Si no estás en internet, tu negocio no existe. Seguro que lo has leído millones de veces. Y si llevas un tiempo intentando captar nuevos lectores y clientes para impulsar tu proyecto online, también habrás descubierto la gran verdad que se esconde tras esa sencilla frase.

 

Y es que no es suficiente con montar un blog, abrir una fanpage y empezar a twittear tus contenidos. Que va, si fuera tan sencillo todo el mundo tendría un negocio millonario y estaríamos de fiesta en alguna isla paradisíaca sin dar palo al agua.

 

Detrás de cada proyecto con éxito, hay un montón de horas de insomnio y miles de pruebas fallidas que tú no ves, hasta dar con la estrategia adecuada que se adapta 100% a su idea y la hace crecer fuerte y sana. Nadie dijo que fuese fácil ¿verdad?

 

Con esto no quiero desanimarte, sino todo lo contrario. Soy muy positiva y pienso que si de verdad quieres hacer realidad tu idea y convertirla en tu forma de vida, puedes conseguirlo. Pero tienes que querer de verdad, comprometerte al 100% y, al menos al principio, dedicarte en cuerpo y alma a impulsar tu proyecto con la mejor estrategia disponible para ti.

 

Sé lo que se siente cuándo pasas horas publicando en tu blog contenido que en apariencia es increíble y obtienes el silencio por respuesta. Ni un solo tweet… Y no digamos ya un me gusta o comentario en facebook. Tampoco te preocupes, hoy en día vamos tan acelerados, que pararnos a comentar es una misión imposible… Pero al menos un ME GUSTA, ¿verdad?

 

Necesitamos saber que el tiempo que dedicamos a nuestro proyecto es productivo y sirve para algo, que esas horas robadas al sueño tendrán su recompensa, ya no solo en términos económicos, que también, sino en aceptación y acogida entre nuestra comunidad. Pero, como te decía, conseguir algo así, no es tarea fácil.

 

Y no se soluciona aumentando el ritmo de publicación diario o marcándote entradas de más de 5000 palabras. El primer paso para obtener resultados… es encontrar a tu público, demostrarle que controlas del tema y tienes mucho que ofrecerte. No solo sacarle el dinero, que por otra parte es algo necesario si tienes que pagar facturas, sino que puedes ayudarle a dar los primeros pasos invirtiendo solo su tiempo.

 

Porque igual que tu tiempo tiene un valor y es lógico que cobres por ello, el de tus lectores también lo tiene y ellos deciden en qué invertirlo y en qué no. Están en su derecho. Y la única forma de convencerles de que lo que tú sabes puede ayudarles, es demostrarlo de forma práctica y accesible para todos. Sí, como las pruebas de la Thermomix, pero por internet.

 

Pero no te confundas, aumentar tu visibilidad online para tener éxito con tu proyecto no es ser una pesada y estar en todos sitios a todas horas. No, amiga, no hace falta dejar de dormir y disfrutar de tu tiempo de ocio para ser visible y llegar a tu público ideal. Solo necesitas estar dónde ellos están, en el lugar adecuado y en el momento oportuno.

 

Dicho así parece sencillo ¿verdad? Pero… ¿qué pasa a la hora de ponerlo en práctica? Pues que encontramos tal cantidad de información en internet que nos abrumamos. Organizarla, adaptarla a nuestra etapa y empezar a ponerla en práctica de forma ordenada… ¡es casi otra misión imposible! Pero si das ese paso, es porque ya sabes que es la única solución para salir del desierto en el que se ha convertido tu blog.

Sí, internet también tiene su cara oculta, esa que nos estresa y agobia por la cantidad ingente de información que encontramos sobre cada tema. Y bastante tenemos ya con nuestras responsabilidades diarias para encima regalar nuestro tiempo así como así ¿verdad? Piensa que esas horas que inviertes en organizar toda esa información, podrías dedicarlas a diseñar una estrategia que de verdad funcione.

Pero claro… ¡es tan complicado acertar! Aunque complicado no es sinónimo de imposible, eso te lo puedo garantizar. Los primeros meses es difícil hacer visible tu proyecto, pero siguiendo una serie de pautas organizadas de forma cronológica, asimilando los conceptos básicos que te permiten avanzar sobre seguro y comprometiéndote al 100% con tu idea genial, al cabo de 3-6 meses, podrás ver los primeros resultados de tu labor de siembra.

Y lo más importante ¿estás segura de que quieres aumentar tu visibilidad? Porque hacerlo tiene sus consecuencias… Tal vez te encuentres con que tienes más trabajo del que puedes asumir de una semana para otra, te agobies el doble y te sientas esclava de tu propio negocio. Eso también pasa cuándo tu proyecto crece de repente y se te va de las manos.

Necesitas estar preparada para esa posibilidad. No te digo que te montes el cuento de la lechera en tu cabeza, pero sí que tengas en cuenta que si aumenta tu visibilidad, puede que de repente tus pedidos o solicitudes se dupliquen de un día para otro y necesites tener un sistema organizado que te permita gestionar de forma correcta tu nuevo volumen de demanda.

Como ves, esto no es un camino de rosas. Aumentar tu visibilidad no es fácil y rápido, como tampoco es genial conseguirlo y duplicar tus ventas. Detrás de ese aparente éxito hay un trabajo titánico que tendrás que aprender a organizar muy bien cada día si no quieres salir corriendo y mandar al carajo todo lo que has conseguido.

Tu nivel de compromiso y dedicación inicial es fundamental. También lo enamorada que estés de tu idea y tu disposición a dedicar más horas de las que deberías al principio, hasta que te adaptes a tu nuevo ritmo. Puede sonar desalentador, pero prefiero ser sincera antes de que te pongas manos a la obra para que no te decepciones después…

Yo soy muy positiva, siempre saco algún aprendizaje de todas mis experiencias por muy nefastas que sean. Así que te animo a intentarlo si de verdad estás decidida a emprender y hacer crecer tu proyecto online para convertirlo en tu forma de vida. Pero con la idea clara de que los inicios son muy duros y tendrás que trabajar mucho para poner a funcionar todos los engranajes que dan forma a tu futuro y exitoso negocio.

 

¿Qué me dices? ¿Aceptas el reto que supone ser visible online?

Sigue aprendiendo:

diseño y estrategia para mujeres emprendedoras

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Pin It on Pinterest

Share This