Cuando alguien llega a nuestra web, lo primero que busca –inconscientemente- es que le caigas bien y sepas cómo ayudarlo. Sí, es así de fácil (y a la vez tan complicado y subjetivo).

No todo el mundo es tu cliente ideal ni vas a caer bien a todos. Esto, cuanto antes lo asumas y lo sepas llevar, mejor.

Ya llegue a ti por el blog, una página de aterrizaje o un anuncio de Facebook ads, necesita sentir esa conexión que sientes cuando conoces a alguien por primera vez, pero te da la sensación de que lo conoces de toda la vida.

A eso, debes unirle que espera que tú sepas mucho, pero mucho, sobre lo que hablas y espera también ver cómo predicas con el ejemplo para saber si puede fiarse de ti.

Cuando llega ese momento, debes mostrarle que eres la solución a sus problemas, la respuesta a sus deseos y el empujón de su negocio.

¿Cómo? Generando la confianza necesaria para que se sienta seguro de dar el primer paso de ponerse en contacto contigo, hacer clic en el botón de comprar o hablarles de lo maravillosa que eres a sus conocidos.

Como ves, todo se basa en la confianza. Por eso hoy te traigo 3 puntos clave que harán que tus clientes potenciales confíen en ti y quieran dar ese primer paso contigo.

MUÉSTRATE CERCANA

 

Y con cercana, me refiero a que le hagas comprender que te preocupas por él, que sabes cómo se siente, que conoces lo que está pasando y que sabes cómo ayudarle.

Habla su idioma. No te líes con tecnicismos (a no ser que ellos los comprendan). Como norma general, las personas que buscan una solución a un problema, no dominan todas las áreas del mismo.
Si te centras en parecer una erudita en lugar de utilizar lenguaje llano y comprensible, pensará que estás fuera de su alcance, que vas de superior o que eres demasiado fría.

DEJA QUE HABLEN TUS CLIENTES

 

¿Quién mejor que clientes que ya hayan pasado por lo que él está pasando para que vea y compruebe que sabes de lo que hablas?
¿Se te ocurre una manera mejor?

Ahora mismo, está en un momento muy delicado tanto personal como profesionalmente (porque no nos engañemos, lo profesional nos afecta a lo personal. Ese límite se disipa tanto en lo bueno como en lo malo).

Quiere ayuda porque tiene un problema que solo no puede solventar. Necesita a una profesional que consiga resultados porque no quiere seguir como está. Quiere un cambio real.
Dale casos reales. Dale ejemplos. Dale testimonios.

Eso es lo que busca. Eso es lo que necesita para que, después de haber conectado con tu cercanía y tu personalidad, empiece a confiar en que eres la solución a su problema.

Necesita ver que, contigo involucrada en su negocio, va a poder dormir por la noche tranquilo porque tú te estás encargando de lo que a él le supera.

NO DEJES NADA EN EL AIRE

 

Solo piensa en aquello que más puede echar para atrás en la toma de decisiones. Es fácil. La falta de información. Las medias tintas. Las verdades a medias. Llámalo como quieras.

Cuando buscamos solucionar un problema, no nos van los misterios, las intrigas o las adivinanzas.
Buscamos una solución y la queremos ya porque nuestro negocio se está viendo afectado y nuestra vida va por el mismo camino.

No estamos para tonterías. Queremos saberlo todo para poder tomar esa decisión que va a cambiar el rumbo de nuestro negocio y sentirnos seguros de ella (y de ti).

PIENSA EN LO QUE TÚ QUERRÍAS ENCONTRAR Y PODRÁS DARLE LO QUE NECESITA

 

Sí, sé que es un subtítulo un tanto extraño para la conclusión final de este artículo, pero es lo que mejor resume lo que debería ser tu modo de actuar para generar confianza.

  • Plantéate por un momento que eres tú la que tiene ese problema, la que está sufriendo en su piel ese dolor tan intenso de ver cómo no llegas a todo, que no sabes hacer lo que necesitas hacer o que tu negocio necesita algo para sobrevivir que tú no puedes darle.

Pasa esa sensación a tus textos y se sentirán comprendidos.

  • Después piensa qué tipo de ejemplos y casos reales te gustaría encontrar. Puede que prefirieses algunos centrados en el proceso, otros en el cambio, otros en el retorno de la inversión…

Haz una mezcla y ofrécele a tu cliente un poquito de todo, que tenga donde elegir, que vea procesos, cambios y resultados positivos. Que vea que, contigo, está en buenas manos y que ya está tardando en contactarte.

  • Y por último, explícale todo lo que te gustaría que te explicasen a ti. Es una decisión importante y no puede hacerse a la ligera. Dale beneficios emocionales, resultados, características, información sobre el proceso, sobre lo que se lleva, qué incluye…

Dáselo todo. Que no pueda poner pegas. Que no necesite buscar más porque en ti ya lo ha encontrado todo.

 

Eres lo que buscaba. Y encima, ha conectado contigo. Te has metido en su mente. Y, como guinda, ya has conseguido resultados antes para tus clientes.

Lo tienes todo. Enhorabuena. Ahora te está contactando.

Sigue aprendiendo:

magia copywritting maría bolivar

Creadora de conexiones , escritora estratégica y “reveladora de esencias”. Ayudo a creativas a atraer clientes que valoren su trabajo, conecten con su marca y acaben pensando “la quiero a ella”.

Pin It on Pinterest

Share This