siempre: con hacer un test y descargar un checklist… ¡no consigues nada! Bueno, tal vez sí, un poco de claridad para empezar a marcar objetivos realistas adaptados a tu etapa real. De hecho, en la checklist asociada a cada etapa del test encontrarás qué puntos necesitas completar para avanzar.

Pero cuándo de verdad tendrás resultados reales que analizar, trabajar y que te servirán de referencia para decisiones futuras, será cuándo decidas pasar de una vez del pensamiento a la acción. Trasformar ideas en realidades, en proyectos, en nuevos productos y/o soluciones.

Porque la única forma de saber si tu idea tendrá buena acogida no es trabajando con datos estimados que obtienes de realizar estudios de mercado, sino empezando hoy mismo a ofrecer tus soluciones en forma de posts en tu blog, retos gratuitos, colaboraciones con otros emprendedores afiles… ¡probando! ¡haciendo! ¡materializando!

Quién no se arriesga, no gana. Quién no se expone, no es visible. Quién no ofrece, no vende. Y así… la lista es interminable. Si sientes inseguridad a la hora de hacerte ver, empieza poco a poco. No hace falta que grabes un vídeo si te tiembla la voz. Empieza escribiendo, ofreciendo recursos descargables… ¡lo que sea! Pero empieza.

Pero, sobre todo, sé coherente contigo misma. Ve poco a poco, adaptando cada objetivo que te marques a tu etapa y situación real (si has hecho mi test ya sabrás en qué etapa te encuentras) para asegurarte de que no estás invirtiendo tu valioso tiempo en acciones que no te reportan ningún tipo de beneficio, ni personal ni profesionalmente.

Aquí te dejo una selección de las mejores entradas sobre productividad y gestión del tiempo que he publicado en los últimos meses por si quieres darles un repaso:

 

 

Además, en esta última entrada sobre diseñar un plan de acción en 30 minutos, encontrarás una técnica muy sencilla para definir objetivos SMART (en la misma entrada te explico en qué consisten y cómo pueden ayudarte a priorizar y decidir en qué acciones inviertes tu tiempo).

Y ahora es una época del año para empezar a trabajar con este tipo de objetivos, 100% adaptados a ti y a tu idea, para encontrar ese ritmo que te haga sentir cómoda y permita que tu negocio se desarrolle a su ritmo natural, sin presiones, sacrificios, esfuerzos ni nada por el estilo.

En resumen:

  • Descubre en qué etapa real te encuentras. Puedes hacer mi test para emprendedoras AQUÍ.
  • Examina los pasos mínimos que necesitas dar para pasar a la siguiente etapa.
  • Revisa cuánto tiempo real puedes invertir cada día en tu emprendimiento.
  • En base a esa disponibilidad, empieza a marcar tus objetivos smart como te cuento en ESTA ENTRADA.
  • Una vez encuentres tu ritmo, puedes jugar con los tiempos y marcarte objetivos más ambiciosos. De momento, céntrate en es hacer lo básico que necesitas para avanzar, crecer y evolucionar. ¡Ya habrá tiempo de ampliar horizontes!

infografia definir objetivos coherentes

 

DESCARGAR FICHA
 

Y recuerda: ¡apaga el ruido! Quédate con la información adaptada a tu etapa. Información que sume, no que reste y te genere estrés y ansiedad por no ser capaz de abarcar todo lo que tienes que hacer.

Párate, analiza tu planning y decide si ahora necesitas aprender sobre comunicación o sobre ventas, sobre storytelling o sobre redes sociales. ¡Aprender de todo a la vez puede ser caótico! Sobre todo si esos temas que necesitas interiorizar para hacer crecer tu negocio no tienen nada que ver con las soluciones que tú misma ofreces.

No es que no sepas hacerlo, no es que no valgas para ello, no es que seas una pesada o una torpe… ¡es que esa no es tu especialidad! No es a lo que quieres dedicarte. Así que reduce tu lista de pendientes a los imprescindibles y sí, nunca dejes de formarte y aprender, pero solo lo que necesites en cada momento.

Si pasas el ratón por la página BLOG de esta web, verás que he dividido el contenido de mi blog en las diferentes etapas que he asignado a mi test para emprendedoras. Si entras en cada etapa no solo verás el contenido gratuito, sino también los cursos recomendados para una de ellas:

 

 

Sí, he pensado en todo para facilitarte el camino y tratar de eliminar todo el ruido externo, al menos durante el tiempo que inviertas navegando por mi web y aprendiendo conmigo.

Porque mi misión aquí es ayudarte e intentar que tu aventura sea lo más enriquecedora posible, dejando de lado la culpa, el estrés, el sacrificio, las inseguridades y los miedos que obstaculizan nuestro crecimiento pero que, por otra parte, son nuestros mejores maestros.

Y ahora ¿qué es lo siguiente? Exacto ¡manos a la obra! Cuánto antes empieces, antes empezarás a obtener los resultados que deseas ¿no crees?

 

Fuente fotografía principal: Shutterstock | Michelle Patrick

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This