Cómo calcular el precio de venta de un servicio o producto sin sentirse mal, poco capacitadas o desmerecedoras de cobrar por su tiempo.

Uno de los temas más recurrentes en mis sesiones privadas con emprendedoras decididas a convertir su pasión en su forma de vida es el de poner precio a su tiempo, determinar el valor de venta de un servicio o producto que ofrecen o quieren ofrecer a su público.

Pero sin sentirse mal por vender, poco capacitadas para hacerlo e incluso desmerecedoras de ganar dinero a cambio de su soluciones.

Y no solo en las sesiones, también me llegan esas mismas dudas por correo electrónico y a través de las redes sociales. De hecho, para tratar de ayudar a resolverlas en la medida de mis posibilidades ya he publicado varias entradas sobre el tema en el blog:

​Pero sigue habiendo cierta reticencia e inseguridad a la hora de valorar nuestro tiempo que nos lleva a postergar nuestros lanzamientos ¿verdad?

Y se agolpan en nuestra mente un montón de preguntas que no sabemos responder:

¿Por qué me iban a comprar a mí? ¿Estaré a la altura? ¿Y si a nadie le gusta? ¿Por qué iban a confiar en mí? Con la cantidad de profesionales que ya lo están haciendo… ¿de verdad me lo merezco, valgo lo suficiente para vender mis conocimientos y ayudar a otras personas?

Y es que no es sencillo lidiar con esas creencias tan arraigadas en nuestra mente ¿verdad? Por mucho que nos repitan que solo pasando a la acción, sabremos si estamos equivocadas o no, la idea de hacer frente a esos miedos que nos impiden avanzar y frenan nuestro crecimiento, nos paraliza.

Nos boicoteamos nosotras solas. Y muchas veces es por miedos infundados que nunca llegan a materializarse. Y si se materializan… ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿qué no vendas?

¿Y qué? Eso ya lo estás haciendo ¿no?

El primer paso para valorar tu tiempo es reconciliarte con la idea que tienes sobre el dinero, así te será más sencillo calcular el precio de venta de un servicio o producto sin sentirte mal.

El Origen de nuestras Creencias Limitantes sobre el Dinero

Nadie nace aprendida, eso está claro. Tus pensamientos acerca del dinero y cómo te relacionas con él, los has aprendido gracias a tu entorno, la sociedad, tu educación y tu propia experiencia.

Cada una de nosotras hemos vivido diferentes circunstancias personales que han modelado nuestro mapa de creencias y en base a esas directrices, argumentamos nuestras excusas para no arriesgar más de lo necesario y dejarnos vencer por los miedos e inseguridades.

Puede que desde pequeña hayas escuchado una y otra vez frases como:

El dinero y el poder corrompe a las personas

Para vivir bien y que no te falte de nada, tienes que trabajar mucho hasta dejarte la piel

Los ricos son unos explotadores egoístas que viven bien a costa de los pobres

Los pobres son más honrados y generosos que la gente con dinero

Los buenos vendedores son unos grandes manipuladores, ten cuidado o te sacarán hasta el último céntimo

Para ser feliz necesitas comprar una casa y tener un buen coche y para eso tienes que trabajar muy duro y sudar

La espiritualidad está reñida con el mundo material, no necesitas más dinero para ser más feliz, sino ser feliz necesitando menos

¿Alguna te resulta familiar?

Pueden proceder, como te decía, de tus propios padres y su relación con el dinero, tu círculo de amigos o conocidos, tus ideologías políticas o incluso religiosas. Y esos pensamientos son los que condicionan la forma en que te relacionas hoy con el dinero que ganas o quieres ganar.

Si de forma inconsciente piensas que los ricos son unos explotadores… ¿crees que vas a valorarte y poner a tus servicios el precio que realmente mereces ganar por ellos?

Y si piensas que para ganar dinero tienes que dejarte la piel y vivir para trabajar… ¿crees que vas a dedicar tiempo a hacer crecer tu negocio para disfrutar de una calidad de vida que otros disfrutan pero en la que tú, inconscientemente, no crees de verdad?

¿Cómo puedes empezar a trabajar en esas creencias para mejorar tu relación con el dinero?

 

Sin caer en el victimismo y el uso de excusas que has oído desde tu infancia una y otra vez. Infórmate, aprende y valórate más. Tu tiempo y conocimientos tienen un valor, confía en ti misma.

Si te excusas continuamente en:

Es que todavía no sé lo suficiente, es que no estoy preparada, es que no puedo ayudar de verdad a nadie, es que soy una impostora, es que mi tiempo tampoco vale tanto…

¿Qué favor le haces a tu confianza y autoestima?

Analiza el origen de esos pensamientos, qué los provoca, de dónde proceden. Y trabaja para cambiar el enfoque de ese pensamiento original.

 

  • Cambiando el YO QUIERO por el YO PUEDO:

Yo quiero tener un chalé en las Islas Maldivas (por ponerte un ejemplo), pero con querer no cambia nada. Tengo que querer conseguirlo, lograrlo, hacerlo. Esforzarme en cambiar mi situación actual para facilitar el logro de mi objetivo. Y eso, puedo hacerlo trabajando en mi actual sistema de creencias si es lo que quiero de verdad.

Lo que está claro es que viviendo de sueños y sin mover un dedo, no voy a lograr nada de nada. Tienes que activarte, empezar a cambiar lo que estás haciendo ahora si quieres obtener resultados diferentes y enfrentarte a tus miedos para arrancar tu proyecto a pesar de ellos.

 

  • Aceptando que el dinero SÍ es importante:

¿Tú vives del aire? ¿O pagas facturas como todo el mundo? El dinero sí es importante. Te permite vivir la vida que quieres vivir. Si no valoras correctamente tu tiempo y empiezas a regalarlo para no ser una explotadora o manipuladora… ¿cómo vas a mantener tu casa, a tus hijos, comer,…? ¿CÓMO?

Puede que el dinero no sea lo más importante en tu vida, pero piensa ¿qué cosas de las que tienes ahora has conseguido y puedes mantener sin dinero de por medio?

Porque tú, tu pareja, tu familia… ¿qué necesitáis para vivir? ¿solo amor? El dinero no es malo. El dinero no corrompe.

Tener fluidez económica en tu vida, establecer una relación sana con el dinero que ganas o quieres ganar, te ayuda a cumplir sueños y acelerar tu crecimiento.

 

  • Asumiendo que el dinero NO cae del cielo:

A no ser que tengas un tío millonario que muera de repente y te deje una herencia considerable. Y aún así, tendrás que aprender a gestionar tu nuevo patrimonio de forma saludable para disfrutar de él.

Vas a tener que trabajar, sí. Eso por descontado. El dinero no es cuestión de suerte o casualidad, al menos no de forma habitual.

Pero no matarte a trabajar para ahorrar más que nadie y ser la más rica del cementerio sin haberlo disfrutado por tener una mentalidad de escasez.

El dinero está para disfrutarlo, para mejorar nuestra calidad de vida, para cumplir sueños que aumenten nuestro nivel de felicidad. Para dejarlo fluir, intercambiarlo y recibirlo de forma inteligente y consciente.

 

  • Abriendo la mente para facilitar el cambio en tu vida:

Si no estás dispuesta de verdad a facilitar el cambio en tu vida y mejorar tu relación con el dinero eliminando todas esas creencias negativas que te impiden ser feliz poniendo un precio justo a lo que ofreces, nunca disfrutarás al 100% del estilo de vida que estás diseñando para ti.

¿Cómo vas a ser feliz ganando dinero si piensas que el dinero y el poder corrompe a las personas?

¿Si crees que los pobres son más honrados y generosos?

¿Si piensas que para vender tienes que manipular y engañar?

Sé que es complicado resetear tu mente, detectar el origen de cada uno de esos pensamientos y trabajar para cambiar el enfoque.

Pero es la única forma de mejorar tu relación actual con el dinero y aprender a valorarte por lo que de verdad eres capaz de hacer por los demás.

Si tú no te valoras de forma correcta, si te ves como una impostora, manipuladora e interesada por poner precio a tus soluciones ¿crees que tus clientes conectarán contigo?

 

  • Implementando una actitud positiva en tu día a día:

Sí, puede parecerte una tontería, pero funciona.

Viviendo en la queja y la excusa, no avanzas. Tus miedos e inseguridades se ven reforzados y es imposible trabajar para encontrar soluciones reales que los mantengan a raya.

Vas a necesitar ser muy positiva, ver siempre el vaso medio lleno, para detectar el origen de tus problemas y ponerte a trabajar para cambiarlos y mejorar las resultados.

Si te centras en tus debilidades, inseguridades y te obsesionas con que no eres capaz de superarlo o que no sirves para esto… es cuándo nunca conseguirás crecer.

No esperes que haciendo lo mismo de siempre, obtengas resultados diferentes.

Si sigues reaccionando solo cuándo el desastre ha llegado, nunca saldrás de este círculo vicioso en el que todas hemos caído alguna vez.

Solo cambiando el chip, centrándote en las soluciones en vez de en las amenazas o debilidades, conseguirás seguir avanzando.

Y para eso, necesitas ser muy positiva y ver cada fracaso como una oportunidad de aprendizaje, no como un error insalvable.

Si te obsesionas con la idea de que nadie va a pagar nunca el precio de lo que ofreces porque no eres capaz de ayudarles, en vez de buscar formas de aumentar tu valía y transmitir ese valor a tus clientes de forma cercana, empática y transparente… ¿crees que va a cambiar algo mágicamente?

No, amiga. Porque el cambio tiene que empezar dentro de ti para poder extenderse a los que te rodean.

RECUERDA: Eres lo que comunicas y comunicas lo que sientes que eres.

 

precio venta servicios

 

 

Cómo empezar hoy mismo a cambiar tu relación con el dinero:

Muy sencillo, coge lápiz y papel:

1.- Haz dos columnas. La primera: creencias negativas. La segunda: acción positiva ante esas creencias.

2.- Indaga en tu infancia, tu entorno, tus experiencias… y anota al menos 10 pensamientos que tienes sobre cómo afecta el dinero de forma negativa en la vida de las personas que conoces o de las que has oído hablar.

3.- En la segunda columna deja volar tu imaginación y transforma esos pensamientos negativos en positivos. Dale la vuelta a la situación. Crea una historia con final feliz dónde el dinero ayuda en vez de limitar.

4.- Cada vez que sientas que no te estás valorando o estás frenando tu crecimiento por la aparición de uno de esos pensamientos limitantes sobre el dinero, saca tu hoja y lee la columna de acción positiva ante esas creencias.

5.- Y repítela en voz alta, frente al espejo, si es necesario.

Lo sé, no es sencillo.

¿Sabes que un nuevo hábito tarda en implementarse una media de 21 días? Ten paciencia contigo misma, no es fácil cambiar una creencia tan arraigada.

Pero recuerda: si quieres, puedes. Y si tú no trabajas para cambiar tu relación con el dinero, esa sensación de falta de transparencia, manipulación y desvalorización te acompañará durante toda tu vida. Y no es algo agradable, créeme.

Calcular el precio de venta de un servicio es sencillo cuándo aprendes a poner precio no solo a tu tiempo, sino a la calidad y efectividad de la solución que ofreces.

Además he diseñado una plantilla para hacer tu ejercicio, por si así te resulta más cómodo:

activa el cambio positivo en tu vida

 

 

 

¿Qué te impide empezar a calcular el precio de venta de un servicio o producto que quieras lanzar con el objetivo de ayudar a tu público hoy mismo?

Y antes de marcharte, cuéntame:

¿Cómo es tu relación actual con el dinero? ¿Qué creencias negativas tienes que asumes como verdades absolutas en tu día a día?

¿Eres consciente de que te boicoteas a ti misma cada vez que te dejas avasallar por ellas? ¿Qué vas a hacer ahora para mantenerlas a raya y empezar a cambiar los pensamientos negativos que las originan?

¿Vas a empezar a calcular el precio de venta de un servicio o producto nuevo sin sentirte mal contigo misma y siendo consciente de que lo que ofreces son soluciones reales y no vendes por vender?

Y yo no me considero una excepción, de hecho estoy trabajando mis propias creencias limitantes sobre el dinero gracias a los cursos y consejos financieros de Dimitri Uralov ¡y de momento estoy muy contenta! (que conste que no es enlace de afiliada, lo comparto porque me está ayudando de verdad a mejorar mi relación con mis finanzas).

Como material extra sobre este tema, te dejo un vídeo estupendo, por si eres más de vídeos que de textos, de Marcela Hede de Tu Talento Online, dónde comparte tres sencillos pasos para transformar tus pensamientos de escasez en pensamientos de abundancia y que te sea más sencillo relacionarte de forma sana con el dinero.

Click AQUÍ para ir a su canal de Youtube dónde comparte un montón de consejos para cambiar tu vida como emprendedora online de éxito

​​Este tema es muy importante si tienes como objetivo crear un negocio online de éxito que te permita compaginar tu vida personal y profesional, ya que en algún momento te verás en la tesitura de tener que determinar el precio correcto de un servicio o producto si quieres que tu negocio crezca de forma saludable.

Y tienes que transformar tus creencias desde ya o te sentirás como una manipuladora poco transparente cada vez que prepares una estrategia de ventas para tus nuevos servicios y productos. Y tú no quieres enriquecerte a base de engañar a otros ¿verdad? Tú quieres vender para ayudar a cambiar vidas ¿me equivoco?

Pero para eso necesitas aprender a calcular el precio de venta de un servicio o producto hoy mismo. Porque solo aprendiendo a valorarte a ti misma, a tus conocimientos, tus habilidades y capacidades, serás capaz de aprovechar todo tu potencial, dejar de infravalorarte y confiar en tus propuestas y soluciones.

​Además, te invito a descargar mi Mini-Guia con las claves para crear un negocio online de éxito, te será muy útil para establecer una bases sólidas sobre las que empezar a trabajar: 5 claves para tener una empresa de éxito + guía descargable y te animo a visitar mi página de Coaching Express dónde voy publicando contenido para transformar tu vida en positivo: Coaching Express para Emprendedoras.

Sigue aprendiendo:

conecta con tu mejor versión

Conecta contigo, aprende a aceptarte y quererte tal y como eres, desarrolla al máximo tu potencial y brilla con luz propia.

Reto Gratis de 14 días + Grupo de Trabajo en Facebook+ Actividades Semanales + Sorteos de Sesiones Estratégicas Individuales entre las compañeras más activas y comprometidas

¡Ya estás dentro! Revisa tu correo :) ¡Muchas gracias y feliz día!

Pin It on Pinterest

Share This