No, no necesitas una página web profesional para emprender online. No desde el principio. Y tiene guasa que lo diga yo que ofrezco servicios de diseño web con alma mentorizados ¿verdad? Pero es que es cierto… Y te explico por qué.

Desde verano de 2013 he diseñado infinidad de blogs y webs para mujeres que tenían un sueño y querían compartirlo con el mundo. Mujeres maravillosas que sentían que necesitaban una página web o blog para compartir sus experiencias y conocimientos.

Yo estaba centrada en diseñar webs, así que cerraba los servicios sin más, hablando un poco con ellas sobre cómo querían el diseño, textos, fotografías… en resumen: la parte visual. Sin entrar en la estratégica.

Y ¿te cuento el resultado o te lo imaginas? Muchas de ellas, al cabo de 3 meses, después de formarse en comunicación y marketing para conectar con su comunidad, sentían que esa web que era tan bonita cuándo la instalamos, seguía siendo preciosa pero… no las identificaba, podía pertenecer a cualquier otro profesional de su nicho.

Ahí está el problema. Pero lo detecté a tiempo. Por eso mis servicios se han renovado por completo, ya no diseño webs sin antes tener definidas las bases de la estrategia de comunicación porque, al final, yo genero ingresos pero… esas webs tienen una vida muy corta y eso no es lo que quiero.

Sí, es un proceso más largo. Pero la calidad de los resultados… ¡uf! Es que la diferencia es abismal. ¿Sabes por qué? Porque primero conectamos con el mensaje y después lo transformamos en colores, tipografías, imágenes, estructura… ¡las raíces son sólidas! La web es la esencia online de la emprendedora que confía en mí.

Y así, las cosas funcionan mejor. De hecho, este mismo año he estado trabajando con Lucía del Castillo en su web Ama tus Emociones y en su estrategia de comunicación. Ella creó su comunidad en Facebook antes de tener la web terminada, de hecho seguimos con revisiones aunque ya sabe manejarla y crear sus propias páginas. Y ya ha vendido servicios y está vendiendo cursos.

No necesitas una web profesional para lanzarte al mundo online, no desde el principio. Es una inversión arriesgada teniendo en cuenta que para testar tu idea tienes de forma gratuita las redes sociales dónde es seguro que se encuentra ese cliente ideal al que quieres ayudar.

Pero, entonces…

 

¿cómo saber cuándo es el momento adecuado para diseñar mi web?

 

Vayamos por partes ¿vale?

 

Tus Valores y Objetivos

 

Este tema lo hemos hablado mucho, pero por si aún no queda 100% claro… necesitas ser consciente de cuáles son tus valores, esos que quieres comunicar a través de tu mensaje para conectar con tu comunidad, para poder implementarlos e integrarlos en cada una de tus acciones online.

Si tú no sabes cuáles son tus valores y qué quieres hacer sentir a tu comunidad… puede que atraigas a un tipo de público que no sea tu cliente ideal y, en consecuencia, no tengas los resultados que esperas. Es imprescindible trabajar para conectar con tus valores, a nivel personal y profesional, antes de pasar a la parte estratégica.

Tus valores pueden ser: libertad, transparencia, reciclaje, honestidad, calidad, compromiso… aquello que sientes que te define y quieres que defina, por extensión, a tu marca.

Y en base a estos valores, tomándolos siempre como referencia para tomar decisiones correctas y coherentes, establecemos nuestros objetivos, pasándolos siempre por el filtro de nuestras prioridades. Podemos tener objetivos prioritarios agendados sin posibilidad de cambio y otros secundarios que son importantes pero tenemos más flexibilidad para realizarlos.

Te será mucho más sencillo clasificar tus objetivos en prioritarios o secundarios cuándo tengas bien definidos tus valores y tu gran para qué ¿para qué decidiste emprender, por ejemplo? ¿para ayudar a otras personas a mejorar su calidad de vida? ¿para ser tu propia jefa y tener flexibilidad horaria? Tu para qué es la guía principal que, alineada con tus valores, te ayudará a fijar objetivos con seguridad, confianza y mejores resultados.

 

Tu Misión y Visión

 

¿Para qué decidiste emprender? ¿Para qué estás aquí? ¿Qué es lo que quieres compartir? ¿Para qué quieres compartir eso?

Tu misión es tu propósito, aquello que quieres hacer para mejorar algún aspecto de la vida de tu cliente ideal. Las soluciones que ofreces. Los productos que vendes. Tus clientes no compran tus servicios o tus productos, compran la experiencia de trabajar contigo o recibir lo que tú vendes. Ahí está tu misión.

Pero, a veces, nosotras tenemos clara nuestra misión pero… la visión que ofrecemos es otra. Aquí nacen las incoherencias que tienen como consecuencia que tengamos un tipo de público que no se parece en nada a las personas que podemos ayudar de verdad.

Necesitas trabajar muy bien las bases de tu estrategia de comunicación para que tu misión (tu propósito) esté alineado con tu visión (el propósito que interpreta tu comunidad al recibir tu mensaje). Si no transmites lo que tú quieres transmitir… el problema no es que ellos no nos entiendan, sino que nosotras no nos estamos expresando de forma clara y coherente.

¿Te das cuenta de lo importante que es haber trabajado esta parte antes de diseñar tu web? ¿Te imaginas cómo cambian los textos que escribes y las fotos que subes a tus páginas cuándo tienes todo esto claro en tu mente?

 

Tus Propuestas de Valor

 

Y con todo lo anterior definido, llega el momento de crear tu propuesta de valor general, aquella que engloba de forma clara, precisa y concreta qué haces, para qué lo haces, para quién lo haces y cómo es la experiencia de confiar en ti.

Por ejemplo, en mi caso, yo ayudo a otras mujeres a crear el negocio de sus sueños para encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional sin volverse locas ni renunciar a sus sueños.

¿Ves? Esa es la propuesta de valor general de todo mi negocio. Todo lo que hago en Haz Realidad tu Idea se define en esa frase. Una vez tengas la tuya, verás que a la hora de comunicarla te sientes mucho más segura y confiada. Desaparece el tan temido síndrome del impostor y no te avergüenza hacer propuestas a tu comunidad.

Pero… no termina aquí. Por cada uno de tus servicios, infoproductos o productos, necesitas crear otra propuesta de valor más específica, contestando los mismos puntos, pero 100% relacionada con lo que estás ofreciendo.

Por ejemplo, en el caso de mis servicios de diseño web con alma: creo una web con alma, 100% auténtica, capaz de comunicar tu mensaje a tu comunidad y evolucionar contigo en un proceso mentorizado dónde asentaremos las raíces de tu estrategia de comunicación para que no te pierdas por el camino y ahorres tiempo solucionando incoherencias dentro de unos meses.

¿Qué te parece? De verdad que no es tan complicado una vez has trabajado los puntos anteriores. Recuerda que nadie conoce tus servicios, productos y problemas que solucionas mejor que tú. Pueden ayudarte y guiarte, pero las respuestas siempre estarán dentro de ti.

 

Ahora sí, tu web con Alma

 

Y ahora, después de trabajar todo esto… ¡estás lista para diseñar tu web con alma! con tu estrategia de comunicación, calendario editorial, email marketing, redes sociales… ¡todo lo que quieras implementar! De nuevo, paso a paso, despacio y con buena letra, para que los cimientos sean sólidos.

Pero puedes estar segura de que con todo esto bien definido, tu web te hará sentir identificada al 100% y te sentirás mucho más segura a la hora de compartirla con tu comunidad. Y es que las cosas bien hechas… ya sabes, a la larga se nota la calidad y el trabajo invertido en el desarrollo.

infografia_web_profesional

 

Para facilitarte el proceso, he diseñado una ficha en formato PDF muy clara y práctica dónde puedes anotar:

  • Tus valores.
  • Objetivos prioritarios.
  • Objetivos secundarios.
  • Tu para qué.
  • Tu misión.
  • Tu visión.
  • Tu propuesta de valor.

Así puedes tenerlo siempre a mano y revisarlo siempre que sea necesario ya que, como hemos comentado muchas veces, nuestros negocios crecen y evolucionan con nosotras y siempre viene bien revisar lo que quieres comunicar y lo que en realidad estás comunicando cada cierto tiempo.

 

DESCARGAR LA FICHA
 

Me encantaría que compartieses tu experiencia e impresiones conmigo en comentarios. Recuerda que si no me hablas, no puedo adivinar lo que piensas ni ayudarte de una forma más concreta a cumplir los objetivos que te marques. ¡Anímate! Te leo.

 

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Sigue aprendiendo:

Pin It on Pinterest

Share This