Sí, es cierto. De un tiempo a esta parte parece que emprender está de moda. Pero lo cierto es que pocos de esos nuevos emprendedores que se aventuran a crear un negocio online, aguantan después de unos meses. Y es que emprender, aunque no es un sacrificio constante, sí requiere de algunos compromisos iniciales que NO todo el mundo quiere asumir.

Y fíjate que te digo QUIERE ASUMIR, no PUEDE ASUMIR. Porque sí, en la mayor parte de casos, es cuestión de prioridades. Las que hemos conseguido hacer realidad nuestra idea partiendo de cero y seguimos al pie del cañón, no tenemos nada especial que nos diferencie de las que abandonaron, aparte de nuestro nivel de compromiso, dedicación y perseverancia.

A veces ni eso, porque las que tiraron la toalla es muy posible que lo hicieron porque estaban comprometidas con su prioridad actual que no era emprender. Y aquí, es dónde empiezan los sentimientos contradictorios: quiero y no puedo, es que ahora tengo que, es que no me da tiempo a, tiro la toalla.

Hace tiempo compartí contigo mis bases para crear un sistema mínimo viable, aprender a organizarte y aceptar tus prioridades reales que, muchas veces, no coinciden con las que creemos tener, puedes volver a leerla aquí:

 

 

30 minutos diarios son suficientes para compaginar tu emprendimiento con tu trabajo “normal” y empezar a testar tu idea, no necesitas mucho más para empezar a organizarte y comprobar si de verdad tienes alma emprendedora.

Emprender no es una opción reservada para unos pocos elegidos, no te dejes amedrentar por el mito de esos autónomos sin vacaciones ni tiempo libre de calidad, que pasan los días pegados al teléfono y al ordenador. No te digo que no los haya, pero si ser autónomo fuera eso, créeme, yo no lo sería.

Es cierto que al principio es duro. Pero ¿qué no lo es? Crear un sistema rentable partiendo de cero implica dedicar tiempo, recursos,… compromiso, dedicación y perseverancia. Además de asumir que, al principio, tendrás que dedicar más tiempo del esperado a hacer crecer tu idea. Pero tranquila, será temporal. Una vez el sistema se estabiliza y empieza a funcionar, vas recuperando ese tiempo y puedes dedicarlo a otras áreas de tu vida.

Pero, a pesar de eso, todos y cada uno de nosotros podemos ser emprendedores, empresarios, autónomos, freelances o como lo quieras llamar. Otra cosa es que queramos de verdad asumir el compromiso que esta decisión conlleva. Porque no, abrir un blog no te garantiza ventas, visibilidad, autoridad ni llegar a ser reconocida - piopialo  en tu nicho.

Abrir un blog es solo una de las estrategias que, si la defines bien, marcando unos objetivos claros, concretos y realistas, puede acercarte un poquito más a tu meta final. Pero de alguna forma tendrán que llegar esos clientes potenciales a los que de verdad puedes ayudar a tu web ¿no crees? No, no te caerán del cielo, eso te lo garantizo.

Cuándo comencé en este mundo, publicaba a diario. Lo sé, una auténtica locura. Pero gracias a eso conseguí posicionarme cuándo el tema de las colaboraciones no era tan sencillo como lo es ahora. Seguro que te suena la palabra networking, alianzas valiosas, guest posts, rounds up,… ¿verdad?

Ahora que la palabra competencia ha perdido casi por completo su matiz negativo, es mucho más sencillo encontrar aliadas, crecer juntas y hacer piña para aumentar tu visibilidad y autoridad online. Antes era más complicado, no se llevaba tanto… o yo no estaba enterada de ese mundillo, que también puede ser teniendo en cuenta que publicaba un post nuevo cada día ¡jajaja!

Así que, teniendo en cuenta cómo ha cambiado el mundo online y que ahora no es necesario matarte a actualizar tu blog para atraer clientes potenciales ¿cómo saber cuándo ha llegado el momento de dedicarte al 100% a tu emprendimiento y despedir a tu jefe, como dicen por ahí? Te cuento mi punto de vista después de mi experiencia de estos años ¿vale?

  • Yo no dejé mi oficina hasta que los beneficios (que no ingresos) que obtenía gracias a mi blog me daban para cubrir mis gastos fijos mensuales + un pequeño sueldo que me asigné (porque yo lo valgo jajaja).
  • Y esto durante 6 meses. Fui anotando en un excell mis ingresos, gastos y beneficios mensuales. Esto me ayudaba a comprobar si era estable o se trataban de picos puntuales de promociones, por ejemplo.
  • Cuándo vi que los beneficios eran estables y cubría gastos + sueldo, empecé a mover mi salida de la oficina y busqué la forma de garantizarme estabilidad económica durante 3 meses aunque las ventas cayesen en picado (el tan conocido colchón económico antes de lanzarse).
  • Y conseguido esto ¡despedí a mi jefe! Con la seguridad y confianza de que si algo salía mal, contaba con cierta estabilidad hasta comenzar un nuevo negocio o buscar otro trabajo de media jornada.

infografía cuándo despedir a tu jefe para emprender tu negocio online

 

En resumen:

¿Cuándo despedir a tu jefe? Cuándo te sientas preparada.

 

Sí, sé que esta frase puede que ahora mismo no te solucione nada… pero es la realidad. No es una decisión que se tome a la ligera, sobre todo cuándo tienes otras obligaciones y responsabilidades que no te permiten correr riesgos en el tema económico.

Porque sí, es genial sentir verdadera pasión por tu idea genial, ser capaz de hacerla sin cobrar porque disfrutas como una niña mientras te dedicas a ella, estar 100% comprometida y motivada… pero si te falla la parte económica… como te digo siempre: los bancos no te aceptarán un like en facebook ni un comentario cuqui en Instagram para pagar la hipoteca.

¿Qué tienes que esperar 15 meses como yo? ¡Pues no pasa nada! Haz tu trabajo “normal” lo mejor que sepas, porque es tu trampolín hacia tu emprendimiento. Gracias a ese trabajo que aborreces, puedes ir creando tu colchoncito y no saltar al vacío sin paracaídas cuándo sientas que ha llegado el momento.

Las grandes cosas se hacen pasito a pasito, dedicando tiempo a crear unos cimientos sólidos que no derribe la primera tormenta de invierno ¿verdad? Pues con tu casa digital ocurre exactamente lo mismo. No dejes algo tan importante como hacer realidad tu negocio online, ese que te apasiona, en manos del azar o la suerte.

Cambia tu mentalidad, deja de lamentarte, de enfocarte en los problemas y respira, observa todas las posibilidades y recursos que tienes hoy a tu alcance para hacer crecer un poquito más tu idea y acercarte un pasito más hacia tu gran meta final. Disfruta del camino, diseñando la vida que siempre has soñado para ti, poco a poco, pero sin pausa, siempre en movimiento, pasando del pensamiento a la acción.

Porque sí, soñar es maravilloso ¡y gratis! Pero siento decirte que… los sueños no se cumplen solos. Y sí, puede que, como yo, para hacer realidad tu idea y despedir a tu jefe, primero tengas que reenamorarte de tu actual trabajo y volver a comprometerte con tus obligaciones y responsabilidades. Pero tranquila, será temporal. Recuerda que no hay mal que cien años dure 😉

Tal vez descubras que una de tus prioridades es conseguir ese colchón para dar el salto y tengas que aceptar esa propuesta en tu oficina que estabas postergando por tu deseo de marcharte. La vida es así de maravillosa a veces aunque no siempre somos capaces de entender el mensaje que nos está enviando.

haz realidad tu negocio online

Mira a tu alrededor y piensa, saca tu agenda y anota todo lo que puedes hacer AHORA para acercarte un poquito más a tu situación ideal para dejar ese trabajo que ya no te hace sentir realizada y dedicarte solo a lo tuyo. Siempre hay más de una opción, solo tienes que abrir tu mente, dejar de aborrecer tu situación actual y abrirte a todas las posibilidades que se despliegan ante ti.

Y ahora, cuéntame, ¿qué nueva decisión o acción vas a hacer realidad hoy para acercarte un poco más a la situación ideal que deseas alcanzar?

 

Fuente imágenes: Cheerful funny girl sitting on the floor in lotus pose Shutterstock |   Lovely lady with long curly hair sitting on the floor in pink room Shutterstock

 

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This