Llevamos unos días hablando sobre el estancamiento de un proyecto o negocio online, hemos analizado las posibles causas y visto algunas soluciones que puedes empezar a aplicar hoy mismo.

Ya sabes que si sientes que tu negocio se ha estancado y no avanza, tienes distintas opciones:

  • Buscar formas de solucionar tu problema en internet: Google es el aliado perfecto para encontrar respuestas a tus preguntas. Pero tiene su parte negativa: la encargada de analizar, organizar, probar y decidir si ese material es lo que necesita, eres tú.

INVIERTES TIEMPO, NO DINERO. Pero ¿cuánto vale ese tiempo? Es decisión tuya.

 

  • Buscar cursos formativos que te permitan aprender a solucionar tu problema de forma autónoma. Sí, tienes que invertir tiempo y dinero en formarte, pero piensa que no es gastar dinero, lo que aprendas ahora, te servirá para aprender a solucionar tus problemas futuros.

INVIERTES TIEMPO Y DINERO. Pero ¿cuánto vale la cantidad de tiempo que vas a ahorrar en aprender a base de ensayo-error?

 

  • Buscar otro profesional que se encargue de resolver ese error sin que tú muevas un dedo. Aquí no inviertes nada de tiempo, solo los recursos necesarios para pagar a ese profesional. Él se encarga de todo y tú puedes dedicarte a otras tareas que hagan crecer tu negocio.

INVIERTES SOLO DINERO, NADA DE TIEMPO. Bueno, solo el que necesites para dar con el profesional adecuado. Pero recuerda que aquí creas una relación de dependencia. No has aprendido a solucionar el problema. Si pasa de nuevo, tendrás que delegar de nuevo.

 

  • Buscar a un profesional que te ayude a resolver tú misma ese problema. Y aquí llegamos a lo importante: ¿Qué es lo que quieres?
  1.  ¿Aprender a hacerlo tú gracias a la experiencia en el tema que te preocupa de ese profesional, evitando sus errores y replicando sus aciertos?
  2. ¿Aprender a hacerlo tú gracias a la orientación de ese profesional, pero encontrando dentro de ti las respuestas que buscas y desarrollando al máximo tu potencial?
  3. ¿Aprender a hacerlo tú a través de consejos muy concretos de ese profesional que responderá solo a las preguntas que necesites hacerle sobre el tema?

 

Por supuesto, todas las opciones son válidas. Y dependiendo del tipo de problema al que te enfrentes, necesitarás un perfil u otro para encontrar la solución que mejor se adapte a tu necesidad actual.

Vamos a hablar de cada tipo de perfil de forma más detallada, para que entiendas mucho mejor qué tipo de problemas resuelve y con qué método, cada uno de ellos.

 

¿Qué es un Mentor?

Un profesional 100% cualificado y capacitado en tu temática que puede ayudarte a solucionar tus problemas a través de su propia experiencia.

Un guía que te facilitará el camino gracias a consejos que él mismo ha aplicado y le han funcionado.

Un mentor te adoctrina, te enseña, te forma, para que seas capaz de replicar su método, evitar sus errores y aprender a gestionar tu negocio de forma 100% efectiva.

 

¿Qué es un Coach?

Un guía, un acompañante, un profesional certificado capaz de ayudarte a desarrollar todo tu potencial.

Un coach te hace esas preguntas tan poderosas que te van a ayudar a encontrar dentro de ti todas las respuestas que necesitas para seguir creciendo.

Refuerza tu autoestima, hace crecer tu confianza, te ayuda a aceptar quién eres, qué quieres y cómo lo quieres. Te activa. Con él pasas del pensamiento a la acción.

Pero no te aconseja en base a su experiencia, no es necesario que sea un experto en tu nicho para ayudarte a conectar con tu mejor versión emprendedora.

 

¿Qué es un Consultor?

Un profesional especializado en tu temática que se dedica de forma profesional a resolver dudas, problemas y cuestiones relacionadas con tu negocio.

Las consultas son directas y concisas, no se andan por las ramas. No te adoctrinan ni te enseñan, te dicen qué hay que hacer.

No te orientan ni te acompañan para que desarrolles tu mejor versión, solo responden tus consultas.

Es el perfil ideal para resolver tus dudas y problemas sobre finanzas, legalidad, marketing… están para ayudarte a solucionar problemas de forma efectiva, pero sin formarte ni motivarte.

 

¿Qué perfil profesional necesitas para crecer?

 

Esta pregunta es complicada y no tiene una respuesta aplicable al 100% de los casos que existen. Solo tú sabes qué es lo que necesitas, cuánto puedes invertir y hasta que punto estás comprometida con tu idea genial.

Pero quiero ayudarte un poco para que, al menos al principio, que es cuándo más perdidas estamos, tengas un poco de orientación a la hora de decidir.

 

  • Necesitas un mentor si…

 

Quieres aprender a desarrollar diferentes estrategias para hacer crecer de forma más rápida tu negocio.

Necesitas a alguien que te vaya acompañando y asesorando, en base a su experiencia y propio aprendizaje, para tomar siempre la mejor opción y evitar los errores más comunes.

Buscas una maestro, una persona que ha llegado, a nivel profesional, dónde tú quieres llegar, para sentirte acompañada y ganar seguridad antes de dar cada nuevo paso.

 

  • Necesitas un coach si…

 

Te abruman las dudas sobre qué es lo mejor para tu negocio cada vez que te enfrentas a una situación nueva y/o desconocida.

Sientes una inseguridad tremenda cuándo piensas en tu futuro como pequeña empresaria y eso te paraliza.

Te sientes muy pequeñita comparada con tus colegas y por eso no eres capaz de desarrollar todo tu potencial y seguir creciendo.

Buscas un guía, un compañero de viaje, un profesional que te inspire, te motive, te oriente y te haga la pregunta adecuada en el momento correcto para que tú misma descubras lo que eres capaz de hacer.

 

  • Necesitas un consultor si…

 

Tienes dudas puntuales sobre alguno de los procesos de funcionamiento de tu proyecto online y necesitas un consejo profesional.

No buscas un maestro que te acompañe y te enseñe los gajes del oficio, tampoco un profesional que te ayude a desarrollar tus talentos y habilidades, solo necesitas consejos puntuales sobre temas muy concretos, para seguir adelante.

No quieres que te adoctrinen ni te motiven, solo que te respondan preguntas muy concretas con un paso a paso detallado que seguir, nada más.

 

Como ves, las tres opciones son válidas dependiendo de lo que quieras o necesites en estos momentos. Pero para tomar la mejor decisión, necesitas saber muy bien qué necesitas, cómo lo necesitas y en quién vas a confiar para seguir creciendo.

Yo, personalmente, prefiero una combinación de las dos primeras opciones: un maestro que haya llegado dónde yo quiero llegar y que sea capaz de motivarme, inspirarme y ayudarme a desarrollar al máximo mis habilidades y talentos - piopialo .

Un mentor y un coach. Porque sí, aunque ambos perfiles son distintos, pueden combinarse y ofrecer un valor añadido extra a tus clientes.

¿Y por qué? Porque trabajar con un mentor es genial, saber qué paso dar, cuándo darlo, qué hacer, cómo interpretar los resultados… pero si no aprendes a volar sola, a confiar en ti, conectar con tu mejor versión, crecer y valorarte… ¿qué vas a estar, toda la vida dependiendo de los consejos de tu mentor?

El mentoring y el coaching son compatibles. ¿Qué hay mejor que aprender mientras desarrollas todo tu potencial de la mano de alguien que ha pasado por lo mismo que tú y ha triunfado?

Hasta ahora, he ofrecido mis servicios de mentoring 1 to 1 con la idea de ayudarte a desarrollar tu mejor versión, no solo resolver situaciones puntuales, ofreciendo como valor añadido lo que te comento: inspiración, motivación, desarrollo de habilidades,… porque no entiendo el crecimiento empresarial sin un cambio de mentalidad.

Es por eso que muy pronto tendré mi certificado de Life Coach emitido por La Escuela Europea de Líderes y podré utilizar todas las nuevas herramientas y procesos que he aprendido durante estos meses para ayudarte a implementar nuevos hábitos y técnicas en tu día a día para que alcances tu máximo potencial dentro de tu campo.

Porque de nada sirve enseñar si lo que aprendes no lo asimilas e integras en tu día a día - piopialo ¿verdad? Y de poco sirve ser inspirador si al día siguiente se han olvidado de tus consejos.

Me muero de ganas de compartir contigo los nuevos cambios que se avecinan en mi proyecto.

Estoy segura de que si decides confiar en mí, juntas vamos a encontrar la solución a ese miedo que te paraliza y te hace pensar en abandonar. Tendremos de nuestro lado la experiencia, las herramientas y las técnicas necesarias para convertirte en la mejor versión emprendedora de ti misma.

Porque mi misión es ayudarte, pero ayudarte de verdad a solucionar esos problemas que te hacen dudar. De nada sirve poner parches sin llegar a la raíz ¿verdad?

Y dime…

¿Ya conocías las diferencias entre estos tres perfiles profesionales que pueden marcar un antes y un después en tu negocio digital? ¿Con cuál de ellos preferirías trabajar?

¿Sientes curiosidad por saber más sobre ellos? ¡Cuéntame! Estoy aquí para ayudarte a resolver todas las dudas que puedan surgirte, pero para ello, necesito que preguntes 😉

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This