Adoro el email marketing, para mí es como escribir una carta. Sí, crecí con infinidad de amigos por correspondencia, adoraba escribir y, en parte, ese es uno de los motivos por los que decidí estudiar Filología Hispánica.

Gracias al email marketing puedo compartir mis experiencias y conocimientos con un grupo reducido de personas que se mueven en la misma sintonía que yo y es mucho más sencillo encontrar puntos en común y conexiones de todo tipo. Son las cartas modernas en la era de la tecnología.

No tiene nada que ver con la forma en que puedo expresarme aquí o en facebook (mi red social favorita) porque el contexto es muy diferente. Me explico con ejemplos para que sea más comprensible:

  • Tu web es la cara visible de tu negocio, la oficial, dónde recibes a personas que acabas de conocer y empiezas a forjar una relación de confianza. Vienen cuándo ellos quieren, tú solo abres la puerta.
  • Tus redes son la fiesta, el lugar ideal para conectar y crear comunidad siempre desde el punto de vista grupal, ahí encuentras a tu tribu. Y no solo de clientes, también de compañeras de aventuras.
  • Tu lista de email marketing es un lugar mucho más íntimo y privado, solo acceden los que te abren las puertas de su casa (su correo electrónico) y tienen un interés genuino en profundizar en tus propuestas y soluciones.

 

A tu lista de email marketing pueden suscribirse dos tipos de personas:

  • Quienes buscan todo gratis… y terminarán dándose de baja tarde o temprano al no estar dispuestos a invertir en propuestas más avanzadas.
  • Quienes buscan probar tu método en su versión más básica de forma gratuita y si le es útil, revisará lo que puedes hacer por él o ella de forma más personalizada.

 

Yo estoy suscrita a muy pocas listas, solo a las que me interesan de verdad. No solo por su contenido gratuito, sino por sus propuestas de pago. He sido cliente de la mayoría de los emprendedores a los que sigo (Franck Scipion, Nacho Muñoz, Laura Ribas, Tino Fernández, Oye Deb, Roberto Gamboa…) y suscribirme a sus newsletter es la mejor opción de estar siempre al día de lo que hacen y lanzan. Y estos son solo algunos de ellos, los que más me han aportado en mi negocio hasta ahora.

Pero, también es cierto, que si no eres un poco selectiva a la hora de escoger a qué newsletters te suscribes… ¡puede ser una auténtica locura! ¿Por qué? Porque te llegará todo tipo de información que querrás implementar desde cientos de canales distintos y corres el riesgo de quedarte paralizada (lo sé porque me ha pasado).

Así que hace un tiempo decidí quedarme solo con aquellos que sumaban a mi vida en el momento en el que me encontraba y prescindir del resto. No porque sean peores, sino porque los que elegí compartían su experiencia y conocimientos de una forma que conectaba más con lo que yo sentía que necesitaba. Tú tendrás que hacer lo mismo tarde o temprano, si es que no lo has hecho ya.

Y eso es lo que todas nosotras queremos conseguir ¿verdad? Estar en la lista de elegidos de nuestros lectores y quedarnos ahí al menos durante el tiempo suficiente para ser capaces de demostrar que nuestras propuestas es lo que necesitan y podemos ayudarles a superar sus obstáculos de verdad. Y no, no es fácil, pero sí que es posible.

Nadie se quedará en tu lista durante mucho tiempo si te limitas a vender o enviarles correos con las últimas entradas de tu blog. No porque no les interese… sino porque estoy segura que si quieren leer tu último post, saben dónde encontrarlo. Y porque, para qué nos vamos a engañar… a nadie le gusta que le vendan directamente ni que le digan lo que tiene que hacer a no ser, claro, que ya se haya forjado una relación de confianza que afiance esa conexión.

Piensa que tú no estás aquí para dirigir la vida de nadie ni decirle qué tiene que hacer si no quiere perder la oportunidad de su vida. Ese tipo de marketing ya está pasado de moda, vender desde el miedo profundizando en los dolores de tus clientes potenciales hasta hacerles sangrar… con la cantidad de gente que hace lo mismo que tú ahora, no es tan efectivo como antes y corres el riesgo de que salgan corriendo. Y no porque no quieran comprarte, sino porque les estás humillando sin necesidad.

Yo no busco que me digan lo mediocre y triste que es mi vida ni que traten de hacerme sentir mal con ejemplos de una vida soñada que no alcanzo porque yo no me comprometo. Cuándo abro una newsletter lo hago con la idea de encontrar motivación, inspiración, nuevas ideas y propuestas que me entusiasmen y me hagan desear trabajar con la persona que la ha escrito. Si las salidas de tono se repiten durante varios correos, me doy de baja sin más. Hay más peces en el río.

Y esto, tú también puedes conseguirlo. Solo tienes que tener muy claro qué quieres comunicar, qué quieres hacer sentir a tus lectores y para qué, con qué objetivo les envías esa información o contenido a su bandeja de entrada en vez de publicarlo en tu blog o en tu red social favorita. Recuerda que no se puede diseñar una estrategia efectiva sin un objetivo bien definido y una serie de indicadores que te hagan saber si has tenido el éxito esperado o hay algo que mejorar.

Así que vamos a ver juntas, paso a paso, de forma detallada y cronológica, cómo puedes planificar tu primera estrategia de email marketing para conectar con tu comunidad y brillar con luz propia sin necesidad de pisar al de al lado para destacar tú ¿de acuerdo?

 

El correo de bienvenida a la lista

Tu nuevo suscriptor acaba de llegar ¡descorchemos el champán! Es el momento álgido de vuestra nueva aventura juntos: la presentación. En este primer correo te juegas todo a una sola carta y tienes que demostrar que no se ha equivocado contigo.

La consecuencia de enviar un primer email flojillo es que habrá muchas bajas después de descargar el famoso regalo de bienvenida, también conocido como lead magnet… y claro, sentirás que estás haciendo el idiota regalando contenido a personas del primer grupo que vimos antes (las que lo quieren todo gratis y tus propuestas premium les interesan nada de nada).

¿Cómo conseguir que se queden contigo? Si has segmentado desde el principio y conoces las necesidades que presenta tu cliente ideal en esa etapa ¡a qué esperas! Llama su atención con una propuesta al final del correo que enlace a un artículo, formación o servicio básico de tu web y esté 100% alineada con esa necesidad.

El objetivo de esta llamada de atención no es que te compre a la primera. No esperes hacerte rica con esto si haces propuestas de pago. La intención es mantener su interés hacia tus propuestas y que empiece a familiarizarse con tu metodología más allá de la descarga del lead magnet.

 

El correo de conexión y retroalimentación

Un par de días después, cuándo consideres que tu nuevo suscriptor ya ha consumido tu lead magnet y revisado tus propuestas, haya comprado o no, puedes contactar de nuevo con él, a través de un segundo correo dentro de tu secuencia automatizada, para saber qué tal le va aplicando tu propuesta.

En este correo puedes pedirle que te cuente su experiencia contigo hasta ahora respondiendo directamente al email o utilizar otra opción que, a veces, sobre todo con personas que acaban de llegar, es mucho más efectiva: utilizar un formulario de Google Forms o Typeform para recopilar sus respuestas ofreciendo la opción de hacerlo de manera anónima.

Cuándo recibimos feedback anónimo pueden pasar dos cosas:

  • Que tu suscriptor sea mucho más sincero y te cuente la verdad pero salvaguardando su identidad por motivos personales o profesionales.
  • Que tu suscriptor haya entrado a tu lista solo para curiosear, se olvidase de darse de baja, tu correo le haya fastidiado mucho y aproveche el anonimato para descargar su frustración contra ti. No te preocupes, quédate con lo que sirva y elimina su respuesta. No merece la pena malgastar energía con este grupo.

 

El correo de conexión y bienvenida real

Tu nuevo suscriptor ya lleva un par de días contigo, ha consumido tu lead magnet irresistible y ha recibido tu correo para enviarte feedback real sobre el mismo. Gracias a esta retroalimentación a tiempo real puedes comprobar si el cliente ideal que has definido coincide con tu público real o necesitas perfilarlo.

Ahora, un par de días después, vamos a presentarnos ya de verdad a los suscriptores que se han quedado con nosotros y a enviarles el contenido más interesante que hemos compartido hasta ahora relacionado con su temática. El objetivo de este correo es conectar emocionalmente con ellos y hacerles sentir comprendidos y escuchados.

La idea es crear una conexión real basada en la confianza para que sigan consumiendo nuestro contenido y terminen de decidir si somos la persona adecuada para ayudarles de forma más intensiva y profesional o prefieren darse de baja y dar por finalizada la relación. Recuerda que cada suscriptor cuesta dinero, así que mejor una baja a tiempo que invertir en una persona a la que no le interesas.

 

El correo de toma a tierra

Porque dependiendo del nicho en que te muevas… pueden confundirte con un vendehumos con mayor o menor facilidad. Sí, sé que este término está muy extendido y a veces es complicado definirlo sin caer en juicios innecesarios, pero a nadie le gusta que le tomen el pelo y jueguen con el pan de sus hijos.

En este nuevo email vamos a compartir nuestros casos de éxito, esos testimonios que nos elevan la autoestima en momentos de bajón y que pertenecen a personas que han trabajado con nosotras y han decidido compartir su experiencia. Es una forma estupenda de demostrar que todo el mundo puede conseguirlo con cierto nivel de compromiso y dedicación.

Dependiendo, de nuevo, del nicho al que te dirijas, necesitarás adaptar más o menos este enfoque a sus necesidades. Pero si tienes claro el objetivo: motivar y demostrar que es posible, lo demás dependerá de lo fluida que sea tu escritura. Recuerda que nadie puede comunicar tu mensaje con la misma autenticidad que tú, es cuestión de práctica y dejarte fluir sin resistencias.

 

El correo de conversión: tu propuesta de valor

A estas alturas de la relación, tu suscriptor ya te conoce lo suficiente para sopesar tus propuestas premium con conocimiento de causa. Ha consumido tu lead magnet, lo ha puesto en práctica, ha profundizado en tu método, conoce tus casos de éxito… ha llegado el momento de pedir su mano.

En este último correo de la serie lo que hacemos es tratar de facilitar el paso de suscriptor a cliente feliz a través de una propuesta irresistible de uno de nuestros productos o servicios de gama baja para facilitar el acceso.

Puedes limitarlo en tiempo o plazas si te parece una locura ofrecer tus conocimientos a un precio asequible y que no deje que la mente lógica entre en escena. El objetivo es que compren sin pensárselo dos veces para que prueben cómo será trabajar contigo a través de tus propuestas de pago y terminen de decidir si eres o no la persona que buscan.

No todos comprarán, depende de la etapa en la que se encuentren. Tus clientes, como tú y tu negocio, tienen su propio ciclo de crecimiento. Unos necesitan más tiempo para confiar en ti y otros menos, todo depende de las experiencias que hayan vivido previas a descubrirte y el nivel de consciencia respecto a sus necesidades reales. Si quieres aprender más de este tema, echa un vistazo a ESTE TALLER dónde te lo cuento todo al detalle.

 

El correo de segmentación interna (este es opcional)

No en todas las plataformas de email marketing puede hacerse, así que es opcional. No te preocupes si la tuya no lo permite, también puedes hacerlo de forma manual aunque el margen de error aumenta. Pero te explico mejor para que me entiendas.

Aquí lo que vamos a hacer es separar en listas o con etiquetas distintas a los suscriptores que han comprado nuestra propuesta básica de los que no. Yo lo hago dejando pasar un par de días (entre 5 y 7 dependiendo de la duración de la oferta) y comparo la lista de clientes y la lista de suscriptores.

Mi plataforma de ventas está conectada a mi plataforma de email marketing por lo que cuándo alguien hace una compra, pasa automáticamente a la lista de clientes. Así cuándo lanzo una campaña puedo segmentar (cuándo me acuerdo… en casa de herrero, ya sabes) y enviar la propuesta solo a esos suscriptores que no ha comprado ya esa misma solución.

Esto te permite saber quién ha comprado tu propuesta básica de tus nuevos suscriptores y premiarles de alguna forma. Y también quién no la ha comprado por si quieres programar un correo solo para ellos pidiéndoles feedback o enviándoles alguna otra propuesta más básica aún. Siempre es bueno tener varias opciones para tantear la gama de precios en las que se mueve nuestro público real.

Recuerda que lo que no puede medirse, no nos proporciona datos reales para tomar decisiones cada vez más conscientes y enfocadas en aumentar los beneficios que nos reporta nuestro negocio online. Si no revisas cada cierto tiempo tus resultados, no sabrás que está fallando hasta que el cuello de botella sea insostenible.

 

En resumen: emails a enviar a tus nuevos suscriptores

  • Lead magnet + llamada de atención para mantener el interés.
  • Solicitar feedback a tiempo real para tomar decisiones e implementar mejoras.
  • El mejor contenido que hayas publicado sobre un tema que les apasione.
  • Casos de éxito de los que te sientas orgullosa y avalen tu método con resultados reales.
  • Propuesta de pago de gama baja para tantear el terreno.
  • Segmentar los que han comprado (para premiar su confianza) y los que no (para solicitar retroalimentación o enviar nuevas propuestas).

 

estrategia_email_marketing_conecta

 

Como ves, así resumido, ¡no es tan complicado! Es un guión sencillito que respeta el ciclo de confianza del cliente ideal pero recuerda que los textos los pones tú. Yo solo comparto contigo el guión y las ideas a desarrollar pero la que tiene que ponerlo en práctica, desarrollarlo y testarlo, eres tú. Es tu negocio, no el mío ¿verdad?

Espero que este contenido te haya sido útil y te animes a poner en práctica todo lo que acabo de compartir contigo. Recuerda que el ser humano aprende a través de la experiencia… con solo leer o guardar esta entrada en favoritos, no cambiará nada. Así que te animo a empezar a programar tu primera secuencia de correos automáticos hoy mismo ¡y no olvides pasar por aquí para contarme qué tal te ha ido!

Cursos recomendados:

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Sigue aprendiendo:

Pin It on Pinterest

Share This