El viernes se me ocurrió lanzar una idea de esas que calificamos como locas y vamos guardando para cuándo:

  • Lo tengamos más claro.
  • Tengamos más tiempo.
  • Estemos más tranquilas para revisarlo.
  • Hayamos diseñado la página de presentación.

Sí, esas que vamos postergando con mil excusas y justificaciones muy racionales y lógicas pero que, en realidad, solo esconden nuestro miedo al rechazo, a no ser lo suficiente buenas, a que no guste, a que no se apunte nadie porque… la idea no es perfecta.

Pues bien, ya te digo yo que tu idea, si te nace del corazón y es algo que llevas deseando lanzar desde hace tiempo pero no te atreves por inseguridad, ya está perfecta tal y como la piensas. ¿Qué puede mejorarse más adelante? ¡Por supuesto! Todo es mejorable. Pero para comprobar si tendrá buena acogida, no hace falta que inviertas meses en llevarla a cabo y hacerla realidad.

Mi idea loca la compartí en mi perfil personal de facebook: sin landing page, sin revisar el copy, sin editar la foto en el ordenador… todo lo hice desde el móvil en un momento de inspiración creativa. Sí, incluso el botón de PayPal. Y es que llevaba tiempo queriendo unificar mis #emprendetips con un grupo de trabajo en whatsapp porque son dos de los detalles de mi negocio que más me llenan.

Si no me crees, puedes ver la publicación original haciendo CLICK AQUÍ.

Es cierto que lo hice con inseguridad, aunque ya tengo experiencia vendiendo sin página de ventas ideas que me motivan, pero esta vez, no sé por qué, pensaba que la propuesta de asociar un grupo de trabajo por whatsapp con mis tips para emprender con alma, podía resultar un poco “agresiva” ya que el número de móvil es un dato muy privado para muchas de nosotras ¿verdad?

Pues mira:

No está completa porque sería interminable y también he editado los datos personales por privacidad… ¡pero van 24 emprendedoras apuntadas! Conmigo 25. Y en principio lancé solo 20 plazas por eso de: “vamos a ver si esto les gusta que a mí me encanta pero nunca se sabe…”. Pues exitazo. Y en finde. Lo lancé el viernes por la noche y estoy escribiendo estoy en domingo. A finales de enero, sí. Que eso también cuenta.

Como ves, no necesitas:

  • Una web maravillosa para compartir tus soluciones.
  • Un copy de sobresaliente para comunicar tu mensaje.
  • Una estrategia perfecta y 100% automatizada para enamorar a tu comunidad con lo que ofreces.

 

Si tienes:

  • Valor para compartir tu idea, por muy loca que parezca.
  • Humildad para aceptar la acogida que tenga, sea cuál sea.
  • Entusiasmo para comunicar la esencia de tu idea loca de forma apasionada.
  • Desapego para soltar en caso de que sea un fiasco y no vendas nada de nada.

 

Total, el NO ya lo tienes ¿verdad? Dime ¿qué pierdes por lanzar AHORA MISMO esa idea a la que llevas semanas, incluso meses, dando vueltas sin parar? Porque más que perder… imagina lo que puedes ganar: saber si de verdad tu comunidad necesita eso que tú estás deseando compartir.

En mi caso, ha sido todo un acierto. Pero también he tenido otras ideas que han caído en el ostracismo más absoluto, no te creas que todo lo que lanzo, triunfa ¡que va! Pero me sirve para saber si voy por el camino correcto, sobre todo ahora con mi gran cambio de rumbo. Y eso ¡no tiene precio!

Porque si lanzas tu idea hoy mismo en su versión mínima, una idea en la que crees, en la que confías y sabes que es maravillosa incluso sin estar 100% desarrollada, sabrás si necesitas invertir tiempo y recursos en desarrollarla hasta su versión más avanzada o si es mejor dejarla ir y pasar a otra cosa que si necesite tu comunidad.

Pero, de nuevo, solo lo sabrás de una forma: PROBANDO. Pasando del pensamiento a la acción, una vez más, con seguridad y confianza para descubrir si estás conectando con los deseos de tus clientes ideales y desarrollando soluciones que les gusten y necesiten de verdad para seguir creciendo y evolucionando contigo.

Como ves, no hace falta complicarse la vida para crear algo que motive y enamore a tu comunidad. Tampoco dejarse la piel para promocionarlo en todos tus canales: yo solo lo publiqué en mi perfil el viernes por la noche y en uno de mis grupos el sábado por la tarde. Nada más. Sin Facebook Ads, sin copiar y pegar el enlace hasta el aburrimiento, sin directos en todos mis grupos y en los de mis aliadas…

Claro que este tipo de estrategia de ventas tan de andar por casa puede que no sirva para un servicio premium, como el que yo misma ofrezco de diseño web con alma o packs de sesiones estratégicas para emprendedoras. O tal vez sí, todo depende de si estás de verdad conectada con lo que necesita tu comunidad de ti o no. A veces, una vez más, somos nosotras solas las que nos complicamos sin necesidad…

Por miedo, por inseguridad, por desconfianza… y caemos en nuestra propia trampa que nos amarra al exceso de perfeccionismo que suele desembocar en postergación, frustración, desmotivación… La pescadilla que se muerde la cola, ya sabes.

Cuándo, en realidad, siempre puede reducirse una idea a su versión mínima, testarla con tu comunidad, comprobar si les gusta, desarrollarla y, entonces sí, trabajar para que la experiencia que rodeé a esa solución que estás ofreciendo ¡sea inolvidable y memorable! 

Así que te animo a recuperar tu agenda de ideas por cumplir y reflexionar sobre ellas:

 

  • ¿Puedes lanzar alguna en su versión mínima hoy mismo?
  • ¿Qué necesitas para hacerlo?
  • De eso que necesitas para lanzarla ahora ¿qué tienes ya y qué puedes conseguir en el mínimo tiempo posible?
  • ¿Qué pasa si tu idea es un éxito y tiene buena acogida?
  • ¿Y qué es lo peor que puede pasar si es un fracaso y no tiene aceptación?
  • ¿Qué puedes hacer para seguir adelante si es un fracaso?

 

No necesitas preguntarte mucho más para lanzarte. Cuántas más preguntas te hagas y más empieces a analizar con detenimiento cada opción, más tiempo pierdes y más posibilidades tienes de caer en la temida parálisis por análisis. ¿Es necesario analizar? ¡Por supuesto! ¿Es necesario analizar una idea durante meses antes de lanzarla porque sientes que no está 100% perfecta? No. Porque cuándo de verdad sabrás si es perfecta es cuándo el interesado te de su feedback real, no antes.

De nuevo, te repito que este tipo de estrategia light tal vez no funcione con servicios premium, pero para productos o servicios más chiquititos, de esos que solucionan problemas puntuales y son 100% prácticos, puede ser una opción estupenda para no quedarte estancada y sentir que vas avanzando poco a poco. Lo importante es que tú confíes en tu idea y seas capaz de comunicar esa seguridad a tu comunidad.

Así que ahí te dejo, pensando en ello. Y si te animas a unirte a mis Tips Diarios para Emprender con Alma y recibir motivación diaria de febrero a abril por whatsapp junto a un grupo estupendo de maravillosas emprendedoras online que me hacen cada día más feliz ¡te espero dentro!

 

EMPEZAMOS LA EDICIÓN DE PRIMAVERA

Emprendetips en tu Móvil de Junio a Agosto (ambos incluídos) por 7€/mes

Y no solo eso, sino la tranquilidad de tenerme siempre al otro lado cuándo lo necesites

Apúntate ahora para reservar tu plaza

 

¡ME APUNTO AL GRUPO!
 

Y cuándo estés dentro, envíame un correo a elperrodepapel@gmail.com

poniendo en ASUNTO: Emprendetips Primavera y en el cuerpo del mensaje (el contenido) tu nombre + tu número de móvil + el principal bloqueo que te paraliza ahora o el gran objetivo que tienes programado para este trimestre juntas ¡lo que prefieras!

La última semana de Abril contactaré contigo para darte acceso al grupo

¡Hablamos muy pronto, soñadora!

 

Fuente fotografía: Shutterstock – Drean Dobot

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Sigue aprendiendo:

Pin It on Pinterest

Share This