Hace tiempo que cada mañana, al levantarme, dedico entre 10-15 minutos a meditar. Me ayuda a relajarme, desconectar, enfocarme y empezar a trabajar con las pilas cargadas.

También hago ejercicios de visualización por la noche, ya en la cama, para repasar todas las actividades que voy a llevar a cabo al día siguiente, sus posibles desarrollos, problemas, consecuencias y soluciones.

Así, si hay algún contratiempo, estoy preparada y no me echo las manos a la cabeza a la desesperada por no saber qué hacer ni cómo reaccionar.

En estos años he aprendido a trabajar con cierto orden pero dejando espacio para posibles improvisaciones y contratiempos. Trabajar con un horario cerrado e inflexible no va conmigo.

Y esta idea es la que intento transmitir a todas las maravillosas emprendedoras que trabajan conmigo. Está bien tener plazos fijados, pero si son demasiado estrictos, matan la creatividad y el alma de tu marca.

Puedes pensar que es porque soy incapaz de cumplir plazos, no puedo obligarte a entender mi sistema. Pero la realidad es que lo hago porque esta táctica es la que mejor resultados me da.

Soy muy activa y me cuesta tomarme un descanso, por lo que el tiempo no me supone problema a la hora de organizar las entregas. Pero también soy realista y sé, por experiencia propia, que  las cosas que planeamos no siempre se desarrollan como nosotros queremos o esperamos.

Y si en tu plan de acción no hay lugar para la improvisación… puede que termines agotada, saturada y quemada antes de tiempo. Cada problema se haga inmenso y te ahogues en ese vaso que tú misma has llenado.

Antes de continuar, te invito a visitar algunas de las entradas dónde ya te he hablado de este tema, para que entiendas mejor lo importante que es planificar objetivos realistas y medibles dentro de tu estrategia o plan de acción:

No es tan complicado una vez tienes la teoría organizadita ¿verdad? Pero no te quedes ahí. Con la teoría no verás resultados. Necesitas llevar todos mis consejos a la práctica si de verdad quieres avanzar.

Con escribir en tu plan de acción lo que vas a hacer, no consigues absolutamente nada. Tienes que hacerlo cuándo llegue el momento, prepararte para ello y cumplirlo.

La Navidad es la época perfecta para diseñar tu plan de acción para el nuevo año - piopialo , meditar sobre tus objetivos y decidir cuáles serán tus siguientes pasos. Hay quién espera a enero… pero piensa que si esperas tanto, es un mes que ya has perdido.

Así que sí, desde mi punto de vista, las semanas de Navidad, además de desconectar un poco para disfrutar de la compañía de tu familia y seres queridos, no está de más dedicar unos 15 minutos al día a organizar todas esas ideas que se mezclan en tu cabeza una y otra vez.

Si dedicas ese tiempo a aclarar tu mente, planificar tus próximos pasos y decidir qué harás el próximo año, te aseguro que empezarás la nueva temporada con las pilas cargadas y mucho más enfocada.

La teoría ya la tienes, acabo de dártela toda organizada para que no tengas que perder ese tiempo que no te sobra buscándola. Pero llevarla a la práctica es tarea tuya. Si necesitas ayuda para definir tus metas, estaré encantada de charlar contigo y ayudarte.

Y para ayudarte a empezar cada día de trabajo con las pilas cargadas y la mente despejada, te regalo unos fondos de pantalla motivadores cargados de positivismo - piopialo  inspirados en los mantras para el nuevo año de las chicas de EmprendeLove. Recuerda que puedes unirte a nuestra comunidad gratuita en facebook desde AQUÍ.

 

→DESCARGAR FONDO 001

→DESCARGAR FONDO 002

→DESCARGAR FONDO 003

→DESCARGAR FONDO 004

→DESCARGAR FONDO 005

→DESCARGAR FONDO 006

→DESCARGAR FONDO 007

→DESCARGAR FONDO 008

→DESCARGAR FONDO 009

→DESCARGAR FONDO 010

→DESCARGAR FONDO 011

→DESCARGAR FONDO 012

¿Qué te parece? Ya no tienes excusa para empezar tu día sin una sonrisa en la cara.

¿Te has dado cuenta de que la estructura de la mayor parte de las frases se repite?

Este detalle tiene una explicación. La semana de Nochebuena lanzamos un reto de visualización emprendedora en EmprendeLove y entre todas definimos nuestro mantra para 2017.

Cada una tenemos una frase que repetir cada mañana frente al espejo y leer en voz alta cuándo tengamos un momento de bajón.

Una frase que nos define y nos guía para el nuevo año que comienza en nada. Un mantra especial y muy personal para cargar las pilas.

Repetir en voz alta tu objetivo puede parecer una tontería, pero te aseguro que funciona. Yo llevo haciéndolo un tiempo y la energía positiva que sientes al leer tu mantra te hace empezar el día mucho más motivada.

¿Qué me dices? ¿Te animas a probarlo? ¡Vamos! Se tarda un minuto y el resultado, merece la pena.

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This