Uno de mis sueños de infancia era ser escritora. Fue uno de los motivos por los que me decidí a estudiar Filología Hispánica. Leer y escribir me apasionaba pero, después de perder la vocación, ni me imaginaba que mi sueño llegaría a hacerse realidad algún día.

Y es que el destino es así de caprichoso, cuándo menos te lo esperas, los sueños del pasado vuelven al presente para materializarse ante tus narices dejándote con cara de boba y una sonrisa de felicidad que te hace volar. Porque sí, los sueños se cumplen si crees en ellos y te comprometes de verdad. Pero claro, con soñar no basta, hay que pasar a la acción.

Estoy segura de que si alguna vez, como yo, has jugado con la idea de escribir un libro, la historia de Miriam Escacena de Comunicación con Bebés ¡te va a resultar de lo más inspiradora! Ponte cómoda, que viene pisando fuerte ¡te leo en comentarios!

 

“Dicen que en esta vida hay que hacer tres cosas muy importantes: tener un hijo, plantar un árbol y…, ¿te gustaría hacerlo realidad? En este artículo te  voy a contar paso a paso cómo es el proceso de cumplir el sueño de publicar un libro, algo que creo que nos emociona a más de una, pero que a veces vemos como algo inalcanzable.

Afortunadamente, a día de hoy no es así, y si yo he podido hacerlo, tú también puedes, ¿por qué no?

escribir un libro miriam

 

La motivación

La idea de escribir un libro me rondaba la cabeza desde hacía mucho tiempo (unos tres años), pero me parecía algo complicado y siempre encontraba muchas dificultades, el auto-sabotaje del emprendedor, ¿te suena? Creo que lo más importante es que encuentres algo que realmente te dé un empujón fuerte para lanzarte a cumplir tu sueño.

Por ejemplo, lo que me pasó a mí es que fui seleccionada por el portal Ciudadano 2.0 para contar mi caso como el de una “persona normal” que  comienza a escribir un blog sobre lo que le apasiona y, poco a poco, lo va convirtiendo en su modo de vida. Presenté mi candidatura en el mes de enero y en febrero me comunicaron que publicarían la entrevista en mayo, así que decidí hacer algo nuevo aprovechando la visibilidad que iba a tener por esta publicación, y esta fecha fue el deadline que me animó a darlo todo porque el proyecto saliese adelante.

Miriam Escacena Comunicación con Bebés

Tenía tres meses por delante, poco tiempo, pero recordaba que una vez me habían hablado de un reto que consistía en escribir un libro en el mes de noviembre, así que, si eso era posible, pues también debería poder hacerse en tres meses. El National Novel Writting Month reúne todos los años a un gran número de participantes que comienzan a escribir el primero de noviembre y tratan de crear una novela de aproximadamente 175 páginas (50,000 palabras) antes de la medianoche del 30 de noviembre. Es un gran desafío, pero muy motivante a la vez.

En mi caso personal, hace más de cinco años que comencé mi emprendimiento, que llevo a través de la web Comunicación con Bebés, un proyecto que me apasiona relacionado con el mundo de la infancia y la educación, y durante este tiempo, además de escribir en mi blog, también he ido publicando en varios medios, por lo que se puede decir que yo ya tenía toda la información e ideas en la cabeza, y solo tenía que ordenarlas, aunque
luego el trabajo ha sido mayor de lo esperado, pero desde luego muy emocionante.

El mayor reto quizá haya sido el lograr sacar la máxima productividad al tiempo del que disponía, sobre todo teniendo en cuenta que tengo dos niños en casa, que el pequeño sigue siendo un bebé y en algunas ocasiones he tenido que hacer revisiones con él al pecho, pero por otro lado es lo mejor de llevar a cabo un emprendimiento que puedes hacer desde casa, la posibilidad de tener una conciliación real.

Para aquellos momentos en los que necesitaba concentración sin distracciones para poder organizar adecuadamente el contenido y plasmar las ideas adecuadas sí que me he quitado alguna hora de sueño, ya que el silencio de la noche es el momento de paz en el que podía dedicarme al 100% al proceso creativo.

 

Opciones de publicación

Afortunadamente, hoy en día los pequeños autores/creadores tenemos muchas más opciones para publicar. Ya no es necesario escribir el bestseller del siglo por el que se peleen las grandes editoriales, e incluso podemos autopublicarnos. Voy a explicar cada una de las posibilidades para que quede todo lo más claro posible y pueda ayudarte a cumplir tu sueño.

 


Editoriales Tradicionales

En el pasado yo había colaborado con una editorial redactando textos para oposiciones y conocía un poquito el mercado: normalmente el autor recibe como máximo un 10% del precio de venta del libro. Este es un dato que suele sorprender bastante la primera vez que te lo dicen. ¿Cómo es posible que el creador de la obra se quede tan poco?

Hay que tener en cuenta que además de la propia redacción es necesario realizar otros trabajos muy importantes, como la corrección profesional, la maquetación, la impresión y la distribución, y de todo esto se encarga la editorial para que el autor pueda poner el foco en la creación.

 

Autopublicación

En mi caso, lo primero que se me pasó por la cabeza fue autopublicarme en Amazon. Muchas veces se habla de este portal como la librería más grande del mundo, por lo que es algo que hace mucha ilusión y además ahora parece que está muy de moda.

Muchos pequeños autores hablan maravillas de la autopublicación en este marketplace, y no hay más que ver el caso de éxito de Celia con sus libros, pero después de investigar a fondo todas las condiciones encontré que hay opciones también muy interesantes cuando tu interés principal es publicar en papel.

La ventaja principal de Amazon es que no hay que invertir: escribes el libro, diseñas la portada y subes todo el contenido directamente a Createspace para libros en papel o a Kindle Direct Publishing para libros en formato digital. En caso de que quieras venderlo solo en versión Kindle, todo es muy rápido, y si quieres venderlo también en papel, ellos se encargan de hacer la impresión, pero tienes que ser consciente de la calidad que obtendrás, que ciertamente no es la mejor de todas, y de que la maquetación que prepares tiene que ser perfecta para que luego no te encuentres sorpresas desagradables como el lomo, portada y contraportada fuera de márgenes.

Para una novela de texto corrido con un diseño de portada sencillo puede ser una opción, pero para un libro con maquetación complicada o muchas imágenes y fotos como el mío, es más difícil que todo quede bien, y la posibilidad de hablar con un técnico o pedir una revisión de tu maquetación cuesta alrededor de 100€.

Ejemplos de páginas interiores del libro Comunicación con Bebés

Hay muchas “leyendas urbanas” en este aspecto, y yo quiero aclararlo todo, por lo que puedo ponerte como ejemplo el caso real de una amiga para que te hagas una idea: ella tiene su libro en Amazon en versión papel por 15 €, de los cuales obtiene unas regalías de 2,40€ por cada ejemplar vendido. Amazon te da el precio de costo del libro (que suele ser caro porque la impresión es de uno a uno), y a partir de ahí tú puedes elegir libremente el precio de venta al público. Puedes fijarlo a 20€ y, por su puesto, el beneficio por unidad será mayor, pero si estableces un precio por encima de mercado también es evidente que venderás menos, así que hay que encontrar un equilibrio.

El beneficio es menor cuando hay páginas a color, así que no hay tanta diferencia con una editorial tradicional en cuanto al beneficio, pero las editoriales se preocupan de que la calidad de la maquetación e impresión sea perfecta, así como de la distribución, un punto a tener muy en cuenta en los casos de autopublicación, ya que tiene que hacerlo el autor.

Por eso es muy importante reflexionar sobre cuál es tu objetivo principal a la hora de publicar. No somos escritores profesionales y desde luego no vamos a vivir de esto, ¡ojalá algún día si!, así que quizá lo que realmente queremos, además de cumplir un sueño, es mejorar nuestra marca personal y posicionamiento en una temática específica que pueda abrirnos las puertas a más oportunidades, y si es eso no el tema del beneficio por libro no nos importará tanto.

 

Co-edición

Esta es una nueva opción con la que a veces se encuentran los autores nóveles cuando empiezan a enviar su obra a diferentes editoriales. Se les suele vender con muy “buen envoltorio”, pero la realidad a veces no es como la pintan. Hay que fijarse muy bien en todos sus servicios (si ofrecen corrección, maquetación profesional, etc.) y en las condiciones de pago.

Muchas veces parece que va a ser gratis cuando, en realidad, tienes que pagar la producción, o utilizan eufemismos como “asegurar la venta” para obligarte a costear los libros que no se hayan podido vender en una presentación, imponen presentaciones fuera de tu ciudad, etc. He hablado con algunas compañeras que han tanteado esta opción y no les ha gustado nada cuando han conocido los detalles.

 

Otra opción menos conocida

Como dije, en un primer momento lo primero que se me vino a la cabeza fue la autopublicación, pero igualmente no podía encargarme yo de todo, ya que para asegurar una buena calidad tenía que contar con un profesional que me ayudase con la corrección y maquetación. Por muchas veces que leas el mismo texto y seas un “crack”, en la redacción, hay errores que se te pasan, y en el caso de mi libro, al tener una parte visual importante, la
maquetación era muy complicada: la segunda parte del libro son fotos de los signos, con la palabra en inglés y en español y la explicación de cómo hacerlo, y puedo asegurar que mi editora se volvió loca cuadrando más de 200 fotos y añadiendo flechitas y cuadros, desde aquí le doy las gracias porque desde luego se ganó el cielo.

Ejemplos hojas interiores del libro Comunicación con Bebés

Por supuesto, puedes apoyarte en correctores digitales, (como a veces hacen las editoriales de coedición), pero no hay nada como una persona de carne y hueso que además tenga experiencia en el tema.

Un corrector no solo domina la ortografía, sino que es alguien acostumbrado a leer letra por letra para que no se le pase nada, que tiene cuidado de unificar todo el estilo (números con cifra o con letra, “quizás” o “quizá”, mayúscula o minúscula…), que atiende a la coherencia de las frases,  concordancia, errores de expresión, sintaxis, leísmo, loísmo y laísmo, puntuación, redundancias, cacofonías, tiempos verbales, etc.

En total, si decides autopublicarte, podrías llegar a tener que atender estos costes aproximados:

  • Revisión de tu obra con un editor de contenido: unos 300 €
  • Revisión ortotipográfica: unos 300 €
  • Portada profesional: unos 150 €
  • Maquetación y formato de tu eBook: unos 150 €
  • Trámites legales (registros, ISBN): entre 50 y 200 €

Y además de esto, tienes que aprender al menos estos temas:

  • Cómo subir el archivo de tu libro a Amazon y otras plataformas.
  • Cómo gestionar la promoción de tu libro.

En total, estamos hablando de casi mil euros sin contar la impresión, que es el proceso más caro, para que tu libro tenga la calidad que merece, (a no ser que quieras tenerlo sólo en Kindle). Puede ser menos si consigues mejores precios o si te arriesgas a hacer tú alguno de estos procesos, siempre tendrás que buscar un equilibrio entre calidad y costos.

Por estas razones y para poder poner el foco en lo importante, que era la propia creación del libro, aposté por contactar con una editorial que  incluyera en su contrato todos estos servicios. Finalmente, encontré la opción que me ofreció Cristina Medrano de Cuatro Hojas, que podría
decirse que es una editorial de autopublicación, pero es mucho más que eso. Se hizo cargo de todos los temas técnicos, revisión, maquetación, obtención del ISBN, licencias, etc. Y además de todo eso, se encargó de mandar el libro a imprenta y resolver cualquier incidencia.

En mi caso, lancé la primera edición en México, porque es donde estaba viviendo el año pasado expatriada con la familia, y quería ofrecerlo a mis alumnos como complemento a los cursos que imparto regularmente.

Cuando recibí el libro encontré un problema de calidad bastante importante, y tuve una desilusión tremenda que me hizo estar preocupada varios días. Finalmente, todo se resolvió con éxito: la editorial medió con la imprenta y ellos aceptaron su error e hicieron una re-impresión completa sin coste, no quiero pensar la comedura de coco que hubiera sufrido si hubiese estado sola ante esta reclamación, y la verdad es que poder  despreocuparme fue un gran alivio.

 

Todo esto me hace preguntarme nuevamente, ¿qué hubiera pasado si este problema me lo hubiera encontrado con la impresión en Amazon? ¿Habría podido reclamar de la misma manera? ¿Tendría que haber vuelto a pagar otros 100 € para hablar con otro técnico y explicarle lo que estaba pasando?

 

La financiación

Tal y como he ido comentando anteriormente, en función de las diferentes opciones de publicación necesitas hacer una inversión previa. En mi caso, los costes del servicio completo de la editorial ofrecen un margen muy amplio y pueden ser asumidos perfectamente. Por ejemplo, si imprimes una tirada de 100 ejemplares un libro que puedes vender al mercado por unos 15 € puede tener un coste unitario de alrededor de 6 €, y evidentemente, si haces una impresión de 1000 ejemplares el beneficio será aún mayor. Así que puedes cumplir fácilmente tu sueño por unos 600-700 € de inversión
inicial, recuperándola con la venta y obteniendo después un beneficio.

Además, existe la posibilidad de organizar una campaña de micromecenazgo, algo que también funciona muy bien para los pequeños autores que tienen miedo a arriesgar o no disponen de liquidez para hacer poder hacer una inversión inicial. Hoy en día hay varias plataformas que ofrecen todo el sistema para publicar proyectos, así como pasarelas de pago completamente seguras. Yo lo hice con Kickstarter , ya que es la que mejor funciona en México, y en España repetí con Verkami.

El autor tiene que presentar su proyecto, explicar todos los detalles y fijar la cantidad económica que necesita recaudar para hacer realidad su sueño. Los proyectos han de ser aprobados por la plataforma, y una vez que se publican, la idea es dar la mayor difusión posible para que el público pueda adquirir el libro en preventa a cambio de unas mejores condiciones, (puede ser menor precio, una dedicatoria personalizada, envío gratuito,
recompensas..etc).

En mi caso tenía muy claro que el proyecto iba a salir adelante, ya que llevaba más de cinco años trabajando ofreciendo mis cursos y el libro era una necesidad de mercado (muchos de mis alumnos me lo demandaban). Podía asumir los costes de producción para hacer realidad el libro, pero la idea de la campaña me pareció interesante para testear el mercado y para también empezar a hacer promoción.

Lo “divertido” de la plataforma con la que he trabajado (Kickstarter, que funciona igual que Verkami) es que el funcionamiento es todo o nada: si se llega al objetivo económico en un plazo fijado -que suele ser de 30-40 días-, el autor recibe el dinero para llevar a cabo el proyecto, y si no se llega, tampoco se cobra nada a los mecenas que hayan querido hacer aportaciones, por lo que no hay ningún riesgo.

El periodo que dura la campaña es un poco estresante, por aquello de preguntarte cada día si llegarás al objetivo, pero he de decir que la experiencia es de lo más gratificante, sobre todo el darte cuenta de la gran cantidad de personas que se unen a tu ilusión y están dispuestas a colaborar contigo y ayudarte. He tenido grandes compañeras del mundo del emprendimiento online que me han ofrecido sus mejores productos como recompensas para el crowdfunding de forma totalmente altruista, y eso es precioso, (aquí te dejo el enlace a la última campaña ya finalizada por si quieres echar un vistazo y tomar ideas).

 

Finalmente, pude hacer realidad este sueño que hace unos años veía inalcanzable y, echando la vista atrás, me doy cuenta de lo importante que ha sido contar con ayuda desde el principio. El sentir que no estás sola con una idea loca, que se puede hacer realidad y que hay una editorial detrás que se va a preocupar de todos los detalles técnicos es algo que te ayuda a comprometerte.

 

Y después…

El siguiente paso es el de la promoción, una experiencia también muy bonita porque te da la posibilidad de contar en primera persona y ante tu público cómo es el libro y qué objetivo tiene. En su día hice un curso con una periodista para aprender a hacer notas de prensa y dirigirme correctamente a los medios de comunicación y la verdad es que le estoy sacando muchísimo provecho ahora mismo (ya me han realizado varias entrevistas en los portales más relevantes de mi nicho).

La editorial también está haciendo máxima difusión, así que una vez he regresado a España estoy haciendo presentaciones y empiezo el año  organizando calendario en varias ciudades. Lancé la segunda edición en versión española, (ya que la primera la “traduje” al mexicano), y la vendí en solo una semana. Ya voy por la tercera y el libro se vende en varios países del mundo, estoy tan emocionada que hasta me he creado un mapa interactivo en Google con los puntos de distribución:

A día de hoy ya vamos por la cuarta edición que además se está vendiendo en Amazon, tal y como quería hacer desde el principio, que por otra parte es una opción más de distribución en todo el mundo, así que ¡al final cumplo el sueño al completo!

Se trata de una experiencia preciosa, desde todo el proceso de creación, ya que ha sido como mi “tercer hijo” jeje, y todo el acompañamiento de personas que me han apoyado para conseguirlo y a las que estoy infinitamente agradecida. Este empoderamiento me ha empujado a seguir explotando mi creatividad y lanzar otros productos como flashcards para aprender a signar con los peques que las tengo también en formato digital en Amazon, pósters y muchas más cosas, como un programa completo de formación en la técnica ya que estoy ampliando equipo.

Y no solo eso, me ha abierto puertas muy interesantes, como haber tenido la posibilidad de dar una ponencia en la facultad de Trabajo Social de la Universidad Complutense de Madrid dentro de las Jornadas Compartiendo Capacidades, algo que realmente me ha hecho una infinita ilusión, poder ir a la Universidad a.. ¡hablar de mi libro, wuau!

Este mes hice una presentación en colaboración con la concejalía de cultura del Ayuntamiento de Las Rozas de Madrid, un curso en la escuela Montessori Villaje de La Piovera, en febrero estoy organizándome ya para viajar a Valencia y Murcia, ¡y en Marzo a Tenerife!

Como te decía al comenzar el artículo, si yo he podido cumplir este sueño, tú también puedes. Todos los años en el mes de julio se desarrolla el NanoWriMo Camp y durante ese mes hay un nuevo reto al que te puedes unir, aquí te dejo el enlace al grupo de Facebook en español para que puedas entrar cuanto antes y comenzar a sentir que tu sueño puede hacerse realidad.

Espero que te haya inspirado el artículo, ¡te leo en los comentarios! Y por su puesto mil gracias a Celia Espada por esta oportunidad.”

¡Muchas gracias a ti, Miriam! Y a seguir cumpliendo sueños con esa pasión y entusiasmo en 2018.

Miriam Escacena | Comunicación con Bebés

Miriam es autora del libro “Comunicación con Bebés”, fundadora de la asociación de crianza “Entre Nubes”, Educadora de Masaje Infantil por la organización internacional IAIM, instructora de lengua de signos para bebés, instructora de porteo, formadora de La Pedagogía Blanca y Guía Montessori de Comunidad Infantil.

Sigue aprendiendo:

¡Tengo un regalo para ti!

Mi agenda planificador anual para organizar tu año de forma flexible, productiva y a tu ritmo.

Acceso a mi Academia Haz Realidad tu Idea dónde encontrarás todas mis formaciones y talleres en modo autoestudio.

¡GRATIS!

Además, tendrás acceso a novedades y promociones muy especiales que recibirás por correo.

¡Hecho! Ahora revisa tu bandeja de correo electrónico para confirmar tu suscripción. También la carpeta de spam o publicidad, porfa.

Pin It on Pinterest

Share This