Y con la entrada de hoy cerramos el ciclo de presentación de las 5 etapas por las que pasa todo negocio online. Ya sabes que cada etapa tiene sus particularidades, como todo en la vida. Y no solo esto, sino que dependiendo del ámbito y características de tu emprendimiento, la ficha de análisis varía.

Lanzar un nuevo negocio no es tan complicado, siempre puedes probar en su fase beta y después de analizar los resultados, perfeccionar tu idea inicial y lanzarla tal cuál. Pero una vez estás en movimiento, si no has dedicado tiempo a analizar las raíces que sustentan tu proyecto y a ti misma… las incoherencias no tardan en aparecer.

Por eso nació este proyecto y El Perro de Papel ha quedado atrás. Para dar paso a lo nuevo, hay que dejar espacio, aprender a soltar y no resistirse a la evolución natural de todas las cosas que nos rodean. Y tú y tu negocio online no sois distintas. Es lo que tiene emprender con alma, la parte personal y profesional se funden y tu misión de vida brilla más que nunca.

He tratado de resumirte en las últimas entradas la idea de crecimiento y evolución de un negocio online que a mí me ha costado meses plasmar por escrito, la misma que puedes encontrar redactada en mi libro Método CONECTA y que sirve de base para mis mentorías estratégicas para ayudar a otras emprendedoras a brillar con autenticidad.

Y ¿qué hacer cuándo llegas a esta etapa en la vida de tu negocio? Te recuerdo las anteriores:

Vamos a verlo paso a paso, para que te hagas una idea general de cómo saber si estás en esta etapa y qué toca hacer ahora.

 

En Busca de Crecimiento

 

¿Cómo saber si estoy en esta etapa?

 

Lo más sencillo para saber si te encuentras en esta etapa, es que hagas mi test gratis para emprendedoras soñadoras, dónde te diré en qué etapa te encuentras. Puedes encontrarlo pinchando AQUÍ.

Al finalizar el test podrás ver tus resultados y hacer que te lleguen por email. Al solicitar el envío de los resultados por correo, recibirás una checklist detallada con los siguientes pasos a dar para crecer de forma saludable, sin forzar la marcha.

También entrarás a formar parte de mi lista de emprendedoras soñadoras en busca de crecimiento y te enviaré novedades e información interesante sobre esta etapa tan importante en la vida de todo negocio online.

Recuerda que para ver con claridad tu punto de llegada, tienes que conocer al detalle de dónde partes. Si no, perdemos tiempo en acciones que no nos reportan ningún resultado real. Y claro, nos frustramos porque no llegamos a todo. Y no es que no lleguemos a todo, es que nos hemos dispersado y apartado del camino inicial.

En resumen, cuándo estás en esta etapa:

  • Tu negocio ya lleva un tiempo funcionando y no te va mal.
  • Ya estás vendiendo tus servicios y/o productos, con mejor o peor resultado.
  • Tienes una comunidad, más grande o más pequeña, que te apoya y confía en ti.
  • Empiezas a sentir que tocas techo, no te da la vida y… necesitas clonarte para llegar a todo lo que quieres hacer.

A veces, si no procesamos bien los cambios que requiere esta etapa, tanto a nivel personal como profesional, corremos el riesgo de cerrar el chiringuito y dejar atrás nuestro sueño emprendedor.

Esta es la solución más fácil. Sí, la más fácil. Rendirse es muy sencillo, aunque tengas deudas. Ya conseguirás el dinero, pero cierras las puertas y dejas de avanzar para alcanzar tus metas. Es el camino fácil porque el complicado, el que requiere mayor compromiso, es aplicar las modificaciones necesarias y seguir ahí, al pie del cañón.

Así que si sientes, como yo en su día, que estás en ese cuello de botella que te deja sin aire, tienes infinidad de responsabilidades diarias, deudas pendientes, millones de cosas por hacer… querida amiga ¡enhorabuena! tu negocio está creciendo. Y lo que te sucede, es normal.

 

Pero ¿cómo salir airosa de esta etapa?

 

Recordando para qué decidiste emprender. Sí, llega el momento de revisar de nuevo las raíces de tu negocio para volver a contectarlo contigo. Si tu negocio crece y tú no, o viceversa, la conexión se pierde y la cosa se tambalea. Tu idea y tú estáis unidas en una perfecta simbiosis y os necesitáis una a la otra para que todo fluya.

No es sencillo salir airosa de un pico de crecimiento. Aunque ayuda pensar que es temporal, cíclico, que no dura para siempre. Es como todo en la vida: ciclos, estaciones, periodos… todo se repite cada cierto tiempo. Tu negocio no escapa de eso. Y tú tampoco.

La mejor forma de salir airosa de esta situación que he encontrado es: SIMPLIFICANDO al máximo lo que haces. Sí, simplificando. Recuerda: para dejar paso a lo nuevo, hay que soltar lo que ya no utilizas.

Y esto, aplicado a tu emprendimiento online, son esas acciones que hasta ahora consumían tu tiempo pero que ahora, en esta nueva etapa tan interesante, ya no compensan los resultados que obtienes si los comparas con el tiempo y recursos que inviertes. Ha llegado el momento de simplificar, automatizar y delegar.

Si has hecho el test que te comentaba al principio ya tendrás lista tu checklist, sino, puedes hacerte con ella de forma gratuita, sin suscribirte a nada (que sé que a algunas os da grima, aunque no termino de entender bien el por qué cuándo el email marketing es la forma más cercana y personal para comunicarnos…) desde el siguiente botón:

 

DESCARGAR CHECKLIST
 

Vamos a verlo paso a paso para no perdernos ¿vale?

 

Colaboraciones y Alianzas

 

Esta es la etapa estrella de las colaboraciones y alianzas. Si sigues mirando de reojo a otros profesionales de tu nicho y la palabra competencia hace eco en tu mente… te va a costar un poquito avanzar en esta etapa. Lo primero es ver a tu competencia como aliados, compañeros de trabajo con comunidades afines a la tuya. Esto va de cooperar, no de pisotear al otro para brillar tú.

Conecta con ellos, propón ideas y colaboraciones dónde vuestras comunidades hagan piña, encuentra ese punto en común que os une y dónde ambas podéis aportar lo mejor de vosotras mismas. Siempre hay un punto en común por el que empezar a trabajar.

Pero, lo primero, es quitarte el miedo y la vergüenza, tanto a recibir un NO como a exponerte. Tenemos mucho tiempo a ser visibles por si nos juzgan y critican y nos olvidamos de que si no nos dejamos ver… nadie nos va a encontrar por arte de magia. Tenemos que exponernos, con nuestras luces y nuestras sombras.

Al final se quedarán con nosotros solo aquellos que conecten con nuestras ideas y nuestra forma particular de ver y experimentar la vida. Así que no temas hacerte ver en otras comunidades, olvídate de las críticas que restan y quédate con esas nuevas personas que lleguen a tu vida atraídas por tu nuevo campo de acción.

 

Tareas importantes que no puedes asumir ya

 

Tú eres buena en lo que haces, no necesitas saber de todo. Está bien al principio, pero cuándo tu negocio crece y tus clientes aumentan, llega el momento de tomar decisiones importantes:

  • Analiza cuáles de esas tareas cargantes pero importantes te suponen mayor esfuerzo.
  • Documenta el paso a paso que sigues para llevarlas a cabo. Echa un vistazo a esta serie de entradas de mi compañera Gehisy sobre calidad para negocios online, te abrirán un nuevo mundo de posibilidades. CLICK AQUÍ.
  • Decide cuáles puedes delegar (contratar a otros profesionales que se encarguen de realizarlas e informarte de los resultados cuándo acordéis) y cuáles puedes automatizar (a través de autoresponders, respuestas automáticas, preguntas frecuentes, formularios varios…).
  • Ahora traza un plan de acción a 3 meses vista de los pasos que vas a dar para llegar del punto actual dónde te encuentras al que quieres llegar para aligerar la carga que estás asumiendo y que ya es demasiado pesada para ti sola.

Para trazar este plan de acción sobre qué tareas vas a delegar y cuáles vas a automatizar, puedes echar un vistazo a las siguientes entradas, puede que te sean de utilidad:

Definir un plan de acción de miedo en 30 minutos

Automatizar tus embudos sí es una buena idea

Cómo vender más gracias al email marketing y los embudos de venta

47 herramientas para aumentar tu productividad recomendadas por otras emprendedoras como tú

Con esto creo que tienes suficiente para ir dándole forma a tu plan de acción para delegar y automatizar tareas ¿verdad? Ahora puede que lo veas como perder más tiempo, pero te aseguro que no es tiempo perdido, sino invertido en acciones que te ayudarán a ganar tiempo en un futuro no muy lejano si te comprometes de verdad con la evolución de tu negocio online.

 

Sigue ofreciendo recursos gratuitos

 

¿Por qué? ¡Si ya tengo un montón y estoy sobrepasada! Todo lo que creo ahora es de pago…

Bueno, vale, si lo ves así… ya sabes que no estoy aquí para convencerte. Solo para compartir mi experiencia contigo.

Hemos dicho que tu evolucionas, tu negocio evoluciona… ¿y tu cliente? ¿de verdad piensas que ese lead magnet que creaste hace 2 años sigue a la orden del día? Ya hablamos sobre el ciclo de vida de tu cliente ideal y ellos, como nosotras, no se quedan paradas.

Necesitan distintos contenidos adaptados a cada una de sus etapas y si no los encuentras contigo, no se quedarán esperando. La confianza se gana demostrando nuestros conocimientos y experiencias. Ofreciendo resultados. La gente ya no compra características, compra experiencias, resultados… y a ti.

Si no les das la oportunidad de probar de forma gratuita tu forma de hacer las cosas, no sabrán si tú eres lo que necesitan y seguirán buscando. Mi consejo es que lo hagas, aunque sean mini vídeos o fichas prácticas, pero algo que sea 100% práctico y tenga resultados inmediatos, no para el mes que viene.

Pero, como siempre, tú decides dónde inviertes tu tiempo. Aunque te recuerdo que si quieres tener resultados diferentes, puede que sea hora de abrir la mente y empezar a hacer cosas distintas. Sobre todo si no estás contenta con tus resultados actuales. Ahí lo dejo.

 

Tu cliente es el protagonista

 

Sí, tu cliente es el protagonista de la historia de tu marca con alma. Es cierto que tu marca con alma eres tú pero el que vivirá la experiencia de trabajar contigo y confiar en ti, es tu cliente. Lo que ofreces es algo secundario, lo importante es que tu cliente esté feliz con la experiencia que vive contigo.

Es increíble el gran bloqueo que supone saber quién es tu cliente ideal. Tanto que muchos proyectos se quedan en eso, proyectos que no ven la luz, porque no somos capaces de avanzar. ¡No te obsesiones con ese tema! Al final, vas a atraer al público que conecte con tu mensaje, ese que necesite lo que ofreces para mejorar su calidad de vida.

Céntrate en hacerte visible, habla de tus soluciones siempre que puedas, de qué haces, para qué y cómo. Céntrate en la experiencia sensorial que van a vivir contigo las personas que confíen en ti ¿cómo vas a cambiar o mejorar su vida? ¿Por qué tienen que confiar en ti y no en otro profesional de tu nicho?

Si tú no lo tienes claro, esa falta de claridad se refleja en tus comunicaciones como inseguridad y falta de confianza. Y ¿tú comprarías a alguien que te transmite inseguridad con sus mensajes? Por que yo no. Así que trabaja la confianza que tienes en ti misma, invita a salir a esa vocecita de tu cabeza que no para de recordarte lo mucho que te falta para ser perfecta y haz lo que puedas lo mejor que puedas con las herramientas y recursos que tienes ahora a tu alcance.

Porque si tú misma desconfías de ti… ya me dirás cómo pinta el panorama para tus clientes potenciales. Luego nos quejamos de atraer a gente tóxica que lo quiere todo gratis y no nos compra… el miedo a vender por esas creencias que nos limitan es lo que tiene. Atraemos al tipo de público que conecta con nuestros mensajes. Así que ya sabes por dónde empezar si tu cliente real no coincide con tu cliente ideal.

Estrechar lazos con tus clientes de forma natural y auténtica te va a ayudar a que la comunidad que se forme en torno a tu marca sea igual de natural y auténtica. El sueño de toda emprendedora online, vamos. Así que ponte a ello ahora mismo y mira qué puedes hacer para mejorar la forma en que te comunicas con ellos.

Y poco más tengo que contarte, solo me queda compartir contigo esta infografía resumen para que puedas ver a un simple golpe de vista todo lo que hemos hablado:

 

infografia emprender con alma crecimiento

 

Recuerda que con solo leer este artículo no conseguirás nada. Porque no habrá cambiado nada en realidad. Empieza a poner en práctica todos los puntos, anota los resultados que vas obteniendo, aplica las mejoras necesarias y ¡a brillar! No olvides pasar por aquí para contarme qué tal te va ¿vale?

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Sigue aprendiendo:

Pin It on Pinterest

Share This