He perdido la cuenta del número de entradas, retos y recursos gratuitos que he publicado para demostrarte que si organizas tu tiempo de forma productiva y reduces el número de tareas irrelevantes pendientes, empezarás a ver cambios muy pronto en tu calidad de vida.

Porque sí, el tiempo afecta y mucho a la calidad de tu día a día. Pasarse 10 horas trabajando frente al ordenador no tiene sentido… al menos no para mí.

Y te explico por qué:

Yo dejé mi oficina gris para marcar mis propios horarios, para liberarme, disfrutar de mi hijo y de mi tiempo libre. Para mejorar mi calidad de vida y trabajar en actividades que me apasionan y me hacen sentir realizada cada día. Pero… sin renunciar a mi libertad y el tipo de vida que siempre he soñado.

Y eso, querida, no es compatible con trabajar 10 horas diarias hasta dejarme los ojos y la vida misma delante del ordenador.

Para eso, me hubiera quedado encadenada a mi oficina gris, aburrida, desmotivada, hundida… pero con mi nómina segura a fin de mes. Si renuncié a esa seguridad, fue porque necesitaba un cambio radical y sentirme feliz y motivada de una vez por todas.

Todas y cada una de nosotras tenemos derecho a diseñar la vida de nuestros sueños - piopialo . Todas podemos marcarnos objetivos, metas, deseos… y cumplirlos. Ya sabes; la cabeza en las nubes, los pies en el suelo.

Por desear y soñar no cumplirás tus objetivos, pero eso te animará a empezar a moverte, confiar en ti, en tu enorme potencial y activar el cambio en tu vida de una vez. El resultado no es inmediato, pero con seguridad, confianza y compromiso, acaba por materializarse.

Te doy mi palabra.

Pero, para eso, necesitas encontrar tu ritmo, conectar contigo, con tus necesidades, tener muy claro qué quieres hacer, por qué, para qué y cómo. Si tú no sabes cuál es tu misión, a quién vas a ayudar, qué problemas vas a resolver y cómo vas a cambiar las vidas de tus lectores y clientes potenciales… ¿quién lo sabrá?

Una vez tengas eso claro, es el momento de organizarte. Al principio te será casi imposible, ¡tantas cosas por hacer cuándo empiezas! Pero es bueno que vayas haciendo un seguimiento de cada nueva actividad que implementas, para saber si te merece la pena o no continuar con ella.

Y cuándo empieza a fluir el sistema y notas que los engranajes ya están funcionando… ahora sí, tienes que ponerte en serio con el tema de organizar tu tiempo y tomar las decisiones correctas en el momento oportuno.

No puedes permitirte perder tu tiempo con actividades que no te dan resultados reales que hagan crecer tu negocio. Necesitas centrar todos tus esfuerzos y recursos en aquellas tareas que sí te reportan beneficios, del tipo que sean, pero positivos.

Ahora estoy empezando a soltarme un poco con el tema de la gestión del tiempo, ya no sigo ritmos espartanos. En parte porque, al fin, he encontrado mi ritmo y he borrado de un plumazo un montón de tareas que me mantenían ocupada pero no me hacían ser productiva.

Y aquí el objetivo es trabajar en algo que nos haga felices pero que también nos de resultados ¿verdad? Pues eso, distracciones y trivialidades, ¡fuera!

Mi nuevo sistema simplificado es muy sencillo, te animo a probarlo si eres de las que se agobia cuándo tiene que ir documentando cada nuevo paso y calcular el tiempo que invierte en cada proceso.

Lo cierto es que es recomendable, al menos al principio, hacer un seguimiento más exhaustivo, para ver realmente cuál es el ritmo adecuado para ti… pero para hacerlo y desmotivarte, pues mejor simplificar ¿no crees?

Mi nuevo método simplificado para organizar mi tiempo de forma productiva y reducir esas tareas que me distraen y no me sirven de nada, es:

Organiza tu tiempo de forma productiva con la Matriz de Eisenhower

matriz de eisenhower para priorizar tareas

 

Como ves, es muy visual y sencilla, pero por si tienes alguna duda, te explico un poco más cómo la utilizo yo:

  • Hazte con un corcho o con una pizarra blanca.
  • Dibuja la matriz y escribe solo los títulos.
  • Consigue post-its de cuatro colores diferentes.
  • Divide tus tareas en: importantes – urgentes – secundarias – pendientes.
  • Asigna un color a cada modalidad de tarea que acabas de desglosar.
  • Escribe las tareas en los post-its del color asignado.
  • Añádelas a la matriz de corcho o en tu pizarra.

 

Aclaración sobre la modalidad de las tareas:

Importantes: tienes que hacerlas HOY porque sus resultados afectan directamente al correcto funcionamiento de tu proyecto.

Urgentes: suelen ser tareas que hemos ido dejando y postergando… que nos aburren y casi siempre podemos delegar en otros profesionales o herramientas premium.

Secundarias: compromisos con terceros… esas llamadas, mensajes, correos… que nos distraen pero tenemos que responder en algún momento.

Pendientes: las que sabes antes de ponerte a hacerlas que podrías eliminarlas, pero chica, te da cosilla… y ahí siguen, engrosando tu lista día tras día, semana tras semana… y algunas, mes tras mes.
organiza tu tiempo de forma productiva

 

Cuándo tengas tus tareas repartidas… piensa detenidamente si las has colocado en el lugar correcto.

Para que el sistema funcione, tienes que trabajar la mayor parte del tiempo en el área de la matriz de NO URGENTE / IMPORTANTE.

Y tienes que dejar tiempo para imprevistos… Ya sabes, no más de 2 tareas importantes al día si no quieres estresarte con urgencias.

 

Diario imprimible para organizar tu tiempo de forma productiva

 

Mi organizador de ahora es muy sencillo, sin complicaciones ni cosas raras, directo al grano.

Teniendo en cuenta que estamos hablando de cómo gestionar el tiempo para disfrutar de nuestro tiempo libre - piopialo … no tendría sentido diseñar una agenda super complicada y desglosada en diferentes secciones ¿no te parece?

La intención es que no dediques más de 10 minutos al día en plasmar tus planes y resultados en el organizador. Si dedicas más tiempo… mira bien qué haces y si ese extra lo pasas con tareas prescindibles (tipo hacer dibujitos y eso…).

Vas a encontrar un PDF CON:

  • Quién soy y qué espero: tu compromiso a cumplir con el reto de utilizar el organizador al menos durante 21 días para saber si te funciona o no mi nuevo sistema simplificado.
  • Tareas urgentes de la semana: ya sabes… las que has ido postergando y esta semana toca hacerlas sí o sí. Revisa, por favor, si puedes delegarlas… te quitarás un peso de encima ¡y vas a ahorrar una barbaridad de tiempo!
  • Tareas importantes de la semana: esas que hacen crecer tu negocio de forma real. Sin suposiciones, ya has comprobado que funcionan y por eso las sigues haciendo.
  • Tareas secundarias de la semana: no es que sean muy importantes, puedes hacerlas esta semana o la que viene… pero aunque tengas margen, si las vas dejando… al final se te juntan todas y te agobias.
  • Tareas pendientes de la semana: las que ya tenías apuntadas para la semana pasada, o incluso la anterior, y nada… ahí siguen, mirándote con esos ojitos inquisidores. A veces estas tareas no te sirven de nada, piensa bien si puedes borrarlas de una vez y quitarte ese peso de encima.
  • Reparto de tareas por días: recuerda; deja lugar para urgencias e imprevistos. No más de dos tareas importantes por día. Si has desglosado bien tus objetivos, verás que en mitad de la jornada, ya las has acabado y puedes dedicar tiempo a las tareas secundarias y pendientes.
  • Cuadrante del tiempo: aquí la idea es traspasar lo que has hecho en tu corcho o pizarra, para realizar un seguimiento y hacer las anotaciones que necesites.
  • Resultado de la semana: ¿cómo ha quedado tu cuadrante después de la semana laboral? Anótalo, te servirá para ir tomando decisiones sobre esas tareas pendientes que se vayan repitiendo… o las importantes que vayas arrastrando (estas pueden convertirse en urgentes en cualquier momento y lo sabes).
  • Decisiones que he tomado ante los resultados: sé sincera contigo misma. Anota tus conclusiones; qué tareas postergas hasta el infinito y sabes que te pasarán factura, qué tareas necesitas delegar con urgencia, cuáles te ocupan mucho tiempo pero no ves resultados y cuáles quieres quitar aunque todavía no te atreves.
  • Nuevos hábitos: en esta última página, anota esas rutinas puntuales de estos días que quieres implementar en tu día a día para convertirlas en hábitos periódicos. Revísalas de vez en cuándo para motivarte y que no se te olvide… El compromiso es contigo misma.

 

DESCARGAR MI ORGANIZADOR IMPRIMIBLE AHORA

 

 

controla el tiempo que dedicas a emprender

Tu tiempo es tu mayor valor. Hay quién dice que el tiempo no se gestiona y en cierto modo, reconozco que tienen razón.

Tu objetivo no es organizar tu tiempo, sino conectar con tu ritmo para aprender a organizar y priorizar tus tareas en base a tus necesidades, capacidades y habilidades.

Así de importante es conocerte y saber cómo eres en realidad, sí. Al final, tu vida personal influye mucho en tu vida profesional cuándo eres tu propia jefa. No queda otra, ¿verdad?

Entonces ¿qué me dices?

¿Te animas a organizar tu tiempo de forma productiva y empezar a delegar tareas antes de que se vuelvan urgentes? ¿ Y a eliminar aquellas que vas arrastrando desde hace semanas y en realidad no te aportan nada? ¡Vamos! Eres tu propia jefa, la decisión es tuya.

 

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This