Preparar una campaña promocional no es tan complicado cuándo dedicamos tiempo a la planificación previa. Es genial trabajar por inspiración, yo misma lo tengo como norma en mis servicios más creativos. La inspiración impulsa tu creatividad y eso, en la calidad de los resultados, se nota. Pero ¿qué pasa si no estás inspirada por el motivo que sea? ¿No puedes organizar una campaña promocional hasta que lo estés?

He recopilado una serie de tips prácticos para diseñar campañas que conectan y enamoran paso a paso, para que tengas una guía con el proceso a seguir en esos momentos en los que no estás inspirada pero necesitas organizar una promoción con un objetivo de visibilidad o ventas.

 

Paso Uno: El Objetivo

Porque la casa no se empieza por el tejado ¿verdad? El primer paso imprescindible para diseñar una campaña promocional es tener muy claro el objetivo principal que quieres lograr y los resultados que esperas obtener.

Si no tenemos objetivos bien definidos, será complicado hacer un seguimiento real de los resultados para aplicar mejoras que nos ayuden a tener mejores resultados en la próxima campaña ¿no crees?

¿Cómo definir este objetivo?

  • Visibilidad: puede que tu promoción no esté destinada a vender nada, simplemente quieras aumentar tu número de suscriptores o integrantes de tu comunidad. No todas las campañas son de ventas, por lo que tendrás que saber exactamente qué quieres conseguir antes de trazar el plan a seguir para lograrlo.
  • Económico: si tu objetivo es económico, las acciones que emprendas serán ligeramente distintas ya que tendrás que saber exactamente en qué etapa se encuentra tu cliente potencial e invertir tus esfuerzos solo en llegar a esas personas que se encuentren en el momento de compra.

Para trazar tus objetivos económicos te será de gran ayuda conocer las distintas etapas que componen los diferentes ciclos de vida de tu cliente ideal. Echa un vistazo a ESTA ENTRADA sobre el tema antes de continuar leyendo.

Invertir en Facebook Ads para venta directa a personas que no te conocen puede que no sea la mejor idea. Pero tal vez puedas promocionar un reto o lead magnet relacionado con la propuesta de pago que les harás llegar tiempo después de unirse a tu lista. En este caso, tu primer objetivo sería de visibilidad y, más adelante, una vez hayan comenzado su ciclo contigo, empezarían los objetivos económicos.

Por supuesto, estos objetivos necesitan pasar el filtro SMART:

  • Específico: muy concreto, no te disperses. Simplifica y unifica tus fuerzas para ir en la misma dirección.
  • Medible: necesitas saber dónde empieza y dónde termina, sobre todo a la hora de analizar los resultados obtenidos.
  • Alcanzable: adaptado a la etapa real en la que te encuentras, teniendo en cuenta los recursos y herramientas que ya tienes y los que necesitas conseguir. Tal vez necesites diseñar un plan para conseguir lo que necesitas antes de desarrollar tu objetivo inicial.
  • Retador: porque sin motivación, caemos en la frustración. Piensa qué conseguirás cuándo hayas cumplido tu objetivo para mantener tu motivación y creatividad activas.
  • Timing: por muy flexibles que sean tus tiempos (los míos lo son), necesitas hacer un cálculo aproximado de cuándo iniciarás y finalizarás cada acción. Sobre todo si quieres planificar una estrategia promocional para un día específico, como ocurre en este caso con el BlackFriday que es cuándo es.

 

Por ejemplo, un objetivo general para mi campaña del BlackFriday podría ser:

  • Quiero captar 500 nuevos suscriptores durante los 30 días previos al BlackFriday para realizar un reto de 5 días dónde mostraré 5 tips básicos para crear un infoproducto con demanda real y tras el reto, comenzará mi campaña de ventas con los suscriptores más activos dónde ofreceré una mentoría individual para acompañar a 5 personas durante la creación, lanzamiento y mejora de su infoproducto.

 

Mi objetivo es concreto: Visibilidad: 500 nuevos suscriptores para mi reto previo a la venta. (Aquí tendré que desglosar las acciones y pasar cada una de ellas por el filtro smart de nuevo).

Mi objetivo es medible: Puedo saber si he llegado o no a 500 suscriptores. Si no lo he conseguido a 15 días del fin de la campaña de visibilidad, puedo trazar un plan de colaboraciones alternativo para impulsar mi visibilidad y alcanzar mi meta. Tengo que tener en cuenta que mis ventas aumentarán si tengo 500 suscriptores en vez de 100.

Mi objetivo es alcanzable: Porque he previsto una serie de acciones que aplicaré durante 30 días para llegar a 500 suscriptores y pasar a mi objetivo de ventas: 5 clientes de procesos mentorizados posteriores al reto.

Mi objetivo es retador: Tengo que conseguir 500 nuevos suscriptores, conectar con ellos durante 30 días, mantener su interés y despertar su deseo antes de llegar al proceso de ventas. El resultado será que venderé las 5 plazas desbloqueadas para mi mentoring individual, ayudaré a esas personas a crear su infoproducto con mi metodología y podré mejorar mi propuesta para el próximo lanzamiento gracias a su feedback.

Mi objetivo está delimitado en el tiempo: El BlackFriday es cuándo es, por lo que ese día tengo que tener mi estrategia de ventas preparada. Pasado ese viernes (o el finde, si decido mantenerlo un par de días por cuestiones de flexibilidad horaria), podré cerrar la campaña, analizar resultados y anotar mejoras para la siguiente.

Por supuesto, este objetivo general o proyecto, lo dividiré y desglosaré en pequeñas acciones muy concretas y específicas que pueda filtrar de igual forma y que me permitan detectar si en algún punto del proceso hay algún conflicto que necesite mi intervención directa.

Puede que durante el reto descubra que lo que yo pensaba que era el principal interés de mi audiencia respecto a crear infoproductos, sea secundario para ellos y prefieran aprender otro que yo había marcado como menos importante. En ese momento, al detectar el conflicto, puedo aplicar las modificaciones necesarias a mi propuesta final de ventas. Si no realizase un seguimiento del desarrollo de cada actividad, este detalle se me habría pasado y el índice final de conversiones sería inferior.

 

Paso Dos: El Desarrollo

 

Durante la campaña necesitaré, como has podido comprobar, estar muy presente y practicar la escucha activa y empática. Quién dice escucha, dice lectura. Para ampliar información sobre las habilidades imprescindibles que necesitas desarrollar para diseñar tu estrategia de comunicación, te recomiendo leer ESTA ENTRADA antes de continuar.

Mi objetivo es enseñarte a adaptar mis estrategias a tu propia idea y para eso, necesitamos que estés muy comprometida con la fase de puesta en práctica. Si no, te limitas a consumir información que al no aplicarla, no te dará ningún tipo de resultado, solo llenarte la cabeza de pájaros y hacerte sentir agobiada y estresada solo de pensar en ponerte a diseñar tu propia campaña promocional.

Por lo tanto, durante el desarrollo de tu estrategia necesitas ESCUCHAR ATENTAMENTE a tu comunidad, observarla, analizar cada una de sus acciones, recopilar sus comentarios, dudas, aportaciones… absolutamente todo suma y aporta, incluso las críticas que a veces calificamos como destructivas porque nos ofenden de alguna forma.

Piensa que si alguien critica alguna de tus acciones, es porque esa acción le ha causado algún tipo de molestia. No siempre somos claras a la hora de decir exactamente qué es lo que nos ha molestado, nos resulta más sencillo atacar utilizando los síntomas, lo que vemos. Lo que sentimos, la causa real de nuestro enfado, nos la guardamos para nosotros y no solemos compartirla.

Si durante el desarrollo de tu promoción recibes alguna crítica negativa, presta atención. No te pongas a la defensiva, pierdes una oportunidad maravillosa para aprender y mejorar. Analiza qué puede haber ocasionado esa crítica. Porque siempre suele provenir de lo que estás comunicando tú. Recuerda que atraes al tipo de personas que conectan con tu mensaje, algo has dicho o hecho que ha atraído a esa persona a tu campaña.

Una vez detectado el origen de la crítica destructiva, si descubres que no aporta nada positivo a tu negocio y que en realidad a ese tipo de perfil que te ha criticado no puedes ayudarle porque no conecta con tus valores y filosofía, puedes dar por concluida vuestra relación y decirle amablemente que tu metodología no le será útil y, por lo tanto, como tienes derecho de admisión, no puedes ayudarle.

Y una vez cerrado el proceso con esa persona, revisa tu estrategia de comunicación, sobre todo el punto que haya ocasionado este suceso y aplica las modificaciones oportunas para que no vuelva a repetirse esta situación. Pero recuerda, todo es aprendizaje y crecimiento. Siempre encontraremos personas que no comulguen con nuestras propuestas, la parte positiva es que escuchándolas podemos descubrir dónde flojea nuestra estrategia de comunicación y captación.

Por lo tanto, durante el desarrollo de tu promoción, mientras llevas a cabo los objetivos y acciones que has planificado y desglosado para compartir contenido de valor previo a tu propuesta de ventas, aprovecha para filtrar tu comunidad y quedarte solo con los que suman y multiplican. Calidad sobre cantidad, siempre.

Durante tu campaña previa a la venta, puedes compartir distintos contenidos dependiendo de la etapa en la que se encuentren tus suscriptores:

  • Nuevos: acaban de conocerte a través de publicidad o recomendaciones. El primer paso es compartir con ellos tus valores, filosofía, misión y visión personal y profesional. Asegurarte de que encajan en el perfil de público con el que quieres trabajar. Y después, diseñar un tipo de contenido educativo enfocado en presentarles las ideas básicas relacionadas con tu metodología para que ellos mismos lleguen a la conclusión de que te necesitan para seguir creciendo. Para finalizar, puedes compartir testimonios de clientes felices, resultados esperados después de trabajar contigo que les motive e inspire, datos que prueben que tus soluciones son prácticas y ofrecen resultados reales.
  • Ya te conocen pero no te han comprado: En este caso, nos centraremos en el contenido educativo y motivacional, para mantener su interés y despertar, poco a poco, su deseo de probar nuestra solución de pago.
  • Ya son clientes: Y con estos últimos, yo me animaría a ofrecerles un trato más personalizado. Animarles a presentarte, compartir sus resultados, hablar de sus experiencias contigo, lo que ya han logrado y esperan lograr con esta nueva propuesta.

 

Si en tu campaña previa al BlackFriday te entran los 3 tipos de perfil, teniendo en cuenta que los mantendrás activos durante 30 días más o menos, sería interesante sumar al reto acciones enfocadas a las actividades que acabamos de ver. Puedes intercalarlas para que tus clientes actuales no se aburran con el contenido educativo y motivacional que ya conocen.

Estas acciones puedes hacerlas en distintos formatos, siempre teniendo en cuenta las preferencias que hayas detectado en tu comunidad: vídeo directo o grabado, pdf, ebooks, audios y podcast. Si tu comunidad, como la mía, siente que uno de sus problemas es la flexibilidad horaria, prueba con un formato descargable que puedan consumir a su ritmo, tipo PDF o mp3.

Lo importante es que durante este periodo estés muy presente, ya sea en directos o por escrito, animes a los participantes a interactuar, probar, pasar a la acción y compartir resultados. Deja claro, eso sí, que en un reto de este tipo no puedes resolver las dudas más complejas pero que, al finalizar, recibirán una propuesta especial dónde podrás atenderlos de forma individual para dar salida a todas sus posibles dudas.

 

Paso Tres: La Venta

 

Si en el paso anterior has estado muy presente, la fase de ventas surge de forma natural. Ya te habrán preguntado sobre esa propuesta especial y puede que, incluso, hayas tenido las primeras reservas por privado.

Si estás vendiendo un producto/servicio de gama alta, ten en cuenta que antes de comprar necesitarán hablar contigo sobre detalles, garantías, procesos… por lo tanto, siempre puedes diseñar una landing promocional privada que puedas enviar por privado a los participantes más activos antes incluso de hacer la propuesta en el grupo de trabajo.

Al hacerlo así, podrás utilizar la estrategia que se ve tanto últimamente y comentar que antes de lanzar de forma oficial ya has tenido algunas reservas. Es cierto, ya han reservado algunas plazas, pero no por obra de magia, sino porque tú les has enviado la propuesta antes por privado. Esta estrategia la utilicé en la preventa de mi curso Publica tu Ebook en Amazon y es muy efectiva. Sí, también para cursos de gama media/baja.

Esta estrategia incluso puede automatizarse si utilizas un bot en Facebook. Puedes programar tu bot para enviar la propuesta personalizada a cada persona que deje un determinado comentario en una de las publicaciones de tu fanpage. Imagina que haces un webinar final de resolución de dudas en tu fanpage para obtener mayor alcance, si activas tu bot, puedes mencionar al final que si escriben la palabra que tu hayas programado en tu bot en comentarios, recibirán una propuesta especial por privado para agradecer su asistencia.

Así, el proceso de ventas, a pesar de empezar de forma automática a través de tu bot o del privado que tú les envías de forma individual si no tienes bot, sigue de forma más personalizada cuándo acceden a la landing y te consultan posibles dudas. Aquí sería buena idea instalar un chat en tu web para que les resulte más sencillo contactarte, sobre todo si lo que vendes es de gama media/alta y entra en escena la mente lógica para justificar la compra como una inversión y no como un gasto.

Y, por supuesto, todo este proceso también puedes hacerlo creando un embudo en tu plataforma de email marketing dónde les presentes la promoción inicial y los distintos recordatorios cuándo se acerque el final de la misma. En ESTA ENTRADA te contaba los pasos básicos para hacerlo y te recomendaba el curso de mi compañero Alejandro Novás sobre este tema que es súper completo.

Mi consejo es que simplifiques, no te vuelvas loca aplicando todo lo que acabo de compartir contigo. Haz distintas pruebas, combina un par de estrategias, analiza los resultados que obtienes y quédate con la que mejor encaje contigo y tu comunidad. Puede que mi comunidad prefiera que contacte con ellas por email y la tuya prefiera los mensajes directos. Solo lo sabrás probando ¿verdad?

 

Paso Cuatro: El Análisis

 

Si has definido bien tus objetivos y sabes a ciencia cierta lo qué querías lograr antes de empezar, este último paso será sencillo. Solo tienes que revisar si con todo lo que has aplicado has cumplido el logro que te marcaste al inicio de la campaña, ya sea de visibilidad, ventas o ambos combinados.

Por eso es tan importante anotar todo lo que va sucediendo durante tus campañas. Tanto lo que etiquetamos como positivo como negativo. En la revisión final podemos detectar conflictos que pasamos por alto durante la etapa de desarrollo pero que ahora nos servirán para aplicar modificaciones y mejoras en la siguiente campaña.

Recuerda que esto no va de ser perfecta, sino más bien flexible y adaptable, estar en mejora continua y aprender mucho más de tus errores que de tus aciertos. Con esta actitud positiva serás capaz de mejorar tus resultados futuros sin que decaiga tu motivación y compromiso con ofrecer siempre lo mejor de ti misma.

Solo trabajando con resultados reales serás capaz de tomar decisiones cada vez más conscientes, personalizar y adaptar a tu idea todas las estrategias que aprendas de otros profesionales y mantener intacta tu autenticidad e integridad a pesar de que a veces encuentres personas críticas en tu aventura online. No es lo que nos pasa, sino cómo reaccionamos ante lo que sucede a nuestro alrededor, lo que puede marcar la diferencia entre una emprendedora comprometida y otra desmotivada.

 

infografia_campaña_promocional

 

Además, he diseñado una plantilla para que te sea más sencillo hacer una planificación inicial + revisión de objetivos y mejoras sin volverte loca. Puedes descargarla de forma totalmente gratuita (sin suscribirte a nada), desde el siguiente enlace e imprimir tantas como necesites:

 

DESCARGAR PLANTILLA REVISIÓN DE OBJETIVOS

 

 

Así que te animo a probarlo, obtener tus propios resultados, analizarlos de forma consciente prestando atención a cada detalle y enfocarte en cómo mejorar, no en todo lo que salió mal. Además, ya sabes que si quieres ampliar información o que te acompañe durante el proceso, puedes visitar mi página de mentorías estratégicas, mi membresía privada o echar un vistazo a los cursos relacionados con el contenido de esta entrada.

¡No olvides pasar por aquí y compartir conmigo tus resultados! Seguro que aprendemos mucho juntas.

 

Cursos recomendados:

 

 

Sigue aprendiendo:

diseño y estrategia para mujeres emprendedoras

Diseñadora de webs con alma, mentora y formadora de emprendedoras creativas que quieren hacer realidad su idea y crear un negocio online único conectado con ellas.

Pin It on Pinterest

Share This